Receta del bizcocho de cebra: fácil, vistoso y delicioso


¿Conoces el bizcocho de cebra? Seguro que lo has visto alguna vez en panaderías, en supermercados o en casa de la abuela. Es un postre, merienda o incluso desayuno delicioso y muy nutritivo si lo preparas en casa. Ya sabes que la repostería, hecha en casa tiene muchos más nutrientes que la que compramos envasada y que, de ese modo, nos podemos permitir el lujo de consumirla más a menudo.

¿Te apetece aprender a preparar en casa la receta del bizcocho de cebra? Coge el delantal que nosotros te ponemos los pasos.

Otros artículos de interés: Receta de bizcocho sin azúcar

Prepara la receta del bizcocho de cebra

bizcocho de cebra
Los bizcochos son una excelente merienda sana y nutritiva

Ingredientes:

  • 250 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina de repostería
  • 250 ml de leche
  • 175 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de cacao en polvo
  • 5 huevos
  • 1 cucharadita de levadura
receta del bizcocho de cebra casero
Te enseñamos a preparar la receta del bizcocho de cebra casero

Preparación:

Preparar la receta del bizcocho de cebra es sumamente sencillo y dará lugar a un postre rico, nutritivo y muy vistoso. ¡Es muy divertido tanto para niños como para mayores! Si alguna vez te has preguntado cómo crear ese “efecto cebra” o “efecto desigual”, toma nota que te lo contamos a continuación.

Prepararlo es tan fácil que te pedimos que vayas precalentando el horno 12 minutos a 180º C. ¿Ya? Vamos a preparar la masa. Coge un bol grande y bate la mantequilla hasta que quede cremosa. Ahora, añade el azúcar despacio y sigue batiendo sin parar para evitar que queden grumos. Si tienes una batidora de repostería, este proceso será más sencillo, si no, te tocará hacer brazo.

Cuando tengas la mantequilla y el azúcar mezclado y sin grumos, añade la leche y las yemas de los huevos (¡una a una y batiendo bien!). Por último, toca la harina y la levadura. Recordamos que es fundamental que batas y batas constantemente para evitar los grumos. Con la masa resultante, sepárala y divídela en dos boles. Ahora empieza lo bueno.

En un bol, echa chocolate en polvo (también sirve chocolate fundido) y en el otro no eches nada. Ahora, ve añadiendo poco a poco y a partes iguales una mezcla y otra, alternando capas.

Mételo al horno 50 minutos a la misma temperatura que lo hemos precalentado y estará listo. Eso sí, recuerda hacer siempre la prueba del palillo para asegurarte de que está listo. ¿Cómo? Muy sencillo. Cuando pase el tiempo o creas por aspecto que ya está, para el horno, ábrelo y pincha con un palillo en mitad de la masa. Si sale seco, tu bizcocho ya está listo; si, por el contrario, sale mojado, significa que aún le queda tiempo y que el interior no se ha cocinado aún, por lo que debes esperar un poco más.

¿Te animas a prepararlo? Nos encantaría ver las fotos de cómo te queda. ¡A comer!

bizcocho de cebra casero
Así de rico te puede salir tu bizcocho de cebra. Anímate a hacerlo y nos cuentas el resultado

Sigue leyendo: Recetas de postres caseros que te encantarán