¿Son efectivos la Glucosamina y el Sulfato de condroitina para el dolor en las rodillas?


Entre los suplementos naturales más vendidos están la Glucosamina y el Sulfato de condroitina, los mismos son empleados para los dolores articulares y en particular para los de la articulación de las rodillas.

LEER MAS SOBRE LOS DOLORES ARTICULARES

Los resultados obtenidos al concluir el año 2015 postulan que estos suplementos son seguros, pero que su efecto beneficioso es muy limitado. Hoy te mostramos lo más reciente en el complejo e importante tema del uso de estos productos naturales.

En Europa desde 1980 la Glucosamina y el Sulfato de condroitina son empleados para tratar la Osteoartritis (OA) en el humano, basado en las evidencias previamente obtenidas mediante su uso en animales.

Este suplemento por lo general contiene una mezcla de las dos sustancias la Glucosamina y el Sulfato de condroitina, ellas se producen en el cuerpo de forma natural y actúan como lubricantes de las articulaciones, ayudando a preservar su elasticidad y su protección.

Los resultados sobre el uso de la Glucosamina y el Sulfato de condroitina aun es objeto de controversia
La Glucosamina y el Sulfato de condroitina son empleados para los dolores articulares de las rodillas

¿Qué es la Glucosamina?

La glucosamina es un compuesto natural que se encuentra normalmente en los cartílagos sanos, es un aminosacárido con funciones muy importantes en la formación y reparación del cartílago.

Para su uso como suplemento alimenticio es extraído de las corazas  protectoras de los camarones, cangrejos y langostas, también puede ser sintetizado. La forma de uso más frecuente es el Sulfato de glucosamina.

Una fuente de glucosamina son los crustáceos
La glucosamina es obtenida de los crustáceos y también puede ser sintetizada

¿Qué es el Sulfato de condroitina?

El Sulfato de condroitina es uno de los componentes fundamentales del cartílago,  ayuda a retener el agua y le confiere elasticidad al mismo, es naturalmente sintetizado por el propio organismo.

Para su consumo como suplemento dietético se obtiene a partir de los cartílagos de la tráquea de  vacunos o tiburones y además puede ser sintetizado por vías químicas.

Principales resultados sobre el uso de la Glucosamina y el Sulfato de condroitina

En los últimos 10 años se han desarrollado numerosos estudios con el objetivo de encontrar evidencias que soporten o no el uso de estos suplementos naturales para aliviar las molestias de la Oesteoartritis en la rodilla. Unos los apoyan otros lo cuestionan.

Termina el año 2015 y aun  continúa la controversia. A grandes rasgos los principales resultados publicados en este año son los siguientes:

En marzo se publica un trabajo donde se  concluye que el uso de la Glucosamina y el Sulfato de condroitina no alivió significativamente los síntomas de la OA de la rodilla y tampoco impidió el avance de la enfermedad.

Posteriormente en noviembre de ese mismo año se publicó otro trabajo donde se analizaron los resultados de 54 estudios que abarcaron 16 427 pacientes. En estos se empleó Glucosamina más condroitina, cada una de forma independiente, otro con Celecoxib y un grupo con placebo.

Todos los grupos tuvieron una mejoría con relación al placebo, esta investigación evidenció la eficacia de la Glucosamina más la condriotina en el tratamiento sintomático de la OA de la rodilla.

Como puede apreciarse los resultados más recientes no son concluyentes, siguen predominando las discrepancias, unos apoyan su uso y otros no lo respaldan. Pero predomina el criterio de que la Glucosamina y el Sulfato de condroitina parecen reducir el dolor y mejorar la funcionalidad de las articulaciones con OA.

Conclusiones fundamentales sobre el uso de la Glucosamina  y el Sulfato de condroitina

De todas las informaciones disponibles podemos sintetizar:

  • Al ser productos naturales comercializados como suplementos nutricionales su contenido de glucosamina y condroitina difiere entre las diferentes marcas de productos.
  • Algunos estudios coinciden en afirmar que el efecto observado puede ser consecuencia del llamado efecto placebo o sea que la persona confía que ese producto la va a mejorar y experimenta efectos beneficiosos.
  • Dentro de la Base de Datos de Productos Naturales de los Estados Unidos la condroitina está considerada como “posiblemente eficaz” y en el caso de la glucosamina “presumiblemente eficaz”, categoría superior a la
  • Las investigaciones no han encontrado reacciones adversas serias al consumo de estos productos, por lo que se consideran como una alternativa favorable al uso de antiinflamatorios no esteroideos.
  • En numerosos países europeos, la condroitina está contemplado dentro de los tratamientos indicados para la OA.
  • El Colegio Americano de Reumatología en sus últimas recomendaciones para el tratamiento de la OA no incluye el uso de la Glucosamina y el Sulfato de condroitina.
  • Las guías de los Cirujanos Ortopédicos de la Academia Americana tampoco respaldan el uso de estos suplementos.
  • La Sociedad Internacional de investigaciones en Osteoartritis en sus guías terapéuticas no incluye el uso de estos productos dentro de las opciones para la OA.

Dosis y forma de consumo Glucosamina y el Sulfato de condroitina

Con independencia de la falta de consistencia de los resultados estos productos se encuentran dentro de los suplementos más vendidos en América. Y si tú quieres hacer la prueba de su posible efecto en tus dolores en la rodilla producidos por la OA pues sigue estas recomendaciones:

Glucosamina

1500 miligramos diarios y puede ser presentado en cápsulas, tabletas, líquido o en polvo.

Condroitina

800 a 1,200 miligramos por día. Se presenta en cápsulas, tabletas y en polvo. Puede ser consumida en dosis única o distribuida entre dos y tres dosis al día.

Se recomienda tomar los dos productos simultáneamente. Las dosis anteriores se pueden ir reduciendo en la medida que se siente alivio. Se estima que los efectos de estos suplementos se manifiestan 1 mes después de comenzar su consumo. Si después de consumirlo entre 4 y 6 meses no notas mejoría probablemente no funcionará en tu caso.

La Glucosamina y el Sulfato de condroitina, se producen en el cuerpo de forma natural y actúan como lubricantes de las articulaciones
La Glucosamina y el Sulfato de condroitina son suplementos dietéticos empleados para el dolor de rodillas

Si decides probar estos suplementos ten en cuenta estas sugerencias…

  • Consulta con tu médico si consumes otros medicamentos porque pueden tener reacciones cruzadas con otros productos.
  • Selecciona una marca confiable y revisa la concentración de sus productos.
  • Si padece de alergia a los mariscos recuerde que la glucosamina es extraída de crustáceos.
  • Si es diabético debe controlar sus niveles de azúcar en la sangre.
  • No debe ser consumido por niños y mujeres gestantes.

Y por último… si decides tomar Glucosamina y Sulfato de condroitina para los dolores en la rodilla podría ser que en tu caso funcionen o no, pero hasta ahora no hay consecuencias negativas de su uso, así que ensáyalo y puede ser que sea una solución para mejorar tu osteoartritis de la rodilla.

RECOMENDACIONES PARA MEJORAR LOS DOLORES ARTICULARES CON 5 MINUTOS DIARIOS