Conoce la clave para salvar la vida de una persona con anafilaxia


Cuando el organismo desarrolla una reacción inmunitaria ante una sustancia que generalmente es inocua para otras personas, estamos en presencia de una alergia. Pero cuando esta reacción alérgica es generalizada e involucra uno o más sistemas orgánicos, estamos en presencia de una anafilaxia.

Para conocer sobre los mecanismos que desencadenan las reacciones alérgicas, te recomiendo la lectura de: HABLEMOS DE LAS ALERGIAS

La línea divisoria entre una alergia y la anafilaxia no es clara, pero sí es necesario entender que ante esta última debe reaccionarse de inmediato pues puede poner en serio riesgo la vida del que la padece, y en muy corto tiempo. Esa es la clave para salvar la vida de una persona con anafilaxia.

¿Qué es y cómo se manifiestan las reacciones anafilácticas?

Cuando una sustancia se convierte en un alérgeno y produce una reacción alérgica grave, estamos en presencia de una anafilaxia. Esto sucede en algunas personas cuando se exponen a determinadas sustancias ante las cuales desarrollan una sensibilidad exacerbada. De esta forma, el sistema inmunitario “recuerda” esta sustancia, y al enfrentarse en ocasiones subsiguientes desencadenan reacciones alérgicas aún más severas.

Si esta respuesta compromete a todo el organismo, de manera que diferentes tejidos liberen histamina y otras moléculas en respuesta al alérgeno, pueden afectar sistemas vitales pudiendo llegar a ocluir las vías respiratorias, disminuir bruscamente la tensión arterial y provocar otros síntomas peligrosos.

Los alérgenos pueden ser muy diversos y difieren de una persona a otra. La anafilaxia es causada más comúnmente por  alergias farmacológicas, alimentos  y picaduras o mordeduras de insectos. También materiales como el látex pueden desencadenar peligrosas reacciones anafilácticas.

el maní
Entre las causas alimentarias de anafilaxia el maní es uno de los alérgenos más potente, es muy temida y común sobre todo en países de América del Norte

Dependiendo del país puede variar la mayor prevalencia de un tipo u otro. Entre las comunes se encuentran las picadas o mordeduras de insectos y entre ellos las abejas. El veneno de los insectos contiene anticuerpos que pueden desencadenar reacciones severas. La alergia al maní es también muy frecuente y temida sobre todo en los países de América del Norte.

No todas las alergias desencadenan respuestas anafilácticas. Por ejemplo, los alérgenos por inhalación rara vez la provocan.

Es muy difícil determinar de antemano si una persona desarrollará una respuesta anafiláctica a un alérgeno: algunas personas entran en anafilaxia sin ninguna causa reconocida. No obstante, si se tiene conocimiento de que se es alérgico a alguna sustancia, debe evitarse el contacto con esta, pues puede desencadenar una anafilaxia que resulta potencialmente mortal.

¿Cómo se pueden reconocer las manifestaciones de una anafilaxia?

La respuesta anafiláctica desarrolla síntomas minutos o segundos después de exponerse al alérgeno, siendo estos muy severos. Los síntomas pueden ser uno o varios de los siguientes:

  • Ansiedad
  • Congestión nasal
  • Diarrea
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tragar
  • Dolor abdominal
  • Enrojecimiento de la piel
  • Hinchazón de cara, ojos y lengua
  • Mala articulación del lenguaje
  • Mareo o vértigo
  • Molestia u opresión en el pecho
  • Náuseas y vómitos
  • Palpitaciones
  • Pérdida del conocimiento
  • Tos
  • Urticaria

Si usted o uno de sus acompañantes presenta síntomas repentinos de anafilaxia, pida ayuda médica sin demora. La anafilaxia es una urgencia médica y, sin atención inmediata, el riesgo de muerte es alto.

Angioedema severo
Se emplea el término de anafilaxia cuando hay reacciones severas que pueden comprometer la vida de la persona y que pueden llevar al afectado a un schock anafiláctico

Alternativas de tratamiento de la anafilaxia

Ante la sospecha de una anafilaxia lo primero es llamar a los servicios de urgencia. Mientras que acuden y si tienes los conocimientos necesarios el primer paso es revisar las vías aéreas, la respiración y la circulación sanguínea de la persona. El mayor riesgo procede de la obstrucción de las vías respiratorias por inflamación. Esta debe sospecharse si el paciente tiene la voz ronca, habla en susurros, o emite sonidos broncos al inhalar. Si es necesario, comience a dar respiración boca a boca y si conoce como hacerlo puede aplicar la Reanimación cardiopulmonar (RCP). Si la persona está consciente y tiene problemas para respirar, no le dé respiración boca a boca.

Picada de insectos
La anafilaxia debido a la picada de insectos es una de las causas más comunes y ocasiona síntomas de forma inmediata, ante ellos lo primero es solicitar servicios de atención médica de urgencia

En el caso de que a reacción anafiláctica se deba a la picadura de una abeja, raspe el aguijón de la piel con la uña u otra superficie dura y delgada (una tarjeta plástica, por ejemplo). Evite pinzar el aguijón, pues esto liberará más veneno.

Las personas propensas al shock anafiláctico usualmente llevan consigo un medicamento de emergencia para estos casos. Ayúdele a inyectárselo o tomarlo. Si hay dificultad para respirar, evite los medicamentos orales. En este sentido, los autoinyectores de epinefrina son muy utilizados por las personas que presentan reacciones alérgicas extremas.

Para evitar que el paciente entre en estado de shock, acuéstelo, eleve sus piernas unos 30 cm con respecto al tronco y cúbralo con una manta o chaqueta. Si la persona no se encuentra cómoda en esta posición o se sospecha de un traumatismo en la cabeza, cuello o torso, no la fuerce a acostarse. Tampoco coloque nada debajo de su cabeza como almohada, pues esto puede bloquear sus vías respiratorias.

A la llegada de los paramédicos, estos insertarán una sonda por la nariz o directamente en la tráquea para facilitar la respiración, estabilizarán al paciente y lo trasladarán de urgencia a un hospital. De ser necesario, ya en el centro médico se realizarán exámenes específicos para determinar la causa de la respuesta anafiláctica.

Incluso si los síntomas mejoran después de administrarse la medicación, es importante acudir a una sala de urgencia luego de una anafilaxia. Los síntomas pueden reaparecer horas después, sin exposición directa al alérgeno. A este fenómeno se le conoce como anafilaxia bifásica.

La supervivencia a la anafilaxia depende de lo rápido que se reaccione brindando ayuda ante los síntomas. Sin este, las posibles complicaciones de la anafilaxis incluyen obstrucción de las vías aéreas, paro cardíaco, paro respiratorio, shock y muerte.

¿Qué puedes hacer para prevenir la anafilaxia?

Aunque es un padecimiento repentino, una vez que se ha rebasado un episodio de anafilaxia o se conoce que existe una predisposición a reacciones alérgicas severas se deben tomar algunas medidas para prevenir el desarrollo de respuestas anafilácticas.

Test de alergia
Mediante las pruebas alérgicas se puede conocer si es sensible a algún alérgeno, pero en numerosas ocasiones la anafilaxia se presenta sin antecedentes

La primera de ellas es bastante obvia: evite los agentes desencadenantes de la respuesta alérgica. Esto incluye alimentos y medicamentos que han causado reacciones alérgicas anteriores: 

  • Si está recibiendo un tratamiento médico, informe al especialista a que medicamentos es alérgico.
  • Si come fuera, especifique al mesero aquellos ingredientes que no puede comer.
  • Revise meticulosamente las etiquetas de los productos que consume, cuidando que no contengan ingredientes a los que es alérgico.

Otra precaución importante a considerar es la alimentación de los niños pequeños. A ellos, los nuevos alimentos deben incorporarse en pequeñas cantidades y de uno a uno, observando que no desarrollen una reacción alérgica. Si notas que comienzan a sentirse mal, debes evitar ese alimento en un futuro y llevarle a un alergista, para que dictamine mediante pruebas específicas a que alérgenos responde.

Las personas con alergias conocidas y que sufran de anafilaxia deben portar alguna etiqueta que los identifique como tal, y llevar en todo momento un medicamento de emergencia para administrárselo en cuanto presenten síntomas.

En este sentido, debe consultarse con el médico el más adecuado. La epinefrina inyectable es muy efectiva, pero no puede emplearse en pacientes con afecciones cardiacas. Los especialistas en la materia son las personas indicadas para recomendar los medicamentos a emplear dependiendo de la edad, la gravedad de las reacciones y los alérgenos desencadenantes de la anafilaxia.

Reacción cutánea
La anafilaxia es una reacción alérgica extrema del organismo, si no se trata de inmediato, puede ser potencialmente mortal

La ayuda inmediata es la medida más efectiva para que la anafilaxia no encuentre una nueva víctima, por suerte hoy en día mucho menos frecuente que en épocas anteriores.

Para conocer sobre otras alergias, te recomiendo la lectura de: ¿SUFRES DE RINITIS ALÉRGICA? AQUÍ TE DECIMOS CÓMO CONTROLARLA