¿Qué es el mal de ojo, cómo saber si lo sufres y cómo alejarlo?


Seguro que muchas veces has escuchado hablar del mal de ojo, una creencia para muchos y algo que no existe para otros. Pero, en cualquier caso, forma parte de nuestra cultura popular y, por ende, de nuestras vidas.

Pero, ¿sabes lo que es el mal de ojo? ¿Sabes cómo puedes identificar si lo sufres o cómo librarte de él? Te contamos a continuación todo lo que quieres saber sobre este tema. Seas creyente o no, seguro que te interesa conocerlo.

Otros artículos de interés: Cómo quitar el mal de ojo

¿Qué es el mal de ojo y cómo podemos caer en él?

paz mental niñez

Se dice que lo puede producir una persona solo con mirar a otra y desearle dicho mal. Esto, puede ser inconsciente o consciente. Es decir, la envidia domina a la persona capaz de transmitir el mal de ojo y, aunque no desee hacerlo realmente, es capaz de provocarlo. En otros casos, por raro que parezca, es la propia admiración hacia la otra persona la que provoca que, sin quererlo, se le haga este mal.

En la creencia popular y, más concretamente en algunas culturas como la oriental, se cree que una persona con ojos claros es más propensa a poder transmitir este mal de ojo.

La persona afectada puede comenzar a sufrir consecuencias bastante negativas en su vida, a nivel físico, psicológico y emocional. Sin embargo, hay quien piensa que la propia predisposición de la persona “hechizada” es la que determina si lo sufrirá: es decir, si la persona no cree en él, no tendrá efectos, ya que su energía la protege.

Cómo saber si tenemos mal de ojo

Vela blanca para cambiar la energía

No hay una sintomatología propiamente dicha del mal de ojo, sencillamente, porque no es una enfermedad como tal, si no que es un cúmulo de efectos.

De hecho, si crees que puedes enfermar físicamente a raíz de un mal de ojo, te gustará saber que sus efectos, en caso de haberlos, suelen ser más emocionales o psicológicos. Entre ellos, destacamos mal sueño, insomnio, despertarnos en mitad de la noche, malestar continuo, nervios o incluso miedo.

Pero, si quieres saber de una forma más fiel si tienes mal de ojo, más allá de tu propia percepción, cuenta la cultura popular que hay un remedio casero para saber si tienes mal de ojo. Solo necesitarás agua y aceite de oliva.

¿Cómo lo hacemos? Pon un poco de aceite en el dedo corazón y déjalo caer sobre un vaso de agua. Si el aceite se queda concentrado, todo está bien; si se dispersa, es posible que tengas este mal de ojo.

Por supuesto, desde aquí hacemos un llamamiento a la coherencia y te recordamos que se trata tan solo de algo “anecdótica”. No hay una evidencia empírica en este truco para saber si lo tienes, por lo que no lo deberías creer a pies juntillas.

Ojo de Horus para el mal de ojo

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Crees que existe este mal o piensas que se trata tan solo de una creencia popular que ha llegado hasta nuestros días?

Sigue leyendo: 10 cosas gratis que te harán más feliz