Propiedades del queso fresco


El queso está muy presente en nuestras vidas. Su casi infinita gama nos provoca indecisión al llegar a las estanterías de los lácteos del supermercado, donde encontramos decenas de tipos de quesos, cada uno con un sabor diferente y unas características distintas.

En Actitud Saludable somos fans de cualquier variedad de queso, tanto por su sabor como por sus beneficios, por ello ya te hemos hablado en otras ocasiones del queso roquefort o queso azul y del queso camembert.

Hoy queremos darte a conocer las propiedades del queso fresco, el tipo de queso que está presente en todas las dietas por su bajo contenido calórico y graso, pero que nos reporta muchos más beneficios que la pérdida de peso.

5 propiedades del queso fresco

propiedades del queso fresco
El queso fresco es rico en calcio, potasio, fósforo, Vitamina A y sodio

Rico en calcio

Una de las primeras propiedades que siempre vemos en los quesos es, evidentemente, su riqueza de calcio. Efectivamente, entre las propiedades del queso fresco o queso burgos también encontramos una alta proporción de calcio al tratarse de un lácteo.

Mantener una alimentación donde el calcio esté muy presente es fundamental a cualquier edad, desde la infancia hasta la vejez, este mineral nos aporta beneficios muy importantes para nuestros huesos, los cuales no debemos descuidar nunca.

Rico en potasio

En general, la mayoría de los quesos tienen una proporción alta de potasio respecto a otros alimentos, por lo que son el tentempié ideal antes de una jornada de actividad frenética, en los instantes previos a una competición deportiva o si nos encontramos débiles y cansados. El potasio nos da energía para afrontar nuestro día a día.

Rico en fósforo

Mantener las funciones cerebrales en estado óptima y la memoria joven son dos de las tareas que están asignadas al fósforo. Otra de las propiedades del queso fresco es su riqueza en fósforo, por lo que, si estás llevando a cabo alguna dieta, es un alimento que puedes incluir con total tranquilidad ya que te aportará muchos beneficios sumando pocas calorías.

Rico en Vitamina A

El queso fresco o queso burgos es uno de los alimentos ricos en Vitamina A que puedes tener en tu nevera. Como ya sabes, la Vitamina A es muy importante para mantener fuertes nuestras defensas, tener una piel joven y mantener correctamente nuestra salud ocular.

Además, es recomendable tanto para hombres como para mujeres porque aumenta la cantidad de esperma y reduce los dolores asociados a la menstruación.

Rico en sodio

No es bueno abusar de los alimentos que contengan mucho sodio, especialmente si eres una persona propensa a la hipertensión, pero en este caso particular son mayores los beneficios que puedes extraer de las propiedades del queso fresco que los efectos negativos que este plus de sodio te pueden ocasionar.

Además, el sodio también tiene efectos positivos, como evitar la deshidratación de nuestro cuerpo tras una sudoración excesiva o en temporadas de mucho calor.

Tabla nutricional del queso fresco

Valores mediospor cada 100 gramos
Agua51.42 g
Energía145 kcal
Proteínas11.99 g
Lípidos8.33 g
Hidratos de carbono5.41 g
Fibra0 g
Azúcares2.32 g
Calcio566 mg
Hierro0.20 mg
Magnesio24 mg
Fósforo385 mg
Potasio129 mg
Sodio751 mg
Zinc2.58 mg
Ácido fólico7 µg
Vitamina A806 IU
Vitamina C0 mg
Vitamina D110 IU
Vitamina K1 µg