¿Por qué es tan importante la hora de la siesta?


Determinar la hora de la siesta es indispensable para permitirle al cerebro descansar, seguir atento y coordinar.  Este periodo de relajación debe tener ciertas características que eviten afectar el ciclo normal e indispensable de sueño nocturno.

La palabra siesta proviene de “sestar” una referencia que hacían los romanos sobre el descanso a la hora sexta. En su versión actual, se estaría hablando de un horario que comprenda entre las 14:00 pm y las 16:00 pm. La siesta es una costumbre tan antigua, como beneficiosa y ya la vas a conocer.

antiguedad de la hora de la siesta
Tomar la siesta es una costumbre muy antigua.

Conoce la influencia de la hora de la siesta en la salud

Dormir al menos 8 horas influye en nuestra calidad de vida notablemente, mejora la salud mental y reduce el estrés. Pero aunque se cumpla este periodo de sueño, aproximadamente a mitad del día, se comienza a sentir cierta somnolencia.

Esto sucede porque el cerebro pide un momento de descanso luego de ciertas horas de actividad. En los primeros años de vida, la hora de la siesta es muy necesaria para el desarrollo de los niños.

Generalmente, cuando un niño cumple su primer año de edad, debería dormir una hora luego de cada comida. Cuando llega a los dos años, el descanso comienza a durar aproximadamente una hora y media. Al tercer año, la siesta durará una hora.

¿Por qué la siesta puede generar mal humor o somnolencia?

Descansar por mucho tiempo durante el día ocasiona que la persona experimente una etapa más profunda al dormir. Cuando esto ocurre, resulta difícil despertar. Si la siesta dura más de 30 minutos, se bloquea la recepción de información que viene de los sentidos.

Además, se acentúa el estado de parálisis muscular que impide cualquier movimiento. Al reposar por más de 40 minutos, estos fenómenos se hacen más intensos.

Por lo tanto, al despertar se genera una sensación de desorientación y hasta de molestia por la interrupción del descanso. Lo ideal es que después de 10 o 15 minutos de comer, se realice una siesta de 30 minutos, no más.

Adultos mayores y el descanso

Para los adultos mayores, la hora de la siesta es más delicada ya que pueden sufrir de insomnio durante toda la noche. Esto genera una alteración en los ciclos de vigilancia y sueño que se conoce como trastorno del ritmo cardíaco. Por lo que el descanso durante el día es casi obligatorio.

Dado el desgaste físico y mental por el transcurso de los años, los adultos mayores pueden pasar noches en vela. Esto ocasiona que al día siguiente el cansancio sea excesivo y la necesidad de dormir, inevitable y constante. Estas sensaciones pueden persistir en el tiempo, si no se descansa correctamente.  

Beneficios de tomar la siesta

La hora de la siesta tiene muchos beneficios
Una siesta reparadora tiene muchos beneficios.

Tomar en cuenta la hora de la siesta es una manera idónea de conservar una buena salud. El ritmo de vida y las obligaciones diarias puede dificultar mantener esta práctica. Sin embargo, al conocer los beneficios de tomar una pequeña siesta reparadora, seguramente la incluirás en tu día a día.

  • Mejora considerablemente la memoria.
  • Aumenta la capacidad de aprendizaje y el conocimiento se consolida.
  • Disminuye de manera sorprendente las probabilidades de sufrir enfermedades del corazón.
  • Estimula la creatividad.
  • El cerebro comienza a recordar ideas creativas que quedaron olvidadas.
  • Mejora la productividad en el trabajo.
  • Completa los ciclos del sueño.
  • Disminuye el estrés.
  • El cuerpo se relaja considerablemente.
  • Motiva la necesidad de hacer ejercicios.
  • La resolución de problemas es mucho mejor.
  • Regeneras las células de la piel.

Curiosidades sobre la hora de la siesta

Tomar un pequeño descanso es algo que existe desde hace mucho tiempo. Algunas de las mentes más brillantes, hasta compañías con reconocimiento mundial practican la necesidad de tomar una siesta. Estos son algunos de los hechos más curiosos asociados a un buen descanso.

Personajes de la historia que tenían el hábito de tomar una siesta

Mentes brillantes como las de Thomas Edison, Albert Einstein, Benjamín Franklin; Napoleón y Leonardo Da vinci tomaban una siesta. Esta era una de sus rutinas diarias, incluso Salvador Dalí lo reconocía como un potenciador de su trabajo. Sus obras más relevantes se realizaron en la tarde luego de tomar una siesta.

Grandes empresas incluyen la siesta en su rutina

Empresas como Google mantienen salas enteras donde sus empleados pueden tomar una siesta de hasta 20 minutos. Esto, con el fin de potenciar su creatividad y oxigenar el cerebro. Así mismo, la empresa Toyota permite que sus trabajadores disfruten de la hora de la siesta para aumentar sus niveles de rendimiento.

La NASA alienta al descanso

Un estudio que realizó la NASA demostró que dormir exactamente 26 minutos aumenta el rendimiento hasta un 35%. Además, al despertar te sentirás hasta 55% más alerta, lo que te ayuda a mejorar tu desempeño laboral. Incluso, aunque no te duermas, el hecho de cerrar los ojos y recostarte, ya es beneficioso.

Tiempos ideales para tomar una siesta

No es lo mismo dormir 10 minutos que 90 minutos. Cada periodo de sueño tiene la capacidad de mejorar ciertas funciones en nuestro cuerpo. Por eso, saber exactamente cuántos minutos debes dormir la siesta, te ayudará a planificar tu descanso para obtener los beneficios deseados.

Siesta de 10 a 20 minutos

Aunque parece poco tiempo, esta pequeña siesta es vital para elevar los niveles de energía. Una siesta en este lapso de tiempo te mantendrá alerta y sentirás que tu mente ha descansado lo suficiente. Lo mejor de todo es que, al despertar, no estarás en estado somnoliento.

Siesta de 30 minutos

Estos 30 minutos de descanso pueden generar una sensación de embotamiento. Sin embargo, este efecto solo dura 30 minutos más y luego comenzarás a sentirte como nuevo. La buena noticia es que luego de este descanso te sentirás con tanta energía que se convierte en buen momento para ejercitarse.

Siesta de 60 minutos

Aunque no es el periodo de tiempo ideal para una siesta, 60 minutos de sueño mejoran la memoria considerablemente. Además, la cantidad de información que es capaz de procesar será mucho mayor que en otras ocasiones. Eso sí, al despertar necesitarás un rato más para poder concentrarte en tus actividades.

Siesta de 90 minutos

Dormir 90 minutos es como realizar completo el ciclo de sueño que, además, te permite soñar como lo haces de noche. Aunque no es recomendable que la hora de la siesta dure tanto, puede ayudar en la creatividad y memoria. Las respuestas emocionales suelen ser mucho mejores al descansar 90 minutos.  

Nuestra recomendación

hora de la siesta y el descanso
Tener un tiempo para descansar es muy importante.

Establecer un horario para descansar es tan importante como comer, tomar agua o hacer ejercicios. Recuperar energías de manera adecuada te ayuda a mejorar el funcionamiento de tu organismo de manera sorprendente. Incluye esta actividad en tu rutina diaria y te sentirás mucho mejor.

Te puede interesar: Enfermedades laborales en los adictos al trabajo