Cómo cuidar el pelo después de los excesos del verano y las vacaciones


A todos nos pasa, no eres la única. Aunque hayas pasado por la peluquería justo antes de tus vacaciones para poner tu cabello a punto, aunque te hayas esforzado en cuidarlo bien durante el invierno y presumías de tener un pelazo, aunque seas la envidia de tus amigas… Da igual cuál sea tu caso, pero la cuestión es que siempre acaba el verano igual: con tu pelo bastante castigado, sin vida, sin brillo, seco, indomable en algunos casos. ¿Te sientes identificada con alguna de estas definiciones? Seguro que, en ese caso, te estás planteando cómo debes cuidar el pelo a la vuelta de tus vacaciones.

Y te queremos ayudar. Lo primero que debes hacer es calmarte, todo tiene solución. A continuación, coge una taza de café, una libreta y mira estos consejos que te van a ayudar a cuidar el pelo tras el verano. En unas semanas volverá a lucir estupendo como siempre ha estado. ¿Te apuntas al reto?

Otros artículos de interés: Mascarillas caseras que funcionan

Trucos para cuidar el pelo después del verano

Hidrátalo bien:

maquillaje para castañas

Tu pelo necesita hidratación, esta es una de las causas por las que no luce como debería después de las vacaciones. ¿Qué ha ocurrido? El sol, el calor, el agua de la piscina y del mar, el abuso de espumas, planchas, etc., ha hecho que pierda su hidratación natural y se muestre ahora seco, abierto, castigado. No te preocupes porque esto tiene solución.

Para ello, deberás cargarte con las mascarillas y acondicionadores que tú sepas que te funcionan bien. No escatimes en presupuesto, aunque recuerda que muchas veces el dinero no lo es todo en estos casos y hay personas a las que los remedios caseros les sientan mejor. Lo ideal es que a estas alturas de la vida ya sepas qué tipo de mascarilla le va mejor a tu pelo, y si no, es el mejor momento para descubrirlo.

Aplícatela todos los días o cada 2 días, necesitamos que se hidrate bien. Un truco que suele funcionar es incluso aplicarla en seco y dejarla todo el día puesta. Si por la noche necesitas lavártelo, adelante, si no podrás incluso pasar sin lavarte el cabello aunque te hayas echado la mascarilla en seco. Será la terapia de choque que necesita tu pelo.

Déjalo descansar:

Otro consejo que te va a venir muy bien para cuidar tu pelo es dejarlo descansar. ¿A qué nos referimos? No te estamos diciendo que te eches a dormir como la Bella Durmiente, si no que lo mantengas apartado de secadores, planchas, espumas, geles fijadores, etc. Intenta pasar sin ellos al menos un par de semanas mientras sigues tu rutina habitual de lavado y usas las mascarillas que te hemos indicado anteriormente.

Aunque las espumas y fijadores actuales cada vez se encargan más de cuidar el pelo a la vez que nos facilita el peinado y ya no son tan nocivos como antes, lo cierto es que el pelo a vez lo que necesita es estar en su estado natural, sin ningún agente externo que lo dome.

Si tienes una cita importante en la que debas ir bien peinada, apuesta por recogidos si tu pelo necesita alguno de estos productos para llevarlo suelto. También hay muchos recogidos muy bonitos, fáciles de hacer y que sientan bien y para los cuales no necesitarás estos productos.

Por último, mientras que estés en casa mantenlo suelto siempre que puedas para que la goma del pelo no lo castigue aún más. Normalmente no suele ser malo, pero si está en mal estado toda ayuda será poca.

Ten paciencia:

Sí, ten paciencia. Este tipo de cosas necesitan tiempo, solo unas semanas, pero es importante que esperes para volver a ver tu cabello como lo tenías antes de irte de vacaciones. Sigue una buena rutina de cuidado, no utilices productos que lo puedan estropear aún más y cuídate del sol y de volver a piscinas durante al menos un par de semanas. Usa ampollas revitalizantes o productos de lavado especialmente indicados para este momento del año. Los fabricantes de productos de belleza saben que en esta época todas sufrimos el mismo problema y lanzan líneas especialmente indicadas para ello.

Pero es importante que tengas paciencia y que recuerdes que no hay nada milagroso al 100%. Nada va a hacer que tu pelo vuelva a brillar como el primer día de las vacaciones en tan solo un lavado. Así que paciencia y confía. Todo tiene solución.

Vitamínate:

La alimentación es realmente importante para tu belleza. No sé si sabes que el comer bien o mal no se refleja solo en el peso, también en tu piel, tu cabello e incluso tus uñas. ¿No te lo crees? Pregunta a cualquier nutricionista o médico especialista en este campo.

Para el cabello lo que más te va a ayudar son las vitaminas. Concretamente, se suele asociar la Vitamina E a un pelo más sano, brillante y fuerte. Te recomendamos tomar huevo, nueces, cítricos, zanahoria, yogurt y pescado rico en omega 3.

Además, aprovecha para hacer una desintoxicación también de tu cuerpo. Porque sí, sabemos que probablemente te habrás pasado con el todo incluido del hotel, con las tapitas de la playa o con las barbacoas, ¿verdad? Aprovecha para hacer un dos en uno y enfoca tu alimentación de las próximas semanas a cuidar tu pelo y tu peso. Imprescindible.

Ve a tu peluquería:

Esto es lo que puedes hacer luego de decolorar el pelo

Por último, no te olvides que tras la vuelta de vacaciones, es fundamental pasar por la peluquería. Tu peluquera de confianza conoce tu cabello mejor que nadie y ella o él te podrá decir si está muy castigado o es solo su apariencia, además de volver a ponerte el color o el corte que ya se habrá estropeado después de varias semanas en la playa o en el pueblo.

Si quieres hacerte un buen corte, ahora es el momento. El pelo crece, recuérdalo, y en invierno es mucho más cómodo domar un pelo corto. Además, si tenemos en cuenta que las puntas pueden estar bastante estropeadas, mejor ahora, ¿no?

Pero recuerda que todo tiene solución, así que no te cortes el pelo solo porque lo veas estropeado. Si realmente quieres llevarlo largo te recomendamos que primero te armes de paciencia y esperes varias semanas de cuidados para ver si recupera su buena salud. En el improbable caso de que se siga viendo castigado y apagado después de un mes, entonces plantéate cortarlo, pero solo si realmente quieres y ya has comprobado que no puedes hacer otra cosa para devolverlo a la vida.

¿Y si todavía no me he ido de vacaciones y quiero cuidar el pelo?

En ese caso, el mejor consejo que te podemos dar es que no te preocupes de estas cosas y simplemente disfrutes de tus vacaciones al 100%. Pero si quieres cuidar el pelo, intenta protegerlo del sol, no abusar de secadores y planchas y lavarlo a diario con una buena mascarilla y acondicionador para quitar cualquier resto de sal o cloro. El destino de tus vacaciones va a influir mucho en lo que se puede castigar tu pelo, así que tenlo también en cuenta a la hora de planificar los cuidados que le vas a dar.

Pero sobre todo, ¡disfruta! Te mereces unas vacaciones sin preocupaciones.

Sigue leyendo: Cortes de actualidad que te sentarán genial