¿Padeces de insomnio? Esto te va a impresionar


El insomnio se considera la dificultad para quedarse dormido o también dormir durante toda la noche y, por lo tanto,  despertar descansado, es decir tener un sueño reparador.

Muchas personas en el mundo se aquejan de problemas que se relacionan con el sueño.  Y es que estos problemas afectan toda la vida de la persona y el medio que le rodea. Estos trastornos ocasionan disminución del rendimiento escolar o laboral, alteraciones del estado de ánimo, disminución de la memoria, sensación de cansancio mantenido y muy importante nos hacen más vulnerables de sufrir accidentes tanto de tráficos como laborales o en el propio hogar.

Todos necesitamos dormir diariamente. El número de horas que necesita cada cual varía desde 4 hasta 10 horas diarias. Esto depende de la actividad física que se realiza en un día y de la edad de cada persona. Por ejemplo los bebés duermen la mayor parte del día y a medida que van creciendo sus necesidades de sueño van disminuyendo al igual que la profundidad de este.

¿Padeces de insomnio? ¿Sabes la causa de su dificultad para conciliar el sueño?  Pues te invito a que sigas con nosotros pues en este artículo donde le explicamos las causas del insomnio y algunos consejos de qué hacer ante él.

¿Sabes por qué es malo dormir con el móvil?

¿Cómo  evalúo mi trastorno del sueño?

El insomnio es un padecimiento de casi un tercio de la población. Las mujeres, los adultos mayores  y los pacientes psiquiátricos presentan más frecuentemente este trastorno. Es importante señalar que el insomnio no es una enfermedad sino un síntoma de diferentes patologías que se relacionan con el sueño.

Si usted presenta problemas con el sueño y desea evaluar la calidad y cantidad de su sueño te ofrecemos la siguiente guía:

  • Anote durante varias semanas la hora a la que te acuestas en la cama.
  • Intenta contar el tiempo que transcurre desde que te acuestas hasta que te quedas dormido.
  • Cuente el número de veces que te despiertas en la noche y a qué hora suceden.
  • Anota la hora a la que te despiertas por última vez en la mañana y la hora a la que te levantas de la cama.
  • Anota la comida o la bebida que ingieres durante la hora antes de acostarte.
  • Anota la actividad física que realizas antes de acostarse.

Es importante para esta guía, señalar si consumes productos químicos como alcohol o cafeína o si lo suspendiste recientemente. También  debes tener en cuenta la actividad física total que realizas y en qué horario del día.

Después de realizar esta guía llévala a un especialista para que él valore si realmente padeces de algún trastorno del sueño.

Existen varios tipos de insomnio…

El insomnio presenta varias clasificaciones. No es lo mismo la dificultad para conciliar el sueño que los problemas para mantenerse dormido.

La dificultad para conciliar el sueño se denomina insomnio inicial, mientras que el problema para mantener el sueño se denomina insomnio de mantenimiento. Ambas manifestaciones forman en conjunto el llamado insomnio de conciliación  en  el cual la persona presenta además de dificultades para quedarse dormido, un sueño fragmentado y se despierta varias veces en la noche.

Sin embargo, otras personas se quejan de que se despiertan cansados a pesar de dormir toda la noche, estamos en este caso en presencia de un sueño no reparador. A su vez todas estas formas de insomnio tienen diferentes causas.

El insomnio es la incapacidad de quedarse dormido o dormir toda la noche
Cuando una persona padece de insomnio debe buscar la causa subyacente de este y consultar el especialista

¿Es tu insomnio transitorio?

El insomnio transitorio es aquel que dura días y el insomnio a corto plazo dura semanas. Dentro de estos, según las causas que lo provocan, se distinguen:

  • El insomnio ante una situación estresante que sucede cuando la persona se enfrenta a un acontecimiento nuevo, difícil de asimilar o enfrentar. Ejemplo de esto es la recuperación de una enfermedad.
  • El insomnio extrínseco que sucede por cambios en el medio ambiente. Ejemplo de esto es las personas que viajan a lugares muy altos, o un cambio climático brusco. El calor excesivo o el frío pueden provocar insomnio también.
  • El insomnio secundario a cambios cronobiológicos. Esto sucede cuando una persona viaja lejos y se enfrenta a un cambio importante de huso horario.
  • El insomnio psicofisiológico. Este se pone de manifiesto cuando la persona se enfrenta a un acontecimiento negativo que le produce ansiedades y entorpece el conciliar el sueño.

¿Su insomnio es prolongado?

El insomnio prolongado o crónico es aquel que suele durar meses y es consecuencia de trastornos primarios del sueño, de enfermedades médicas o psiquiátricas. Entre estos encontramos:

  • El insomnio secundario a tóxicos y a fármacos es aquel que como la frase indica, se produce como producto del uso de medicamentos y compuestos tóxicos y que por su mecanismo de acción van a intervenir en el proceso del sueño normal. Ejemplo de esto es la cafeína, que resulta altamente frecuente como causa de insomnio.

Muchas veces la cafeína se utiliza intencionalmente para quitar el sueño. También  son  importantes el alcohol y la nicotina.  Cuando una persona que consume un grupo de medicamentos denominados benzodiacepinas, las suspende bruscamente, generalmente padece de este tipo de insomnio.

Muchas enfermedades médicas provocan insomnio como es el caso de:

  • Las demencias, estas provocan alteraciones del sueño vinculadas al ritmo circadiano. Se presenta una pérdida del ritmo sueño- vigilia, que consiste en que las personas naturalmente duerman de noche y se mantengan en vigilia durante el día. Estas personas presentan lesiones cerebrales, específicamente en una región denominada hipotálamo.  Estas lesiones provocarán que de forma habitual estos pacientes duerman de día y padezcan  de insomnio en las noches.
  • El insomnio fatal familiar es una enfermedad genética que comienza con insomnio y evoluciona hasta la muerte.
  • Otras  enfermedades  neurológicas pueden mencionarse como es el caso de la epilepsia nocturna que también  se conoce como cefalea de Horton o el infarto cerebral.
  • Enfermedades respiratorias como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica interfieren en la conciliación del sueño.
  • Las enfermedades cardiovasculares sobre todo cuando alcanzan un estadío avanzado provocan insomnio, tal es el caso de la insuficiencia cardíaca isquémica y la disnea paroxística nocturna.
  • Por último es necesario mencionar algunas enfermedades reumatológicas como la fibromialgia reumática y el dolor crónico que también provocan

El insomnio se pone de manifiesto en muchasenfermedades psiquiátricas:

  • El trastorno obsesivo frecuentemente provoca insomnio. La persona se muestra nervioso, preocupado y esta preocupación le dificulta conciliar el sueño.
  • La depresión es causante de insomnio por excelencia. generalmente la persona se levanta muy temprano.
  • La esquizofrenia provoca un sueño más superficial.
  • La ansiedad provoca insomnio inicial, es decir dificultad para quedarse dormido.
  • El alcoholismo provoca que el sueño se concilie pero este no es profundo. Se presenta un sueño fragmentado y superficial.
    La buena higiene del sueño evita el insomnio
    La adecuada higiene del sueño evita los trastornos relacionados con el sueño y sus consecuencias

¿Qué tratamiento recibirá un paciente con insomnio?

Como se explicó anteriormente el insomnio no es una enfermedad sino un síntoma. Si una persona presenta dificultades para conciliar o mantener el sueño debe consultar un especialista. El médico deberá primero buscar la causa subyacente de ese insomnio y poner tratamiento siempre atendiendo al problema de base. Es importante conocer que si se elimina la causa el insomnio desaparecerá.

El uso de somníferos y sedantes deberá ser reservado para última instancia. El abuso de estos medicamentos provoca  adicción y disminución de sus efectos. Consulte siempre a su médico  antes de utilizarlos.  Estos tienen el propósito de inducir el sueño y mantenerlo toda la noche, pero su abuso puede provocar la disminución de su eficiencia. Además, muchos de estos presentan efectos secundarios o indeseables para la salud.

Hacer uso de somníferos y sedantes deberá ser reservado para última instancia
El uso abusivo de sedantes conlleva en muchas ocasiones el desarrollo de adicciones de ahí que se debe consultar al médico antes de utilizarlos

Consejos para lograr una adecuada higiene del sueño

Muchas veces la causa de insomnio de las personas es tan simple como una mala higiene del sueño, es decir comportamientos que alteran el sueño. Ejemplo de esto es el consumo de cafeína y la realización de ejercicio físico intenso antes de dormir, entre otros. Por ello te ofrecemos algunos consejos para mantener una adecuada higiene del sueño:

  • Mantenga un horario regular para el sueño. Una práctica sistemática en torno al horario para acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluyendo los fines de semana, contribuyen a evitar el insomnio.
  • Evite tomar siestas durante el día a menos que su trabajo sea por las noches.
  • Propóngase una rutina antes de acostarse. Ejemplo lávate los dientes, pon el despertador.
  • Propicia un ambiente favorable para el sueño. Tu habitación debe estar fresca, oscura, silenciosa. Evita pasar más tiempo en la habitación del que se emplea para  dormir o tener relaciones sexuales.
  • Coloca tu almohada de forma que te sea cómoda para dormir. Se plantea que la almohada se debe colocar por debajo de la cintura o también entre las rodillas para así facilitar el sueño.
  • Los ejercicios físicos disminuyen el estrés y favorecen el sueño por el agotamiento que provocan. Es necesario tener en cuenta el horario en el que se realizan. Un ejercicio físico cercano a la hora del sueño lejos de beneficiar, excita el sistema nervioso y hace más difícil conciliar el sueño.
  • Realiza ejercicios de relajación para contrarrestar el estrés y los problemas. Lee un buen libro. Toma un baño caliente o frío en dependencia del clima. Realiza ejercicios de respiración.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas, café, chocolate y tabaco, sobre todo a la hora de dormir.
  • Combate el insomnio y realiza durante el día actividades bajo la luz radiante. La luz es muy útil para restituir el ritmo circadiano y contribuye  a dormir durante la noche y mantenerse en vigilia a través del día.

A nivel de la comunidad, en la atención primaria de salud, se ha publicado acerca del éxito de intervenciones cortas,  con programas educacionales  en pacientes con insomnio que han logrado reducir significativamente el uso de medicamentos.

Conoce los alimentos que te ayudarán a dormir mejor

Tomar té por la noche te beneficiará para conciliar el sueño