¿Por qué deberíamos tener cuidado con el calor?


Según en que lado del ecuador te encuentres, en estos momentos puede ser verano en tu país. Cuando hay mucho calor puede ser peligroso, principalmente para las personas mayores. Las personas tienen diversos mecanismos para regular la temperatura del cuerpo.

Calor en España
El efecto del cambio climático se evidencia, entre otras cosas, en el calor excesivo

Eso permite que haya poblaciones en climas que pueden llegar a ser muy calurosos, o en lugares de nieves perpetuas. Pero cuando llega el calor, hay riesgos de enfermarnos por ello.

Otros temas relacionados: Las mejores recetas para bajar nuestra temperatura corporal

¿Cómo el cuerpo regula la temperatura?

Entre los mecanismos que permiten que el cuerpo tenga una temperatura adecuada está la sensación de sed, la sudoración, que refresca la piel al evaporarse.

El sudor es la expresión del efecto del calor
Al sudar como consecuencia del calor excesivo perdemos agua y electrolitos que puede conllevar deshidratación severa

Cuando se está expuesto al frio, las personas pueden comenzar a temblar, y eso ayuda a mantener el cuerpo caliente.

Los órganos del cuerpo trabajan entre ciertos límites de temperatura, y cuando se sobrepasan esos límites, los órganos no trabajan bien. Eso puede pasar cuando se tiene fiebre, y de hecho puede suceder por cualquier causa.

Pero cuando se está expuesto a ambientes demasiados cálidos, la sudoración no es suficiente, principalmente cuando hay mucha humedad que dificulta la evaporación del sudor, comienza a subir la temperatura del cuerpo y pueden aparecer enfermedades debido a ello.

Hay varias formas en que el calor puede dañar a las personas, y va a estar relacionado con la temperatura ambiente y el tiempo que estén expuestas. Habitualmente, ocurren porque el aumento de temperatura  actúa durante demasiado tiempo.

¿Cómo puede dañar el calor?

Frecuentemente las enfermedades producidas por el calor están asociadas a exposición al sol prolongada, aunque no siempre es así. El calor puede producir diferentes tipos de enfermedades, como son los llamados calambres, que a fin de cuentas son espasmos musculares que se producen por un ejercicio intenso.

El ejercicio genera cambios de temperatura en nuestro organismo, por eso sudamos cuando lo realizamos. Si se genera mucho calor, pueden aparecer calambres.

La piel se puede irritar y generar la sudoración, provocando lo que se conoce por salpullido, que consiste en una erupción rojiza, que puede provocar picazón y hasta un poco de ardor.

Si la exposición al calor es por más tiempo, las personas comienzan a sufrir agotamiento, mucho cansancio, las piernas se vuelven pesadas, se suda mucho. El pulso se acelera acompañándose en ocasiones  de mareos.

El grado máximo de afectación del calor por mucha exposición al mismo es el llamado golpe de calor, donde existe peligro de muerte para la persona por deshidratación y por el gran aumento de la temperatura corporal que se produce. Casi siempre se deja de sudar, pues la persona se comienza a deshidratar, el pulso es muy rápido, la presión sanguínea disminuye, y la vista puede nublarse y no se presta mucha atención a lo que pasa alrededor.

¿Quién tiene más riesgo de sufrir problemas con el calor?

Las personas mayores, con o sin enfermedades, y aquellos con sobrepeso, son las que mayor riesgo tienen de sufrir problemas por el exceso de calor. Casi todas las personas que llegan a morir por una ola de calor son personas mayores o personas con enfermedades del corazón u otra que dé fiebre.

Cuando no se está habituado a mucho calor, o se acompaña de la  ingestión de bebidas alcohólicas, si se está practicando ejercicios bajo el sol o con una temperatura ambiente alta o mucha humedad, se está en riesgo.

También las personas que toman diuréticos, sedantes u otros medicamentos para la presión alta, que tengan cambios de la piel debido al envejecimiento, tienen mayor riesgo de tener efectos indeseables por el calor.

Otro factor que aumenta el riesgo es no haber tomado la suficiente cantidad de agua, en las personas mayores disminuye el reflejo de la sed para tomar agua, y se deshidratan con mayor dificultad.

¿Qué medidas tomar para prevenir problemas con el calor?

Lo principal para no sufrir alguna enfermedad por el calor es planear lo que vamos a hacer cuando el clima es caliente. Es muy importante estar al tanto de los partes del tiempo, habitualmente avisan cuando va a subir mucho la temperatura.

Las altas temperaturas pueden permanecer aun en Setiembre
Estar atento al aviso de calor excesivo es una medida aconsejable

Debe tener encima suficiente líquido para tomar, y recuerde tomarlo a menudo, aunque no sea muy imperiosa la sensación de sed.

Si va a estar al aire libre, es bueno conocer si habrá los lugares de sombra. Use ropas ligeras y de color claro preferiblemente, tómese descansos a la sombra cuando pueda, sea cuidadoso con la actividad física bajo el sol o si hay mucha humedad en el ambiente. Los autos se calientan mucho cuando están bajo el sol, deje que se refresque antes de entrar en él.

En caso de que en su casa no haya aire acondicionado o ventiladores, trate de cerrar las ventanas por donde penetra el sol. Mantenga abiertas las ventanas en la parte de la sombra, y ponga cortinas en las que da el sol.

Si siente mucho calor en su casa, trate de pasar un rato en algún lugar que tenga aire acondicionado. Si se siente decaído por el calor pídale a un familiar o amistad que lo acompañe.

Por último, conozca bien los síntomas de las enfermedades por calor. Si las detecta a tiempo, tomar agua, trasladarse a un lugar más fresco o pedir ayuda puede hacer la diferencia.

¿Cuáles son los síntomas de que el calor está lastimando?

Existen síntomas iniciales para las enfermedades producidas por calor, y otros que aparecen más tardíamente cuando el problema ha avanzado más.

Los síntomas iniciales pueden ser que aparezcan calambres (ojo con esto: se puede padecer de calambres, principalmente en las piernas por otras razones. Se está hablando del calambre que no existía y comienza a aparecer en un ambiente caliente). Además las personas comienzan a sudar mucho, puede aparecer fatiga y aumenta la sed. Se insiste recordar que la sensación de sed puede ser menor en las personas mayores.

Si la persona sigue expuesta al calor, entonces puede aparecer debilidad, dolor de cabeza, la piel deja de sudar y se pone algo pegajosa, las orinas se ponen oscuras, puede aparecer fiebre, el pulso se acelera (es normal hasta 100 pulsaciones por minuto), y puede aparecer un comportamiento raro en las personas, llegando a la pérdida de conocimiento y convulsiones en algunos casos.

¿Y qué puedo hacer?

Siempre es importante distinguir si se tiene un acompañante o no. Si se tiene, es importante decírselo, para que le ayude. Si los síntomas son iniciales, busque una forma de refrescar el cuerpo. Si está caminando por las calles, entre a algún lugar con sombra y si tiene aire acondicionado mejor. Tome varios vasos de líquido, preferiblemente agua.

Si está en su casa, dígaselo a quien viva con usted, o llame a algún familiar, amigo o vecino. Si no tiene ventilador o aire acondicionado abra las ventanas que tengan sombra, o trate de ir a la parte más fresca de la casa. Aunque no sienta sed, tome agua.

Recuerde, esté al tanto del parte del clima y prepárese si pronostican mucho calor.

Otros artículos que te van a interesar: ¿Cómo me puede afectar una ola de calor?


Advertisements