Receta de huevos rellenos, el entrante más navideño.


Las navidades son un época muy especial en la que la familia entera se reúne, en muchas ocasiones, por vez única en todo el año. Es la típica estampa navideña: toda la familia alrededor de una mesa llena de deliciosa comida. Y es que es en estas fechas en las que sacamos al chef que llevamos dentro para preparar esos platos tan especiales que no cocinamos el resto del año. Uno de los platos estrella que no suele faltar en las mesas son los huevos rellenos, a pesar de ser una receta de lo más sencilla. Pero en estas fechas las tradiciones mandan, por eso hoy os hemos querido traer esta deliciosa receta de huevos rellenos. 

Te recomendamos leer también: Receta de pescado para Navidad al más puro estilo de la abuela.

Receta de huevos rellenos.

Existen tantas recetas de este plato como familias, y es que cada uno las hace de una manera distinta: las encuentras rellenos de atún, rellenos de espinacas, cortados en horizontal, cortados en vertical, con o sin mayonesa… en definitiva, pasa casi exactamente lo mismo que con la tortilla de patatas, en cada casa es distinta pero la de nuestra madre es la mejor.

hay muchos tipos de recetas de huevos rellenos.
Los huevos rellenos son una receta prácticamente imprescindible en Navidades que, además, tiene tantas variantes como familias existen.

Ya que es imposible poner todas las recetas conocidas de este entrante tan delicioso, os hemos traído una receta de huevos rellenos para todos aquellos que aún no los habéis probado o bien para aquellos que se atreven a probar nuevos platos fuera de ese recetario heredado de nuestras abuelas. ¿Te atreves a probarlos?

Vamos a necesitar:

Para esta receta de huevos rellenos en particular, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1 docena de huevos, por supuesto.
  • 2 latas de aceitunas verdes sin hueso.
  • 2 latas de pimientos del piquillo.
  • 1 brick pequeño de tomate frito.
  • 1 lata de atún.
  • Mayonesa (si es casera mucho mejor).

Cómo lo hacemos:

  • Lo primero de todo es poner los huevos a hervir hasta que estén bien cocidos.
  • Una vez los tenemos, vamos a quitarle la cáscara. Como seguramente ya sabréis, para quitarle más fácilmente la cáscara al huevo sin destrozarlo, inmediatamente después de sacarlos del agua hirviendo los metemos en agua fría. Éste paso no sólo nos ayudará a pelarlos sino que también evitará que nos quememos.
  • El siguiente paso es cortarlos por la mitad, ya sea en horizontal o vertical, como más te guste.
  • Con la ayuda de una cucharilla, vamos a quitarle la yema a todas las mitades y las reservamos.
  • Con la ayuda de la misma cucharilla, vamos a abrir un poco el agujero del huevo, asegurándonos de no quitarles demasiado para que no se rompan pero quitándoles lo suficiente para que queden bien rellenos. Reservamos también los desperdicios.
Para rellenar los huevos, primero hay que prepararlos.
Resumiendo: cocemos los huevos, los pelamos, los cortamos por la mitas y le sacamos la yema abriendo un poco más el agujero.
  • Ahora, cogemos las aceitunas y las picamos muy pequeñitas. Cuanto más pequeños sean los trocitos mucho mejor. Reservamos 24 aceitunas sin cortar.
  • Hacemos exactamente lo mismo con los pimientos del piquillo, reservando 24 tiras sin cortar.
  • Ahora vamos a usar los desperdicios del huevo que habíamos reservado y los vamos a cortar de la misma manera que con las aceitunas y los pimientos.
  • En un bol, vamos a echar el atún, las aceitunas cortadas, los pimientos cortados y los desperdicios de los huevos; y removemos todo muy bien.
  • Ahora, cogemos todas las yemas que hemos reservado a excepción de una que vamos a reservar, y las añadimos a la mezcla espolvoreándolas para que no se queden como una masa.
  • Añadimos el tomate frito a la mezcla. La cantidad de tomate va a variar según tus gustos, pero lo aconsejable es que haya suficiente como para que quede todo bien impregnado pero sin que se quede demasiado líquido; es decir, con medio brick será suficiente.
  • Removemos muy bien para que quede todo bien mezclado.

Por último…

Ahora es el momento de empezar a rellenar. En esta receta de huevos rellenos, con una cucharilla vamos a ir rellenando los huevos que, a continuación, vamos a colocar sobre una bandeja boca abajo, es decir, con la parte del relleno tocando el plato. Todo lo que viene a continuación es para darle un toque a la presentación más especial.

rellenamos los huevos
Con una cucharilla vamos a ir rellenando los huevos que, a continuación, vamos a colocar sobre una bandeja boca abajo.
  • Una vez tenemos todos los huevos rellenos colocados en la bandeja, los cubrimos con abundante mayonesa de forma que no se llegue a ver el huevo, aunque sí su forma.
  • Ahora, cogemos la yema que hemos reservado y la vamos a espolvorear por encima de los huevos.
  • El siguiente y último paso consiste en coger las tiras de pimiento y las aceitunas que hemos reservado y, con la ayuda de un palillo de dientes, pinchar en cada huevo una tira y una aceituna.
  • ¡Y listo! Ya tienes un plato sencillo y con una presentación fabulosa para tu mesa navideña, ¿qué te ha parecido?
Una presentación navideña
Para la presentación: espolvoreamos con la yema y añadimos un pimiento y una aceituna.

Como ya te hemos dicho, esta es sólo una de las variantes de todas la recetas de huevos rellenos que existen. Sin embargo, todas tienen algo en común: son un entrante perfecto para cenas o comidas navideñas o para cualquier otro día del año. En verano también se convierten en una buena opción debido a que se sirven fríos. Además, si quieres convertirlo en un plato principal, tan sólo tienes que acompañar los huevos con patatas (echas como más te gusten, tanto fritas como a lo pobre suelen ser una buena opción), carne o incluso pescado. ¡Con este plato las posibilidades son casi infinitas!

Si te ha gustado, lee también: 3 recetas de Navidad para ser el mejor anfitrión.


Advertisements