La receta más deliciosa de pollo al horno que puedes hacer ahora


¿Te gusta cocinar? Tanto si eres un experto entre fogones como si la cocina siempre ha sido tu asignatura pendiente, hoy te vamos a traer una receta muy fácil de hacer, deliciosa y con una presencia que te servirá para conquistar a tus invitados o simplemente para homenajear a tu familia con un plato rico los domingos. Te hablamos de esta receta de pollo al horno diferente a lo que estás acostumbrado a cocinar y a comer.

Y es que para comer rico en casa no hace falta ser un cocinero experto ni tener un gran presupuesto. Una carne tan sencilla como el pollo te puede dar mucho juego a la hora de crear tus elaboraciones y sorprender a tu paladar y al de los tuyos.

Te contamos a continuación todos los pasos que debes seguir para llevar a cabo esta receta de pollo al horno, los ingredientes que necesitarás y la mejor opción de presentación. ¿Te apuntas? Coge el delantal que comenzamos.

Otros artículos de interés: Más recetas de pollo para cocinar fáciles

Receta de pollo al horno con nueces y frutas

Ciruela desecada seca

Este plato, a pesar de su originalidad, es uno de los más tradicionales y fáciles de hacer. Se prepara en cualquier época del año y gracias a la presencia de frutas es un plato muy rico en nutrientes y vitaminas.

Ingredientes necesarios:

  • 4 pechugas de pollo
  • 4 manzanas
  • 500 ml de vino blanco
  • 50 gramos de pasas
  • 50 gramos de nueces
  • 50 gramos de ciruelas
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de brandy
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación de la receta:

como lavar la carne

Lo primero que te aconsejamos es preparar todos los ingredientes en cacharros individuales para cada uno de ellos. Es una técnica que muchos se saltan y simplemente van cogiendo los ingredientes según aparecen en la lista de pasos a realizar, pero otros preferimos tenerlos todos preparados en fila, esperando su turno. De esta manera, conseguimos un doble objetivo: por una parte, es una actividad bastante relajante y le aporta un toque visual a nuestra cocina. Por otro lado, aunque “perdemos” tiempo al principio, nos hace ir más rápido después y tener controlado, desde antes de comenzar la receta, que tenemos todos los ingredientes y todas las cantidades necesarias.

Una vez identificados los ingredientes y bien preparados, comenzamos elaborando el relleno del pollo.

Con las ciruelas partidas por la mitad y las manzanas cortadas en daditos pequeños, en un bol mezclamos ambos ingredientes junto con las pasas y las nueces. Es importante que la mezcla quede pequeñita, si no conseguimos hacer trozos pequeños con el cuchillo podemos darle un toque de picadora, pero ojo, no te pases porque no queremos tener una masa. Pretendemos conservar los ingredientes, con sus texturas y sabores, bien identificados, pero con un tamaño muy pequeño.

Ahora, cogemos las pechugas y las abrimos por la mitad aproximadamente hasta el último cuarto, es decir, no las abras enteras ya que con ellas vamos a hacer rollitos para que nuestro plato quede más vistoso. Salpimentamos el interior y añadimos unas cucharaditas de la mezcla que acabamos de realizar con las frutas y las nueces.

Ahora, enrollamos las pechugas formando un rulo y las cerramos con un hilo especial para este tipo de comidas.

Precalentamos el horno, bastará con 12 minutos a 180º, y mientras tanto marcamos las pechugas en una sartén con un poquito de aceite. Es importante que las marques bien por todos lados para que sea homogéneo. Cuando terminemos, las metemos al horno tan solo 8 minutos. Pon el temporizador para que no se te pase.

Durante el tiempo que dure este horneado, aprovechamos para preparar una deliciosa salsa. Lo podemos hacer por ejemplo con un poquito de vino blanco y un chorrito de brandy. Aunque puedes sustituir el brandy por lo que más te guste si conoces otra salsa similar. Reducimos el alcohol y añadimos el caldo de pollo, un poco de pimienta y unas pocas ciruelas para darle sabor.

Lo dejamos hasta que empiece a hervir y colocamos los rollitos para que se impregnen bien en la salsa. Bastará con 5 minutos más y listo. Puedes jugar con la temperatura de la vitrocerámica para que te quede más o menos cantidad de salsa. Ya sabes que si mantenemos hirviendo durante mucho tiempo, los líquidos tienden a reducirse.

Para servir:

menu para el dia de la madre

Por último, llega el momento del emplatado. El truco de hacer el pollo en rollitos es conseguir coger la misma cantidad de mezcla de frutas en cada cucharada, pero también que quede mucho más vistoso en el plato y parezca más elaborado, aunque como ya has visto en la receta y sus pasos a seguir es realmente sencillo y lo único que tienes que hacer es enrollarlo ayudándote de un hilo bramante.

Una vez terminada la receta, tendrías que sacar el pollo y quitar, con mucho cuidado para no quemarte, el hilo. Desenrróllalos y sírvelos, puedes hacerlo enteros o cortarlos en anillas, aunque procura hacer las anillas grandes para evitar que se deshilache la carne o se rompa el interior.

Colócalos a un lado del plato y al otro lado sirve el acompañamiento. Le puede ir bien unas patatas paja, rodajas de patata cocida, un poquito de arroz o si prefieres verduras una mezcla de zanahoria en tiras con judias verdes. La salsa la puedes servir directamente en el plato, sobre las pechugas o vertela en una salsera que colocarás en el centro de la mesa y que ayudará a que cada comensal se eche lo que más le apetezca.

Originalidad en la cocina

¿Alguna vez se te habría ocurrido una receta así? Si tu respuesta es negativa entonces está claro que no es que cocines mal, si no que te falta originalidad. De hecho, poca gente cocina mal como tal, simplemente no saben qué recetas pueden hacer o cómo aprovechar los ingredientes que tienen en casa. En este caso, hemos preparado una receta muy rica de pechugas de pollo al horno, una carne tan simple y habitual como esta nos puede dar muchísimo sabor.

Otra variante de esta misma receta de pollo al horno podría ser trocear los rollitos de pollo y mezclarlos con arroz y la salsa resultante del último paso. Crearás una especie de risotto o pollo con arroz caldoso que te va a hacer chuparte los dedos.

Para tener originalidad en la cocina basta con que eches un vistazo a páginas de recetas de internet, te bajes apps de cocina o simplemente recurras a los clásicos libros de recetas que todavía se venden físicamente en papel.

Redescubre el placer de cocinar e intenta innovar en, al menos, una sola receta a la semana. Poco a poco verás como aprendes a cocinar más y mejor y creas habilidades y nuevos trucos que ir aplicando a las distintas recetas que realices.

En este caso, te hemos enseñamos cómo hacer pollo al horno de una forma muy deliciosa, fácil y original. Déjanos en los comentarios o en las redes sociales qué otras recetas te gustaría tener, ya sea por ingredientes o por tipo de comida y trataremos de ofrecértelas muy pronto.

Comer es un placer, pero no te olvides que cocinar también debe serlo. ¿Te apuntas a sorprender(te) entre fogones? No dejes pasar uno de los mayores placeres de la vida.

Sigue leyendo: Pollo al limón casero, ¿cómo lo preparamos?