¿Conoces los increíbles beneficios del aceite de sésamo?


El aceite de sésamo es un aceite vegetal, que es obtenido a partir de las semillas de sésamo. Es muy habitual su uso en los países asiáticos. Se conoce, también, con el nombre de aceite de ajonjolí y posee grandes propiedades y beneficios para el organismo, si quieres enterarte sigue leyendo este artículo.

semillas y aceite
A partir de las semillas de sésamo o ajonjolí, se obtiene el aceite de sésamo, el cuál posee muchos beneficios para la salud humana.

Beneficios del aceite de sésamo para la salud

¿Te falla la memoria?

El aceite de sésamo es muy rico en lecitina y fosfolípidos, estos compuestos son constituyentes de las membranas de las células, principalmente de las células del tejido nervioso.

Lee también: La lecitina de soja ¿es tan buena como promete?

El cerebro de una persona que se encuentra en buen estado de salud contiene aproximadamente un 20% de fosfolípidos y lecitina, por lo cual su ingesta adecuada se convierte en un asunto de vital importancia.
Ingerir aceite de sésamo diariamente produce una mejora en procesos como el del pensamiento y la memoria.

aceite y fosfolípidos
La lecitina y los fosfolípidos ayudan a mejorar la memoria y agilizan el pensamiento.

Un corazón sano

Existe un grupo de ácidos grasos que son esenciales para nuestro organismo, ¿qué significada tiene esto? Esto quiere decir que nuestro organismo no puede sintetizarlos y deben ser incorporados mediante la alimentación.

El aceite de sésamo contiene muy buena cantidad de dos de estos ácidos, el oleico y linoleico, este último es también conocido como omega 6. Este aceite también posee ácido linolenico u omega 3, pero en cantidades ínfimas.
Éstos ácidos mono y poliinsaturados ayudan a disminuir el colesterol LDL, es decir el colesterol malo, y los triglicéridos, lo cual es muy importante para mantener una buen salud cardiovascular y prevenir la formación de la placa de ateroma.

colesterol y ateroma
El exceso de grasas y colesterol se va acumulando en las arterias formando una placa, llamada placa de ateroma, esto puede provocar taponamiento y como consecuencia un infarto.

¿Agotamiento mental?

Este aceite posee gran cantidad de magnesio, el cual fortalece el sistema nervioso. Si sientes agotamiento o cansancio mental, consumir diariamente aceite de sésamo podría ayudarte a recuperar la vitalidad y el buen humor. Inclusive se cree que puede mejor el ánimo de personas que padecen depresión.

Propiedades antioxidantes

Al contener gran cantidad de vitamina E, éste aceite es considerado como un poderoso antioxidante.
Las sustancias con propiedades antioxidantes cumplen la función de proteger  a las diferentes células del cuerpo del ataque de radicales libres, los cuales son causantes de muchas enfermedades. Además enlentecen el proceso de envejecimiento.

Hazlo tu mismo

Si te va bien la cocina o te gusta probar cosas nuevas, te voy a explicar paso a paso como puedes realizar aceite de sésamo en forma casera, y si no eres muy bueno en temas culinarios o simplemente no tienes tiempo de hacerlo, puedes conseguirlo en dietéticas o bien en el supermercado. Debes tener en cuenta que debe ser puro para que conserve todos los nutrientes que producirán beneficios en nuestro cuerpo.

Primero debes conseguir semillas de sésamo o ajonjolí, para realizar el aceite éstas deben estar bien secas, puedes dejarlas al sol unas horas o acelerar el proceso llevándolas al horno unos minutos. ¡Ojo! con sólo unos minutos basta, te recomiendo que estés al pendiente porque pueden quemarse fácilmente.
Debes colocar las semillas en un recipiente y llevarlas al horno caliente de unos cinco a diez minutos, luego revuelve  y déjalas unos cinco minutos más para que se sequen bien.

En segundo lugar, una vez que tengamos las semillas bien secas y salidas del horno, vamos a dejar que se enfríen y las llevaremos a una olla o cacerola. Deberás agregar una taza de aceite de girasol, luego llevaremos esta mezcla al fuego unos diez minutos, el fuego debe ser bajo.

aceite de sésamo
El aceite de sésamo se puede realizar en forma casera, así nos aseguramos de que contiene todos los principios nutritivos que van a ser beneficiosos para el organismo.

El siguiente paso es dejarlo enfriar y luego llevarlo a la licuadora. Licua bien las semillas junto al aceite de girasol para que se extraiga todo el líquido de ellas. Deberás, luego, dejar reposar unas horas.

Por último, vamos a colar el aceite para separar  los restos de semillas que quedaron. Y ahí tienes tu propio aceite de sésamo casero, muy fácil ¿verdad?. La indicación de consumo son dos cucharadas tipo té diarias. Puedes consumir una de ellas en ayunas u otra opción es condimentar tus ensaladas con éste.

Quienes no pueden consumir aceite de sésamo

Alergia a las semillas de sésamo

Las personas que poseen alergias alimentarias, por ejemplo a frutos secos o cereales, comúnmente presentan alergia a las semillas de sésamo. No deberán ingerirlas ni tampoco el aceite.

¿Tienes divertículos?

Los divertículos se presentan comúnmente como una consecuencia del estreñimiento, éstos son como pequeñas bolsas que se producen en el colon. Cuando padecemos una patología de este tipo consumir cualquier tipo de semillas esta contraindicado, ya que éstas pueden quedarse incrustadas en estas bolsitas y producir la inflamación de las mismas. En este caso si podría consumirse el aceite de sésamo.

Te puede interesar leer: Propiedades del sésamo, fuente de inmortalidad.

Embarazo

Si te encuentras embarazada es mejor que no consumas este aceite, ya que posee fitoestrógenos, los que podrían afectar el desarrollo del embarazo.