5 cambios que hacer en tu hogar y en tu vida antes del otoño


Sentimos ser nosotros los que te digamos que al verano le quedan ya dos asaltos… Es así. Pero no te preocupes, porque después de él llega una de las etapas más bonitas del año. En realidad, si te paras a pensarlo de una manera optimista, cada temporada del año tiene su parte positiva (y también negativa, para qué negarlo). Del otoño, lo mejor que podemos decir es que es realmente un momento de disfrute, un momento en el que nos volvemos a reencontrar con nuestra rutina y que nos permite hacer cambios, tratar de eliminar lo malo e incluir nuevos hábitos que van a hacer que esta temporada sea mucho más agradable.

¿Cuáles pueden ser estos cambios? Te contamos a continuación algunas de las rutinas que debes incluir en tu nuevo otoño para que esta temporada estés mucho más a gusto contigo mismo y con la vida que tienes.

Otros artículos de interés: ¿Por qué el libro de Marie Kondo es tan popular?

Los cambios imprescindibles antes de que llegue el otoño

Ordena (bien) tu casa:

organizar la casa limpieza general de armario

Después de las vacaciones, las personas se dividen en dos tipos. Los que echan muchísimo de menos estar fuera y se les cae la casa encima, y los que llegan con muchas ganas de volver a disfrutar de su entorno, de sus cosas. Estés en el grupo que estés, lo importante es que te plantees el regreso del otoño para poner a punto, de nuevo, tu hogar.

¿Cómo? Hay quienes aprovechan para pintar, para cambiar los muebles si lo tenían pensado desde hace tiempo o incluso para hacer alguna pequeña obra. No tengas miedo, ahora es el momento. ¿Por qué? Porque ahora es cuando más tiempo pasarás en casa y lo ideal es que la tengas tal y como tú deseas, que te sientas a gusto en ella y en armonía.

Invertir en tener tu casa más funcional, más bonita y más en tu estilo es algo muy importante.

Pero si no tienes dinero para poder hacer este tipo de cambios o si los has hecho hace poco y realmente no le hace falta, al menos sí que debes trabajar el tema de la limpieza y el orden. Una vez al año deberías hacer una limpieza general profunda y así mismo ordenar y tirar cosas. Si todos colaboráis, en un fin de semana puedes tenerlo listo y aunque acabéis reventados de cansancio verás como merece la pena.

Renueva tu armario y cambia de look:

Y ahora que ya has ordenado y has tirado aquello que ya no usas, que no te gusta o que no sirve, ha llegado el momento de renovar el armario. ¡Ve de compras! Prepárate para la nueva temporada y, eso sí, compra con cabeza. ¿A qué nos referimos? Compra prendas que sean algo diferentes a lo que ya tienes, pero también fondos de armario básicos que aún no te has comprado en todo este tiempo.

Si te apetece cambiar de look, ahora también es el momento. Ve a la peluquería y atrévete a cortarte el pelo, a cambiar el color, o similares. El otoño es la mejor época para este tipo de cambios y además te vendrá muy bien sanear tu cabello tras el castigo que ha sufrido este verano con el sol, la sal del mar, el cloro de la piscina… Es el momento del cambio.

Prepara tu casa y conviértelo en (casi) un parque de atracciones:

planes para el día de navidad

Tranquilo, no te vamos a decir que la llenes de toboganes ni que pongas puestos de perritos calientes en lugar de una encimera donde cocinar. Con esto nos referimos a que en invierno las tardes son muy largas y a que muchas veces las condiciones climatológicas no nos permiten salir de casa tanto como nos gustaría. Los planes caseros son cada vez más habituales y por tanto, tener un lugar donde te entretengas y no solo sean obligaciones, es importante para disfrutar más de tu hogar y de tu familia.

Piensa en qué os gusta y echa un vistazo a cómo lo puedes implementar en casa. ¿Sois de reuniros con los amigos para cenar en plan tranquilo? Quizás un par de juegos de mesa nuevos os van a ayudar a pasarlo mejor este otoño. ¿Eres muy fan de ver series en bucle? Echa un vistazo a las clásicas suscripciones de Netflix o HBO. Por muy poco dinero puedes tener horas y horas de entretenimiento.

Lo importante es que en vuestro hogar todos encontréis vuestro propio espacio y que aprendáis a disfrutarlo, a pasarlo bien y a que divertiros sin necesidad de estar todo el día fuera de casa.

Haz una lista de planes que quieres hacer este otoño:

Pero no todo va a ser estar dentro de tu casa. En otoño todavía hay días buenísimos que puedes disfrutar antes de que venga de verdad el frío y las lluvias, por lo que te animamos a que hagas una lista de cosas que todos los años te quedas con ganas de hacer y nunca te decides. Si hay un buen momento para este tipo de planes, es ahora.

¿Por ejemplo? Mira los próximos estrenos de la cartelera y apunta las pelis que no te quieres perder, investiga nuevos lugares donde puedes hacer excursiones tipo senderismo o similares, busca museos o planes culturales en tu ciudad, descubre libros que quieras leer o incluso haz una lista de algunos restaurantes a los que nunca has ido y que te gustaría probar.

Ten esa lista bien visible y trata de tachar alguno de esos planes al menos una vez a la semana. Verás como así te motivas más para afrontar el otoño si sabes que, además de las obligaciones y la rutina, vas a saber disfrutar de tu tiempo libre, ya sea a solas, en familia, con pareja o con amigos. Tú decides, lo importante es que sean realmente cosas que, sin necesidad de invertir mucho dinero, te ayuden a disfrutar de tu tiempo de ocio.

Descubre nuevas formas de ser la mejor versión de ti mismo y trabaja en ello:

cocinar con amigos

Por último, haz un examen de conciencia. ¿Qué necesitas mejorar? Nadie es perfecto. Quizás has perdido músculo o has ganado grasa. Tal vez sigues teniendo la asignatura pendiente de los idiomas o aún no has aprendido a cocinar a pesar de que llevas varios años independizado. Sea lo que sea lo que te gustaría mejorar de ti, no sigas posponiéndolo.

Trabaja en ello, si necesitas hacer deporte, hazlo; si tienes que aprender idiomas, empieza hoy; si quieres cocinar mejor, prepara nuevas recetas. Ponte un tiempo al día o a la semana que invertirás para esto y no lo negocies. No abandones a la primera de cambio. Al principio quizás te resulte aburrido o duro, pero verás como con el paso de las semanas te alegras muchísimo de haber tomado esa iniciativa. Verse mejor y sobre todo saber que has mejorado en algo que te costaba mucho trabajo es uno de los mayores placeres de la vida y, al final, por muchas excusas que nos pongamos, depende solo de nosotros. Verás como esto te ayuda a ver la vida con mejor actitud.

Y tú, ¿qué planes tienes para hacer que este otoño sea el mejor?

Sigue leyendo: Cómo ordenar armarios de una forma efectiva