5 actitudes que te llevarán a alcanzar el éxito donde te propongas


El éxito, ese sueño que todos aspiramos a conseguir. Ese «inalcanzable» para algunos que, sin embargo, está al alcance de todos. Porque, ¿qué es el éxito? Soñamos con él, pero a la hora de dar una definición, sin consultar diccionarios ni la RAE, seguro que cada uno de nosotros tiene su propia forma de definirlo.

Porque el éxito no es lo mismo para todos. No lo encontramos en los mismos lugares ni le damos el mismo valor. Para unos puede ser tener una familia unida, para otros, alcanzar lo más alto en su trabajo, mientras que otros lo relacionan (de forma errónea, dejadme que os lo diga) con comprar el último iPhone en el día de su salida al mercado. Sea como sea, podríamos decir que se trata de alcanzar un estado pleno de felicidad.

Pero, ¿cómo lograrlo? Hoy queremos centrarnos precisamente en eso. Tanto si estás en el camino, como si sueñas con conseguirlo pero no tienes ni idea por dónde empezar para ser una persona exitosa, hoy vamos a hablar de la actitud. Y es que más allá del talento, de la suerte, de la preparación y de cualquier otra cosa, lo que va a determinar el punto hacia el que te puedes dirigir o el punto en el que te vas a quedar, es tu actitud.

Por tanto, vamos a conocer cuáles son las actitudes que te van a ayudar a ser una persona exitosa.

Otros artículos de interés: Ser feliz es urgente

Actitudes para lograr tener éxito

Sé positivo:

Vida feliz

Lo habrás escuchado mil veces y te aseguramos que es lo mejor que puedes hacer, tanto para ser una persona exitosa como para ser feliz, que no es poco. Ser positivo, mantener una actitud positiva frente a la vida te ayudará a tratar de disfrutar de cada día, a ver lo bueno dentro de lo malo y por tanto a alcanzar el estado de persona exitosa.

Nadie con negatividad ha llegado nunca a nada. Si piensas «no me va a salir bien», «no lo voy a conseguir», «mi esfuerzo no va a servir de nada», entonces, te aseguramos que efectivamente no lo vas a lograr.

¿Por qué? Porque al final somos lo que pensamos y atraemos lo que somos. Si tu luz interior no brilla difícilmente vas a conseguir que tu mundo sí brille. Por lo tanto, ve a por ello, sé positivo cada día, aunque cueste, y enfócate en lo bueno… Precisamente de esto va nuestra segunda actitud.

Visualiza y enfócate:

¿Qué es para ti el éxito? ¿Cómo crees que serías una persona exitosa y feliz? Plantéate metas tangibles, metas concretas que, cuando llegues a ellas (porque debes convencerte de que vas a llegar), puedas decir: ¡lo logré!

Una vez que tengas claro hacia dónde quieres ir, enfócate en ello y trabaja como si no hubiera un mañana por conseguirlo. No va a ser fácil, te lo advertimos, ni rápido, por lo que debes ser una persona paciente con sus objetivos claros y con un plan trazado para llegar hasta ellos. Porque precisamente esa es otra de las cuestiones más importantes que debes aprender: nadie te va a regalar nada. Así que trabaja por tus sueños. Ve poniéndote metas pequeñas, paso a paso lo conseguirás, por tanto, persiste, persiste y persiste… Y aquí te adelantamos ya cuál va a ser nuestro siguiente consejo / actitud para que logres todos tus objetivos y te conviertas en la persona exitosa que quieres ser.

Persiste y persiste:

sentirte mejor contigo mismo hábitos perjudiciales Mujer guapa libre sentirte bien

Persistencia. Esta es la clave de la vida. Si al primer no te rindes, ¿de verdad te ha merecido la pena haber empezado? Tenlo claro, vas a recibir muchas negativas en la vida. Algunas, incluso, te van a hacer sentir que estás en el lado totalmente opuesto a aquello que quieres conseguir, a aquello que quieres ser o tener. Por tanto, nunca te olvides de una frase que dice que si está para ti, ni aunque te quites, y que si no está para ti, ni aunque te pongas.

Pero si renuncias a la primera, si te cansas y tomas otros caminos totalmente opuestos a los caminos que quieres recorrer, entonces amigo, te aseguramos que nunca vas a conseguir llegar al puerto al que realmente deseas llegar.

Pero, ¿cómo sé que este es justo el camino que quiero? Lo descubrirás andando. Si persistes a pesar de que te flaqueen las fuerzas, si tus ganas de llegar al éxito pueden más que cualquier otro cansancio físico o mental, si no te rindes, si a pesar de que pase el tiempo sigues queriendo llegar a ese destino y no a ningún otro… Entonces, amigo, te aseguro que eso es lo que quieres. Eso es lo que eres. No dejes que te lo arrebaten.

Rodéate de la gente que te llevará al éxito:

El trabajo en equipo siempre va a dar mejores resultados que el trabajo individual. Por tanto, te pedimos que valores la importancia de rodearte de las personas adecuadas. Pueden ser personas que lucharán contigo, mano a mano, para conseguir llegar al éxito. O pueden ser aquellos contactos que te van a guiar, que te van a dar un empujón si lo necesitas o que te van a conducir al lugar donde quieres estar.

Para rodearnos de ellos, sé siempre amable, no caigas en actitudes tóxicas, trata a todo el mundo como te gustaría que te trataran y ayuda cuando tengas que hacerlo. Todas estas buenas actitudes con los que te rodean te van a convertir en una mejor persona, te van a hacer estar bien posicionado en el círculo en el que te debes mover y te van a llevar a tus objetivos.

Elige bien las compañías porque, como dice otra famosa frase, lo que vas a ser dentro de 5 años estará condicionado, en parte, por las personas de las que hoy te rodeas. Trata de ir metiéndote poco a poco en el círculo en el que quieres estar.

Ve siempre un paso más allá:

Éxito

Por último, recuerda una de las actitudes que te hemos pedido que tengas para alcanzar el estado exitoso: visualizar y el enfoque correcto. Debes tener claro cuáles son tus objetivos, pero cuidado, no caigas en el error de querer llegar directamente al último paso. Todo sueño, toda meta, está compuesta por un largo camino y precisamente lo que tienes que hacer es ir paso a paso pero sin olvidar el destino final y sobre todo trazando cuál será el siguiente paso que vas a dar cuando alcances el que va inmediatamente anterior.

Y por último, ahora que ya sabes qué actitud debes tener para alcanzar el éxito, queremos que tengas muy claro que ser una persona exitosa no siempre es sinónimo de ser una persona feliz. Y amigo, te aseguramos también que esto, al final, es lo más importante de la vida. Por encima de cualquier otra cosa, ser feliz es lo más importante, lo más urgente. Si te arrebatan esto, si llegas al final de tu camino de persona exitosa, si lo tienes todo y sin embargo no has conseguido lo más básico, que es ser feliz, entonces tienes un problema. Vuelve a empezar. Has perdido algo por el camino y merece la pena volver a andarlo por mucho que te haya costado llegar. Tú eres lo más importante.

Sigue leyendo: Cómo ser más productivo en el trabajo