Cómo curar las encías inflamadas con una serie de trucos fáciles


¿Alguna vez has sufrido de encías inflamadas? Si ha sido el caso, ya sabrás lo molesto que es. Y, aunque normalmente no suelen revestir una importancia mayor que el factor estético o dicha molestia, sin duda debemos ponerle solución para evitar que la afección vaya a más.

En este artículo te vamos a contar cómo identificar las encías inflamadas, sus causas y por supuesto sus soluciones. No te lo pierdas, seguro que te resulta muy útil.

Otros artículos de interés: ¿Sabes qué otros usos tiene la pasta de dientes?

Qué son las encías inflamadas

Las encías inflamadas son una afección que provoca que las encías tengan más volumen del habitual y presenten un color rojo más intenso.

tipos de minerales

Causas de las encías inflamadas

La causa más habitual de esta afección se debe a una limpieza dental insuficiente, no solo por la cantidad de veces que nos cepillemos los dientes, la forma de hacerlo también tiene mucho que decir. Si no llevamos una rutina de limpieza efectiva, la acumulación de placa bacteriana puede provocar esta inflamación. Pero hay más causas.

También puede deberse a una infección vírica, una desorden hormonal, una prótesis mal ajustada, problemas en la alineación de los dientes, gingivitis, periodontitis o incluso una alimentación deficientes.

Cómo curar las encías inflamadas

Lo primero que debes hacer es revisar tu rutina de limpieza bucodental. Al menos una vez al año, acude al dentista para que te realice una limpieza profunda y así elimines todas las bacterias acumuladas.

En casa, también puedes seguir una serie de gestos que te ayudarán a mantener tu boca limpia y sana. Por ejemplo, utiliza hilo dental y enjuages bucales una vez al día y no olvides cepillar tus dientes después de cada comida. Evalúa también cuál es la mejor pasta dentífrica para ti. Además, beber mucha agua durante todo el día también te ayudará a proteger tu salud bucodental.

A continuación, te dejamos tres remedios caseros que puedes hacer para aliviar las encías inflamadas.

Agua y sal:

La hipertensión arterial se relaciona con altos niveles de consumo de sodio cómo bajar la tensión alta

Dos elementos que tienes seguro en tu cocina. Para aprovechar sus beneficios, solo tendrás que templar un pelín un vaso de agua, añadirle una cucharada de sal y remover. Enjuágate bien la boca con la mezcla un par de veces al día.

Agua y limón:

Limón para adelgazar

Otros básicos en tu cocina. Exprime bien un limón y mezcla su jugo con un vaso de agua que también hayas templado previamente (sin que queme, solo para que esté tibia). Mueve bien y, al igual que en el paso anterior, enjuágate la boca en par de veces con la mezcla.

Agua y bicarbonato de sodio:

textura bicarbonato de sodio

Por último, recurrimos al bicarbonato de sodio, otro de nuestros mejores aliados que no solo sirve para aliviarnos de digestiones pesadas o limpiar ciertas manchas, también nos ayuda a curar las encías inflamadas.

Disuelve una cucharada pequeña en un vaso de agua tibia y mueve bien hasta que esté todo totalmente integrada. Enjuaga un par de veces al día y pronto comenzarás a notar los efectos positivos sobre tus encías inflamadas.

Sigue leyendo: Enfermedades bucodentales que debes conocer