¿Sufres de rinitis alérgica? Aquí te decimos cómo controlarla


Padecer rinitis alérgica está asociado a problemas que afectan la nariz. Generalmente, se presenta cuando inhalas polvo, caspa o algo que produzca alergia. Además, los síntomas pueden aparecer si consumes alimentos a los que eres alérgica. Esta enfermedad es algo molesta y por eso te ayudaremos a controlarla.

Cómo saber si tienes rinitis alérgica

¿Estornudas mucho? Además, tu mucosidad se torna abundante y transparente, y la nariz comienza picar y gotear. También experimentas picor en los ojos, la boca, la garganta y la piel. Y las fosas nasales se tapan, lo que resulta muy incómodo.

Qué es la rinitis alérgica
Padecer rinitis alérgica está asociado a problemas que afectan la nariz.

Otros síntomas

  • Problemas de olfato.
  • Oídos tapados.
  • Ojeras e hinchazón bajo los ojos.
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza.

Remedios caseros para controlar la rinitis alérgica

Para combatir la rinitis alérgica, no es necesario comprar costosos medicamentos en las farmacias. Puedes preparar algunos tú misma de manera natural  y a un muy bajo costo. Si quieres conocer los mejores remedios caseros para atacar la rinitis, continúa leyendo.

Agua salina

  • En dos tazas de agua destilada caliente, se mezcla una cuchara pequeña de sal y una pizca de bicarbonato de sodio.
  • Utiliza una pajita para esnifar por cada fosa nasal una cantidad pequeña de la solución.
  • La solución debe fluir por la nariz.
  • Elimina la solución salina y el exceso de moco, soplando la nariz.
  • Repite en cada fosa nasal varias veces al día hasta notar la mejoría.

Vapor

Ayuda a despejar las fosas nasales cuando es inhalado, eliminando la irritación y el exceso de mucosidad. Además, combate casi de inmediato los estornudos, dolor de garganta y secreción nasal. En un tazón, coloca agua hirviendo y añade cuatro gotas de aceite de romero, eucalipto, árbol de té o menta.

Cúbrete con una toalla la cabeza y te inclinas con cuidado sobre la taza, para comenzar a inhalar profundamente. Este proceso se realiza por, mínimo, cinco o diez minutos para luego sonarte la nariz a fondo. Repite este remedio casero en diversas ocasiones hasta que te sientas mucho mejor.

Jengibre

Es conocido por ser un antihistamínico natural muy efectivo para los malestares comunes. Cuenta con propiedades que son antibacterianas, antivirales, antiinflamatorias e inmunomoduladoras. Estas características alivian de la congestión nasal, la tos, las secreciones nasales y hasta el dolor de cabeza.

Tratamiento a base de jengibre

  • A una taza de agua agrega una cucharada de jengibre rallado y un pedazo de canela en rama.
  • Ponlo a hervir por 5 minutos.
  • Cuando esté listo lo cuelas y añades miel y jugo de limón.
  • Bébelo dos veces al día.
  • También puedes masticar trozos pequeños de jengibre varias veces al día.
Cómo enfrentar la rinitis alérgica
Para combatir la rinitis alérgica, no es necesario comprar costosos medicamentos en las farmacias.

Cúrcuma

Bien conocido como un poderoso antioxidante que reduce cualquier tipo de alergias, y además, tiene un gran poder antiinflamatorio. Para aliviarte solo debes seguir las siguientes indicaciones:

Mezcla muy bien seis cucharadas de cúrcuma en polvo con miel, luego lo guardas en un recipiente hermético de vidrio. Durante el día debes tomar, al menos dos veces, una cucharada de esta mezcla para notar la mejoría.

Ajo

Si hay un antihistamínico natural efectivo, ese es el ajo. Sus propiedades antibacterianas, antivirales, antibióticas y su estimulación en el sistema inmune son realmente  extraordinarias. El ajo promueve y garantiza una recuperación rápida y eficiente.

Ingiere ajo diariamente, de esta manera, estarás combatiendo las molestias causadas por la rinitis alérgica. Incluso, las personas que sufren de alergias pueden incluir el ajo en su dieta diaria o tomar algunos suplementos.

Lee también:HABLEMOS DE LAS ALERGIAS

Vinagre de manzana

Es otro poderoso antihistamínico y antibiótico que reduce los síntomas de la rinitis alérgica.  Ayuda a disminuir la molesta sensación de picor en la garganta y las fosas nasales. Al mismo tiempo, estará ayudando a que el sistema inmune se regule para evitar otras posibles enfermedades.

Une vinagre de manzana, agua, zumo de limón y miel, y bebe la mezcla tres veces al día. Si quieres fortalecer tu organismo, puedes ingerir diariamente una taza de este té en las mañanas.

Ortiga

Se ha implementado como un tratamiento de la medicina alternativa para combatir las alergias. Sus propiedades son tan eficientes que proporcionan un alivio rápido a los síntomas por alergia. La tos, estornudos, picazón y congestión nasal ya no serán un problema.

En una taza con agua bien caliente, agrega un puñado pequeño de hojas secas de ortiga. Tapa y deja reposar la mezcla por unos cinco minutos para que se concentre. Pasado el tiempo, cuélala y añade miel, bébela en repetidas oportunidades hasta que desaparezcan los síntomas.

Aceite de tracción

Este remedio casero es considerado una técnica ayurvédica para eliminar la irritación causada por la rinitis alérgica. También funciona para erradicar las toxinas que causan el malestar. Puedes usar aceite de coco o sésamo que, además, te mantendrán siempre saludable.

Con una cucharada de aceite de coco o sésamo, haz enjuagues bucales por unos minutos. Escupe el aceite y enjuaga la boca con agua tibia hasta quitar el sabor. Realiza este tratamiento diariamente al menos un mes antes del cepillado dental.

Aceites naturales para atacar la rinitis alérgica
El aceite de tracción es efectivo.

Vitamina C

Consumir vitamina C ayuda a estimular el sistema inmunológico y  por sus propiedades antihistamínicas, reduce los síntomas producidos por la alergia. A su vez ayuda a prevenir infecciones y acorta la duración de enfermedades como la rinitis.

La vitamina C puedes obtenerla de frutas y vegetales como naranjas, limones, kiwi, patatas, fresas, coles, brócoli y tomates. La incorporación de zumos naturales y estos vegetales a tu alimentación ayudan a controlar la rinitis alérgica.

Evita desencadenar las alergias

  • Reduce el polvo en el hogar.
  • Controla el moho, tanto en los espacios interiores como exteriores.
  • Evita exponerte al polen de las plantas.
  • Evita el contacto con animales.
  • Retira las alfombras del piso.
  • Utiliza deshumificadores que secan el aire de la casa.
  • Mantén limpio el lugar donde duermen y comen tus mascotas.

Ciertamente, la clave de controlar la rinitis alérgica se encuentra en su prevención. Así mismo, lleva una vida saludable y mantén los espacios libres de polvo. Si a pesar de todos los esfuerzos el malestar persiste, es tiempo de acudir al médico.