PSICOLOGÍA: Descubre si padeces el Síndrome de Cronos


Si te decimos simplemente Síndrome de Cronos, probablemente no sepas de qué se trata. ¿No te suena de nada? No te preocupes, es normal.

Lo cierto es que, aunque es más habitual de lo que debería ser, a la misma vez es bastante desconocido, al menos su nombre «oficial», por lo que es común que numerosas personas lo padezcan sin ni siquiera saber qué es o en qué consiste o qué nombre lleva aquello que les sucede y que ni ellos mismos pueden explicar.

Por ello, en este artículo queremos que conozcas más sobre el Síndrome de Cronos, qué es, de dónde viene su nombre, en qué consiste y cómo puedes superarlo. ¿Te apuntas? Sigue leyendo si quieres trabajar en ser la mejor persona y en estar más en paz contigo mismo.

Otros artículos de interés: ¿Qué es el cansancio emocional?

¿Qué es el Síndrome de Cronos, en qué consiste y de dónde viene su nombre?

depresión postvacacional concentrarte mejor en el trabajo

El Síndrome de Cronos se podría definir de manera rápida como un miedo a sentirse desplazado. La persona que lo sufre entiende lo mucho que le ha costado llegar hasta su meta, hasta la posición en la que se encuentra ahora o para la cual está trabajando tanto en conseguirlo y tiene miedo a que pueda llegar otra persona y arrebatarle su lugar.

Esto suele suceder más a menudo en personas con baja autoestima, ya que piensan que ellos han tenido que esforzarse mucho más de lo que se esforzará otro en llegar a esa posición.

Suele darse especialmente en ambientes laborales, pero también se puede ver en relaciones de pareja e incluso entre amigos. Si te sientes identificado con esta definición, no te preocupes en exceso, a la mayoría de las personas les sucede al menos una vez en la vida.

Pero si en tu caso es bastante habitual, te invitamos a que le pongas remedio, ya que este pensamiento puede terminar siendo algo tóxico para ti mismo y llevarte a realizar actos que pueden proyectar también una mala imagen de ti. Además, tiene otras consecuencias para ti mismo, como estrés, inseguridad, ansiedad, preocupación constante, insomnio, irascibilidad, envidia, celos…

Pero antes, ¿de dónde viene su nombre?

Antes de hablar sobre cómo puedes solucionarlo, queremos que sepas por qué se denomina Síndrome de Cronos. Unos breves apuntes que te ayudarán a entender mejor el asunto.

El Síndrome de Cronos es un nombre que proviene de la mitología griega. Cronos, hijo de Urano, derrotó a su padre para ocupar su lugar, pero en el futuro sentiría miedo a que sus hijos le hicieran lo mismo, por lo que se comía a sus propios hijos, excepto a uno, Zeus, que se salvó gracias a la diosa Era. Cuando llegó a ser adulto, se enfrentó a su padre, salvó a sus hermanos y fue proclamado nuevo señor del Universo.

¿Cómo superar el Síndrome de Cronos?

vida laboral

Es probable que, hasta ahora, no te hayas dado cuenta de que sufres este síndrome. Pero si te has sentido identificado con la definición, te invitamos a que hagas un examen de conciencia y trates de apartarlo de tu vida. Sabemos que quieres hacerlo. Las personas con este síndrome no son malas personas, pero su inseguridad y falta de autoestima les lleva a sentirse acorralados y a pensar que el resto del mundo va a estar en su contra por mucho que ellos se esfuercen en superarse cada vez más. Mantén una actitud sana con los demás y el mundo te devolverá la sonrisa.

Para ello, hay una serie de aspectos en los que puedes trabajar:

Refuerza tu autoestima:

El primer paso para el cambio debe comenzar por trabajar en ti mismo. Construye una mejor versión de ti. ¿Eres buena persona? ¿Sabes hacer bien tu trabajo o cuidas a tu pareja? En ese caso, no te preocupes por los factores externos. Nunca vas a poder controlar lo que pasa ahí fuera o las intenciones con las que los demás llegan a tu vida, pero sí puedes trabajar en ti.

Es importante que asumas que tus inseguridades casi siempre están dentro de tu cabeza. No hay más. Si has llegado hasta donde estás es porque alguien ha confiado en ti y porque tu trabajo merece la pena. Recuérdate a diario las cosas buenas que tienes, trabaja más en aquello que se te da bien, apóyate y rodéate de quienes te quieren y te valoran y repítete a ti mismo lo mucho que vales.

Esfuérzate:

Eso sí, debes ser muy sincero contigo mismo y saber exactamente qué mereces. ¿De verdad lo estás haciendo bien? ¿Te estás esforzando? ¿Estás dando lo mejor de ti? Si respondes de forma negativa, debes hacer un examen de conciencia y saber que no puedes pretender que nadie te regale nada o que te pongan en un trono de oro porque sí, por ser tú. En ese caso, habrá otras personas que lo merezcan más, así que tu trabajo diario debe ser el de ser una de esas personas que lo merecen.

Si das el 200% de ti, en cualquier ámbito de tu vida, te aseguramos que al final, ganes o pierdas, estarás satisfecho porque, como decíamos antes, hay cosas de la vida que no se pueden controlar.

Asume que a veces se gana y a veces se pierde:

Es importante enseñar a los niños a que cuando juegan, también pueden perder y no pasa nada. Esto es un error muy recurrente en los padres, dejarles ganar siempre para que se sientan bien, pero en la edad adulta, lamentablemente, no siempre se gana, porque no siempre se puede tener todo. Si no lo aprendiste de pequeño, puedes aprenderlo ahora. Te costará más, sin duda, como cualquier aprendizaje que quieras adquirir en la edad adulta, pero te recomendamos que no lo pospongas más.

Si hoy estás perdiendo, recuerda las veces que ganaste en el pasado y sobre todo enfócate en las veces que vas a ganar en el futuro.

Trabaja en equipo:

síndrome de cronos consejos para una entrevista de trabajo concentrarte mejor en el trabajo

Por último, algo que suele funcionar bastante bien entre las personas con Síndrome de Cronos es trabajar en equipo. Al principio les puede costar, porque puede ver a sus congéneres más como unos enemigos que como unos compañeros, pero si introducimos el carácter personal, si creamos lazos y alianzas y vemos que los demás nos alegran la vida en muchos casos en vez de estropeárnosla, la persona con este Síndrome comprenderá lo importante que es contar con al menos una persona más a su lado con la que trabajar codo con codo. Lo importante es trabajar el tema de la confianza y aprender poco a poco a compartir.

Si crees que puedes padecer el Síndrome de Cronos te invitamos a que trabajes para acabar con él. Este tipo de asuntos psicológicos no solo estropean nuestras relaciones con los demás al no dejar ver realmente la estupenda persona que eres, si no que para ti mismo supone una fuente de frustraciones, problemas y de no sentirte bien contigo mismo. Da todo de ti, pon toda la carne en el asador y si sale bien, estupendo, pero si, por las cuestiones que sean, no sale bien, sigue tu camino y trabaja para mejorar todavía más. Tu oportunidad está en la siguiente puerta. Nunca pierdas tu positividad.

Sigue leyendo: Cómo ser más productivo en el trabajo