¿Por qué la escarlatina resurge en los últimos años?


Numerosos sitios de salud hablan de la escarlatina como una enfermedad del pasado, pero nada más lejos de la realidad. En la actualidad en algunos países la fiebre escarlata o escarlatina resurge y siempre debes mantener un ojo avizor, porque en ocasiones puede complicarse y hacerle pasar un susto a la persona que la padece o a sus familiares.

Te invito a leer más: los síntomas y signos de la escarlatina

La escarlatina resurge en Inglaterra y China

El número de casos reportado en Inglaterra y Gales ha mostrado incrementos muy marcados en los últimos tres años. En el año 2015 se elevaron hasta 17 590, el año anterior habían sido 15 637 y en el 2013 ascendieron a 4 642. Desde 1967 (19 305 casos) no se observaba tal cantidad de personas afectadas.

Se reportan casi 600 casos semanalmente y están distribuidos por toda la nación. En ese país desde set del 2015 a marzo del 2016 se reporta la presencia de 6157, correspondiéndose con el inicio de la estación pico de presentación de la fiebre escarlata.

La situación de los tres últimos años se compara con los datos anteriores se puede observar que los afectados se han más que triplicado y por tanto se puede afirmar categóricamente que la escarlatina resurge.

A esto se suma que en  los últimos años también se describe un incremento  de más de 5 000 casos en Hong Kong y más de 100.000 casos en China.

¿Qué es la escarlatina?

La fiebre escarlatina es una enfermedad causada por la infección con el  “estreptococo piógeno”,   una bacteria conocida en el ambiente médico como Streptococcus pyogenes, y que corresponde a estreptococos del tipo betahemolíticos y del grupo serológico A, que son los que principalmente causan enfermedades en las personas.

Bacteria causante de la fiebre escarlatina
La fiebre escarlatina resurge, es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Streptococcus pyogenes

El Streptococcus pyogenes puede infectar varios tipos de tejidos y órganos en las personas dando lugar a diferentes enfermedades. La adherencia de la bacteria a las células de revestimiento de estos órganos se produce a través de una sustancia de su pared celular denominada ácido lipoteicoico.

En el caso de la fiebre escarlatina, generalmente la bacteria se aloja en la faringe y las amígdalas palatinas a las que infecta provocando su inflamación denominada faringoamigdalitis.

Una vez que los estreptococos colonizan los tejidos, comienzan a liberar toxinas, y otras sustancias responsables de muchos de sus efectos dañinos. Entre estas se destacan las exotoxinas como la toxina eritrogénica que liberan los estreptococos betahemolíticos del grupo A. Esta toxina es la responsable del exantema o erupción  característica de la fiebre escarlatina.

Aunque también puede afectar a los adultos, la fiebre escarlatina se presenta  más frecuentemente en niños cuyas edades están comprendidas entre 5 y 12 años. La mayor  cantidad de casos se producen entre diciembre y abril de cada año con un pico de casos entre marzo y abril.

¿Cómo se produce el contagio de la fiebre escarlatina?

El reservorio de la bacteria causal de la fiebre escarlatina  es el propio ser humano. Los estreptococos piógenos viven normalmente en la faringe de algunas personas que se consideran portadoras. Se cree que aproximadamente el 5% de la población en general posee esta bacteria en su faringe y si están por debajo de los 20 años de edad este porcentaje puede ser mayor.

La transmisión de la bacteria se produce directamente desde estos portadores que sirven como reservorios hacia otras personas. Las bacterias viajan de una persona a la otra en el interior de las pequeñas gotitas de saliva que emitimos al aire al hablar, toser, cantar, estornudar, o al ser depositadas estas secreciones sobre otras superficies.

Los  portadores pueden incluso no padecer la fiebre escarlatina, lo que no impide  que la transmitan con facilidad al contener grandes cantidades de la bacteria en su  garganta.

También la transmisión puede ser por contacto indirecto mediante superficies u objetos que han sido contaminados con las bacterias causantes de la fiebre escarlatina.

De hecho, la enfermedad puede producir brotes epidémicos en las comunidades, centros escolares e instituciones hospitalarias, entre otros. Siempre primero habrá que pensar en los propios miembros del núcleo familiar de los afectados, continuando por su círculo de compañeros de juego y de aula, maestros y otros.

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre escarlatina?

El cuadro clínico de la fiebre escarlatina se puede dividir en  varias etapas. Estas se pueden distinguir en:

Periodo  pre exantemático

  • Como su nombre indica se produce antes de la aparición de la erupción.
  • Este comienza por fiebre con un incremento brusco de la temperatura acompañado de escalofríos.
  • También pueden presentarse vómitos.
  • Después se experimenta malestar general, dolor al tragar y en el cuello. Esto se debe a la inflamación y enrojecimiento de las amígdalas que en ocasiones se cubren de una secreción amarillenta que contiene pus o humor. En general en toda la garganta se observará una coloración rojiza oscura.

Este periodo es muy poco  específico pues  no se observa la erupción  característica y los síntomas son muy similares a los de numerosas infecciones por virus y otros microorganismos.

Periodo  exantemático

  • Al final del primer o segundo día comienza a notarse la erupción o exantema. Al inicio brotará   en el cuello y en el tronco para extenderse  después hacia las extremidades sin afectar las palmas de las manos o las plantas de los pies.
  • En la zona que rodea la boca tampoco aparece la erupción, sino que por el contrario adquiere un tono pálido.
  • Las mejillas se ven ruborizadas o enrojecidas.
Erupción característica de la fiebre escarlatina
En los reportes de Inglaterra se diagnostican más de 600 casos por semana con la erupción típica de la fiebre escarlatina se produce además de la faringoamigdalitis, una erupción roja característica

Al inicio la erupción solo consiste en pequeñas manchas de coloración  rojo intensa y del tamaño de la cabeza de un alfiler,  muy cercanas unas de las otras.  Después, a nivel del dorso y la parte posterior de brazos y piernas  estas manchas confluyen y se unen. Esta erupción generalmente se refuerza a nivel de los pliegues de las axilas y de la zona inguinal a las que se denomina líneas de Pastia.  Su duración es de 6 a 9 días.

Estos signos son los que dan nombre a la enfermedad fiebre escarlatina por el color rojo escarlata. La  erupción  siguiendo a la faringoamigdalitis por Streptococcus  pyogenes, son las características más distintivas de la fiebre escarlatina.

En personas de piel oscura puede que no se distinga bien la erupción, por lo que otros síntomas que se describen a continuación  ayudarán en el diagnóstico:

  • También ocurre una inflamación de los folículos pilosos en la parte anterior de las piernas y la posterior de los brazos.  Esto unido a la erupción, provoca que si se pasa la mano sobre estas zonas se obtiene una  sensación similar al  “papel de lija”.
  • Además pueden presentarse petequias o puntos rojos que desaparecen ante la presión del dedo sobre ellos y equimosis o cardenales.
  • La “lengua en fresa” aparece cerca del día tercero del comienzo del  cuadro clínico. Aquí la lengua presenta una gran inflamación de sus papilas y una coloración rojo vivo. A esto también se le ha llamado “lengua aframbuesada”. En ausencia de la erupción, esta característica   puede usarse para reconocer  la fiebre escarlatina.
  • Generalmente al examen de sangre se observa leucocitosis, o incremento de la cantidad de leucocitos o células de defensa en la sangre, propio de las infecciones bacterianas.
Lengua en fresa característica de la fiebre escarlatina
La lengua en fresa es un signo característico de la fiebre escarlatina, en el que las papilas linguales están inflamadas sobre un fondo rojo intenso

Periodo  de convalecencia

Ocurre generalmente a la segunda semana si no hay complicaciones. Puede reconocerse  a través de la observación de una  descamación de la piel que se desarrolla siguiendo  igual orden al del origen del exantema o erupción. Es decir, comenzando desde el cuello y continuando hasta llegar a las extremidades, en forma de grandes láminas.  Este signo puede durar por semanas principalmente en las manos y en los pies. En estos la descamación comienza típicamente desde las puntas de los dedos y el margen libre de las uñas.

Uno de los signos de escarlatina es la descamación de manos y pies
La descamación de las manos y los pies es uno de los síntomas típicos de la escarlatina

Esta descamación se solapa con la erupción. Es decir, aparece cuando aún no se ha eliminado totalmente la misma. La lengua también puede aparecer denudada con la pérdida  de las papilas.

¿Por qué la escarlatina resurge?

Sí, la escarlatina resurge. Las causas por las cuales la escarlatina resurge no han sido totalmente esclarecidas. Algunos postulan que se trata de un ciclo natural en la incidencia de diversas enfermedades infecciosas.

Los expertos en el tema coinciden en afirmar que son aún desconocidas las fuerzas evolutivas que han dado origen a la aparición los brotes actuales. Postulan que podrían estar relacionados con las propias bacterias, con los factores ambientales como la temperatura y la lluvia y el estado inmunológico de las personas que adquieren la enfermedad.

Los estudios de las características de las bacterias aisladas de los pacientes, no soportan la posibilidad que se trate de una cepa estreptococo del grupo A altamente infectiva con una alta capacidad de diseminación.

La explicación del por qué la escarlatina resurge no son completamente comprendidas y nuevas investigaciones se requieren para conocer los secretos escondidos detrás de su reaparición.

Te sugiero leer más: las complicaciones de la escarlatina