Protuberancia o bulto en la axila: ¿qué es? ¿Puede prevenirse?


Protuberancia axilar, bulto en la axila, tolondrón, golondrino… Con estos y otros nombres se conoce esta afección más común de lo que crees pero que, sin embargo, puede responder a múltiples causas. En esencia un bulto en la axila es una hinchazón provocada por la inflamación de los ganglios linfáticos que se encuentran en esa parte del cuerpo, aunque hay otras afecciones que también pueden causar hinchazón y dolor en la axila y no responden a esta causa. Como ves, el tema no es sencillo, de manera que… vamos a analizarlo parte por parte. ¿Nos acompañas?

Sigue leyendo: Síntomas del cáncer de mama que te sorprenderán

La axila
Mantén una buena salud axilar

La axila, esa desconocida

En realidad, la mayoría de las veces prestamos atención a nuestras axilas por sólo dos motivos: el olor a transpiración y, en el caso de las mujeres, el vello axilar. El resto del tiempo no nos preocupan en absoluto hasta que… ¡aparece un bulto o dolor en la axila! En realidad, las axilas son un punto muy importante para nuestro organismo y debemos cuidarlas para asegurarnos un funcionamiento equilibrado.

En las axilas se encuentran unas glándulas encargadas de producir sudor: las glándulas sudoríparas. El nombre científico del mal olor axilar es “bromhidrosis” y en realidad la sudoración es un mecanismo necesario por el cual el organismo libera líquido a través de dos tipos de glándulas: las ecrinas y las apócrinas.

La función de las glándulas ecrinas, distribuidas en toda la extensión de la piel, es liberar líquidos para mantener el organismo a una temperatura estable entre 36 y 37°C. El sudor que producen está compuesto en un 99% por agua y el resto sales como cloruro de sodio y urea.

Las glándulas apocrinas se encuentran solamente en las axilas, ingles, y alrededor de los pezones y el ano. Aparecen en la preadolescencia, entre los 8 y 14 años de edad y producen una sustancia grasosa, que no se evapora. Su función aparentemente es restablecer el equilibrio en casos de estrés.  Aprende más aquí sobre las causas del mal olor vaginal

Todos los sudores, originariamente, son inodoros, en el caso del generado por las glándulas apocrinas, las sustancias grasas son ingeridas por las bacterias que se encuentran normalmente en la piel que las metabolizan en sustancias ácidas con olor fuerte y desagradable.

El olor axilar se combate con higiene diaria y la utilización de desodorantes. Pero… ¡ten cuidado con los antitranspirantes! Pueden ser la causa de bultos en la axila. Intrigante, ¿no es cierto? Sigamos avanzando.

Además de las glándulas apocrinas, en la axila se encuentran un conjunto de vasos y nervios muy importantes y además, en las mujeres, su funcionamiento está indisolublemente unido al de las mamas, tanto que comparten el mismo sistema venoso y linfático al punto que muchas afecciones de la mama se traducen en protuberancias o bultos en la axila.

La autoexploración de mamas es una medida para su detección temprana al igual que las mamografías periódicas
Uno de los tipos de cáncer más frecuentes es el cáncer de mama, se produce como consecuencia del desarrollo anormal de células en el tejido mamario

Para finalizar, aprendamos que en las axilas se ubican también los llamados ganglios axilares; son como nudos o acumulaciones celulares del sistema linfático, que tienen como función almacenar glóbulos blancos y también actuar como filtros dentro de ese sistema. Los ganglios axilares pueden inflamarse como cualquier otro ganglio, causando dolor en la axila, y en este caso es necesario averiguar el motivo de la inflamación. Pero también debes saber que, en caso de cáncer de mamas, los ganglios axilares son el primer lugar hacia el que el cáncer tiene probabilidades de extenderse. De hecho, ante el cáncer de mamas, la extracción de los ganglios permite analizarlos y así determinar la etapa y tratamiento necesarios.

Causas de dolor o bulto en la axila

Ahora que sabemos quiénes son nuestras axilas y sus importantes funciones en el organismo… pasemos a analizar las causas del dolor o la presencia de bultos en nuestra axila. Antes de continuar, recordarte como siempre lo hacemos, que debes consultar con tu médico pues un simple dolor puede estar ocultando una dolencia más grave.

Cuando el bulto en la axila es producto de la inflamación de los ganglios linfáticos, se debe analizar el por qué de esta inflamación. Estos bultos son palpables pero no dolorosos. Las causas más probables son:

  • Infección en el brazo o la mama
  • Algunas infecciones mononucleosis, SIDA o herpes
  • Cáncer de mama o linfoma
  • Enfermedades transmitidas por mordedura de gato o picaduras de pulgas;
  • Lipomas
  • Reacción a algunos medicamentos o vacunas

Sin embargo el bulto puede ser causado por un absceso o quiste, y en estos casos se presenta también dolor en la axila. Las causas más comunes de la formación de quistes son:

  • Depilación
  • Uso de antitranspirantes

Es interesante saber que un quiste se desarrolla cuando se bloquea una glándula sebácea de la piel o del pelo, en este caso del vello axilar. Estos quistes pueden causar dolor y llegar a ser muy molestos; generalmente desaparecen por sí mismos pero si son muy dolorosos puede ser necesaria una consulta al médico para su extirpación o drenaje.

Por eso nos referíamos a los antitranspirantes: éstos contienen sustancias que evitan la sudoración.  Muchas veces, y la mayoría a causa de publicidades engañosas, se confunden los desodorantes con los antitranspirantes.  En realidad los antitranspirantes como su nombre lo indica, lo que hacen es detener la sudoración, mediante ingredientes como el Cloruro de Aluminio.

La sudoración es necesaria para un funcionamiento equilibrado del organismo, por lo que evitarla o impedirla equivale a no permitir ese funcionamiento equilibrado. En el caso de la transpiración axilar, si utilizas antitranspirantes pueden causar la formación de quistes, granos y otros tipos de reacciones que, en definitiva, se pueden expresar con una sola frase: un bulto en la axila que duele.

Cómo prevenir los bultos en las axilas

Como ya te habrás dado cuenta, la prevención de la formación de bultos en la axila es posible en algunos casos, pero en otros su aparición es la señal de alguna enfermedad que debe ser atendida por el médico.

La depilacion
Depilate con cremas o maquinitas con suavizante

Te recomendamos:

  • Depilarte con cremas o máquinas descartables que aseguren la suavidad de la depilación
  • Evitar el uso de antitranspirantes
  • Toma en cuenta las medidas de prevención del cáncer de mama como lo explica la Organización Mundial de la Salud (OMS)
  • Evita el estrés mediante un estilo de vida saludable, basado en alimentación sana, ejercicio y cuidado de los afectos.

Otros artículos de interés: Mitos sobre el cáncer que debes conocer