¿Es posible perder peso rápidamente?


El ser humano es impaciente por naturaleza. Queremos resultados inmediatos en todo y a la hora de adelgazar no es diferente: queremos perder peso rápidamente, queremos bajar de talla de pantalón en pocos días y, sin embargo, lamentamos decirte que esto no es lo más sano del mundo. ¿Es posible? Sí, sin ninguna duda. ¿Es recomendable? Rotundamente, no.

Perder peso rápidamente puede castigar nuestro cuerpo y hacer que, aunque la báscula nos diga que hemos bajado de peso, nosotros sigamos sin vernos atractivos. Te contamos cuáles pueden ser las consecuencias de esta bajada brusca de peso.

Lee más: Dietas peligrosas que nunca deberías hacer

bajar de peso rapido
Querer bajar de peso rápido es un error

5 consecuencias de bajar de peso rápidamente

Además de factores estéticos, también hay resultados negativos sobre la salud física y mental. Los que te mencionamos a continuación son solo un ejemplo, pero pueden existir muchos más.

1. Flacidez:

Perder peso rápidamente solo a base de pasar hambre y llevar una alimentación a todas luces insuficiente, hará que nuestra piel no se adapte como debería a los cambios y, lejos de encontrarnos más bellos, conseguiremos el efecto contrario. Piel flácida, descolgada… ¿seguro que esto es lo que quieres?

2. Arrugas:

Siguiendo con el asunto de la piel y relacionado con el punto anterior, encontramos que perder peso rápidamente puede acelerar la aparición de arrugas. Cuando perdemos peso, la cara es una de las primeras partes que lo nota y así lo refleja. Si quieres adelgazar, prepara la crema antiarrugas… o hazlo de forma progresiva. ¡Las prisas nunca son buenas consejeras!

enfermedades de la piel
Debemos cuidar la piel de todo el cuerpo, no solo de la cara

3. Debilidad y cansancio:

Si te sientes débil, cansado, apático y sin fuerzas, es muy probable que tu cuerpo esté sufriendo ya las consecuencias de bajar de peso rápido. Le estamos quitando energía, calorías y reservas y esto se reflejará también por fuera. Un médico nunca te recomendaría perder demasiado peso en poco tiempo precisamente para evitar este desgaste.

4. Tristeza y mal estado de ánimo:

Pero además de sentirnos cansados, también es muy probable que nos sintamos tristes e incluso lleguemos a la depresión. Estamos sufriendo cambios a un ritmo frenético y el estado de ánimo se resiente.

5. Bajada de defensas:

Aumentar la probabilidad de exposición a resfriados y otras enfermedades víricas es mucho más posible si tu cuerpo no se encuentra fuerte. Alimentarnos de forma incorrecta baja las defensas y debilita nuestro sistema inmunitario.

Enfermedades sistema inmunológico prevención refuerzo defensas
Desde un simple constipado hasta una afección respiratoria, el sistema inmunológico actúa para prevenir su aparición, de ahí su importancia. Además, evitaremos que algunas enfermedades que padecemos puedan volverse crónicas.

Aún así… ¿quieres perder peso rápidamente?

Hay muchas dietas milagro para perder peso rápidamente, aunque lo cierto es que lo ideal es seguir un plan nutricional personalizado y proponernos el objetivo a medio/largo plazo. Los resultados serán más lentos, pero evitaremos todas las consecuencias mencionadas anteriormente, así como el temido efecto rebote.

Con la salud no te la juegues: unos cuantos kilos menos no compensan si ponemos en jaque con ello nuestra salud.

¿De verdad quieres más información?: Te dejamos dietas milagro que nunca recomendaríamos