Recetas para dietas: ¡baja de peso comiendo más!


Hoy es el día destinado a empezar una dieta saludable para bajar de peso. Aquí te mostramos las recetas para dietas que lograrán tu objetivo. Pero además, te contamos algunos secretos que te alegrarán la decisión de vivir mejor que hoy has tomado.

Es posible que hayas decidido otras veces empezar una dieta y aunque te dieron resultado por algunos días, los kilos han vuelto y en menos tiempo. Eso se llama efecto rebote y tiene su razón de ser. Al entender porque nuestro cuerpo reacciona de esa manera podremos evitarlo.

Crea tus recetas para dietas
Planifica tu propios menús y ten la voluntad de cumplirlos

El secreto está en aprender a elegir mejor nuestros alimentos, aprender a combinarlos y las cantidades. Ya verás cómo con estas recetas para dietas bajas de peso sin pasar por hambre ni tremendos sacrificios de rutinas de ejercicios extremos, a los cuales muchas personas se someten.

Come más para bajar de peso

Aunque suene ridículo es totalmente cierto y no tiene engaños. Se trata de elegir los alimentos que tengan volumen, aporten saciedad, nutrición y menos calorías. ¿Existen esos alimentos? ¡Definitivamente sí!

No elimines alimentos de tu dieta

No elimines comida de tus recetas para dietas, reemplázalos por otros, pero no de manera definitiva. Por ejemplo, reemplaza un alfajor por una ensalada de frutas, pero no para siempre. Es decir, que no significa que nunca más vas a comer un alfajor en tu vida. Sólo deja el alfajor para comerlo en otro momento, un día feriado o un día que quieras agasajarte por haber cumplido una semana de una dieta saludable.

Varía cada uno de los menús expuestos en las recetas para dietas, de esta manera no te aburrirás y te sentirás muy cómodo de comer saludablemente.

Pequeñas metas, grandes objetivos

Lo que sí es importante es que tengas la voluntad de hacer caso a las decisiones que hayas tomado. Si hoy decidiste cambiar las papas fritas por una ensalada voluminosa de vegetales, tienes que cumplir. Esto te ayudará a tener pequeños objetivos diarios que se convertirán en grandes cambios a largo plazo. No solo a nivel alimenticio sino en todos los órdenes de la vida.

Come cosas ricas

El azúcar que tanto buscas, no solo se encuentra en los postres con mucha grasa, como los helados o medialunas. También se encuentra en algunos alimentos con muchas menos calorías como las frutas. Es decir, no necesitas comer comidas desabridas para bajar de peso. Solo tienes que elegir de manera inteligente los alimentos que son ricos y tienen menos grasa.

Ábrete a nuevos sabores, experimenta nuevas combinaciones de frutas y verduras. Cambia el azúcar por edulcorantes artificiales o naturales. Arma tu propio menú de recetas para dietas con comidas más saludables. Pero que sean ricas para ti, que disfrutes al comerlas hoy y en el resto de la semana.

Toma agua para bajar de peso
Incorpora más agua en tu rutina diaria

El agua adelgaza

Resulta que después de dar tantas vueltas, un vaso de agua te ayuda a bajar de peso. No quema grasa, simplemente limpia tu organismo de toxinas, mejora el funcionamiento general de todos los órganos y sacia. Todos estos beneficios con cero calorías.

Entonces, ¿por qué no incorporarla a tu rutina diaria? Toma la costumbre de llevar una botella de medio litro con agua vayas donde vayas. Notarás que tu organismo toma un respiro, un aire fresco cada vez que tomas unos sorbos de agua.

Tienes pensado salir a caminar, lleva el agua contigo, porque ayuda a tener más resistencia y evita los calambres en músculos.

Aunque solo se trate de agua, el estómago reacciona y por su trabajo exige energía al cuerpo que hace quemar grasa. Así que si tomas agua, comes menos, quemas más grasa de la que consumes y desintoxicas tu cuerpo. A mí me ha convencido…  ¿y a ti?

Come más veces durante el día

La idea de comer menos o no comer para bajar de peso es una noción antigua que no da resultado. No sólo sufres, sino que también hace mal al organismo y al finalizar, los kilos vuelven de un solo golpe.

Entonces, cual es la nueva tendencia que facilita bajar de peso sin causar daño a nuestra salud, que en definitiva es la razón principal por la que deseamos adelgazar. El hecho de querer empezar una dieta significa que deseamos lucir mejor físicamente y sentirte más saludable.

La clave está en comer varias veces al día, la misma porción que decidiste comer hoy en todo el día, divídela en varias porciones. De esta manera no sentirás antojos descontrolados de comer y tu humor no variará tanto.

Antes de cada porción toma un vaso de agua y trata de que la porción se vea abundante incorporando vegetales que abulten en tu plato. Lo que ves es importante para tu cerebro. De esta manera lograrás tener más saciedad a costo de menos calorías.

Recetas para dietas

Ahora sí vamos a hablar de cuáles son los reemplazos que deberías hacer en algunas recetas para dietas para potenciar tu objetivo de bajar de peso de manera saludable.

Combina los alimentos que te gustan
Aprovecha los alimentos que te gustan

Plato lleno siempre

Si ves el plato lleno de comida es probable que tu cerebro lo traduzca a saciedad cuando lo termines. Para ello tienes que cambiar el tamaño del plato por uno más chico y cambiar algunos alimentos. Por ejemplo, trata de disminuir las porciones de carbohidratos y proteínas y suma más vegetales.

Sírvete un pedazo más pequeño de carne del que estás acostumbrado e incorpora más cantidad de ensalada. Si comes junto a otras personas, aprovecha para compartir el postre con ellas.

Preparación de los menús

Es vital sumar cada componente que incorporamos en el menú y elegirlos inteligentemente. Las milanesas no están prohibidas, pero las puedes volver más saludable si en el rebozado incorporas ají y cebollita verdeo picadas junto al pan rallado.

Mucho mejor si las acompañas de ensaladas o salsas de vegetales y si la carne en lugar de ser de ternera es de ave o pescado.

Aquí encontrarás: Exquisitos menús para adelgazar