Las contraindicaciones del café


El café es una de esas bebidas que no dejan indiferente a nadie. Amada por unos, rechazada por otros, nos guste o no el café forma parte de nuestra vida. Está presente en el olor de cada mañana, en las largas tertulias entre amigas o en las noches de estudio antes de una prueba importante.

Sin embargo, por su composición no todas las personas pueden tomarlo. Se pueden evitar en parte estas contraindicaciones del café cambiando las proporciones de nuestra taza, añadiendo más leche y menos café, pero en algunos casos la cafeína contenida en unos pocos gramos de café es suficiente para afectar a la salud de quienes no toleran este tipo de alimento.

Hoy queremos darte a conocer las contraindicaciones del café, los grupos de riesgo que deberían evitar esta bebida o, por lo menos, consultar con su médico antes de consumirla habitualmente.

contraindicaciones del cafe
El café tiene beneficios, pero también contraindicaciones

Contraindicaciones del café: ¿quién debería evitarlo?

Como hemos comentado, hay muchas formas de preparar el café. Si entras en alguno de los grupos de riesgo y tu dependencia hacia el café es grande, puedes comenzar reduciendo la dosis de cada taza. Pasar de un solo o un intenso a un café con leche o una manchada es el primer paso para eliminar una posible adicción al café.

Si estás en alguno de los siguientes casos, probablemente el médico ya te haya alertado de las contraindicaciones del café. Si no lo ha hecho, tú mismo deberías hacer un uso responsable de este producto:

  • Si estás embarazada o estás dándole pecho al bebé, la cafeína podría afectar al desarrollo del feto o el niño recién nacido.
  • Si tienes problemas de estómago, como gastritis, úlceras o frecuentes dolores abdominales, puede deberse a un uso excesivo del café o, aunque no esté relacionado con él, el café de las mañanas puede afectarle a esta parte de nuestro cuerpo.
  • Si tienes problemas relacionados con el sistema nervioso, como palpitaciones, nervios, estrés o ansiedad, la cafeína te alterará aún más y hará prácticamente imposible tu recuperación.
  • Si eres hipertenso o tienes antecedentes familiares en relación a esto, formas parte de otros de los grandes grupos de riesgo a los que las contraindicaciones del café les puede afectar en mayor medida, ya que eleva aún más nuestra tensión, además de provocarnos dolores de cabeza más frecuentes y severos.
  • Si has tenido enfermedades cardíacas o tienes riesgo de tenerlas, bien por valores médicos o bien por antecedentes familiares. El café, al ser un excitante, no resulta beneficioso para el corazón
  • Si eres diábetico debes vigilar en qué medida te afecta tomar esta bebida, ya que entre las contraindicaciones del café, en ocasiones aparece un aumento o disminución de la glucosa.
  • Si tienes problemas para relajarte o conciliar el sueño, tomar café puede producir insomnio especialmente si lo tomas a una hora tardía. Algunas personas notan el efecto energizante del café incluso hasta 8 horas después de haberlo tomado, lo que les impide dormir aunque se encuentren cansados o ya sea su hora habitual.

Incluso si no te encuentras en ninguno de estos grupos de riesgo asociados a las contraindicaciones del café, debes tener presente que no es bueno abusar de él. La dosis recomendada diaria no debe exceder las dos tazas.