PSICOLOGÍA: Cansancio emocional, ¿cómo lo podemos superar?


Si hablamos de psicología, hay muchos términos que nos pueden sonar totalmente a chino aunque, en el caso del que hoy te presentamos, puedes deducir de qué se trata. ¿Has oído hablar alguna vez del cansancio emocional? Se trata de un tipo de problema físico y mental que puede llegar a afectarnos mucho a nuestro día a día si no le tratamos de poner remedio a tiempo.

No subestimes los problemas psicológicos. Pueden tener una peor cura que los físicos e incluso condicionarnos mucho más que ellos. Y es que aquí reside uno de los principales problemas de este tipo de trastornos: no les prestamos atención, los ignoramos, creyendo que se curarán solos y no siempre es así.

Por ello, hoy queremos que seas consciente del cansancio emocional y trates de solucionarlo. Cuanto antes.

Otros artículos de interés: Cómo superar una depresión

Cómo superar el cansancio emocional

Vive en equilibrio contigo mismo

etapa de estrés

Una de las cuestiones que más cansancio emocional nos causan es no tener sincronizados quiénes somos realmente y quiénes somos lo que hacemos a diario. Desalinear también lo que queremos, lo que debemos y lo que hacemos nos conduce a una situación de cansancio emocional difícil de solventar.

¿Qué solución existe? No te vamos a decir que hagas siempre lo que quieras, porque es evidente que no es posible. Pero sí que, en la medida de lo posible, trates de alinear el núcleo de tu vida hacia lo que más deseas y hacia lo que tu interior te pide a gritos.

Piensa en presente

Yoga

Dicen que los estados anímicos más complicados vienen marcados por un exceso de preocupación de futuro y una alta presencia del pasado. Date un día para pensar en los errores cometidos en el pasado, en cómo podrían haberse resuelto ciertas situaciones que te están condicionando ahora y en qué te quieres convertir, hacia donde deseas avanzar. Y nada más.

Ahora, el resto del tiempo olvida el pasado y el futuro y céntrate simplemente en vivir el presente. Es la única manera de darte un respiro y eliminar ese cansancio emocional que te está martirizando.

Dile adiós al estrés (físico y mental)

Por último, trata de eliminar el estrés de tu vida. A todos los niveles. Hablamos no solo de estrés físico, también de estrés mental. No trates de convertirte en un superheroe o en una superheroina. Si tienes que pedir ayuda, pídela. Es más, pídela antes de que te haga falta, para así evitar llegar a conocer de frente al dichoso estrés.

Elimina todas las cargas y rutinas que puedas de tu vida. Y aprende a tener tiempo también para ti mismo. Si le otorgas más tiempo del que dispones a tus responsabilidades diarias, ¿no crees que tú también necesitas tratarte como una prioridad en tu vida?

No dejes que el cansancio emocional domine tus días y sé feliz. Hemos venido al mundo para eso. ¡Este es el único y el verdadero secreto de la vida!

Sigue leyendo: Diferencias entre el estrés, la depresión y la ansiedad