Orinar frecuentemente por la noche… ¿problemas en la próstata?


La próstata forma parte del aparato de reproducción de los hombres y es una glándula pequeña que se encuentra en la base de la vejiga. Por su interior pasa el conducto que une la vejiga con el exterior para poder orinar, que se llama uretra, que también atraviesa al pene.

La próstata favorece la producción del semen, portador de  los espermatozoides que vienen de los testículos y son los encargados de fecundar al óvulo para formar una nueva vida.

Al pasar los años y envejecer es normal que aumente su tamaño y se agrande algo según la condición de adulto mayor se acerca. Pero si se agranda demasiado entonces tenemos lo que se conoce como Hiperplasia Benigna de la Próstata (HBP).

Lee más: Otros problemas relacionados con la tercera edad que te va a ser muy útil conocer

Aumento de tamaño de la próstata
Al envejecer es normal que la próstata aumente su tamaño

Lo cierto es que casi todos los hombres la padecerán. La Hiperplasia Benigna de la Próstata no es un precursor de cáncer de próstata. Su aumento de tamaño comienza después que se alcana  los 50 a 55 años, aunque para algunas personas comienza a partir de que se cumplen los  40 años. Y otros tienen los primeros síntomas después de los 65 años.

Cuando la próstata comienza a crecer, el tramo de la uretra que pasa por dentro de ella atravesándola se empieza a comprimir y esto trae problemas para orinar. Hay hombres en los que  ha crecido mucho más sin embargo  dan pocos síntomas, y otras que con un crecimiento pequeño ya dan muchas molestias. Es decir, el tamaño de la próstata no es proporcional con la intensidad de los síntomas que puede ocasionar.

Aunque la HBP es la causa más frecuente de crecimiento prostático, existen otras causas que pueden justificar el crecimiento, como son  las prostatitis o inflamación de la próstata. Haremos hincapié en la HBP y en el cáncer de próstata.

Tener la próstata agrandada, es decir, HBP, o prostatitis, no aumenta el riesgo de que tengamos cáncer de próstata. Pero sí es posible que se tenga más de uno de estos problemas al mismo tiempo.

¿Cómo saber si existen problemas en la próstata?

Casi siempre el primer síntoma que aparece de HBP es que la persona comienza a levantarse con deseos de orinar por la noche. Es normal que a cualquier edad si se ingiere mucho líquido en la tarde – noche, exista  necesidad de levantarse quizás una vez a evacuar la orina.

Pero estamos hablando de otra cosa. Si el hombre comienza levantándose una vez, después dos, y si alguien pregunta a veces no se le da la importancia que reclama o se le considera como normal. Realmente no es normal levantarse dos o tres veces en la noche a orinar. Esto puede aumentar, ser muchas veces y llegar a ser causa de insomnio.

Estos deseos aumentados de orinar también ocurren durante el día, y a veces limitan el hacer salidas largas a lugares donde un baño no está siempre a mano.

También llama la atención que aparecen deseos de orinar, y cuando va al baño se aprecia  que no es tanta cantidad de orina la que se evacua, cuando se  tenía  muchos deseos de orinar.

Otro síntoma que aparece es la urgencia, es decir, que se siente que si no se va urgente al baño, se orina encima. Y cuando se alcanza el baño en muchas ocasiones es poca la cantidad de orina que se expulsa.

También ocurre que el chorro es más débil que unos años atrás, y puede ser en tipo “regadera”, es decir, no es un solo chorro sino que se divide en dos o tres.

Y cuando se termina de orinar, se aprecia como que se queda goteando un poco, y hay que permanecer más tiempo antes de salir del baño, para evitar que esas gotas vayan a los pantalones y lo mojen. Esto puede traer serias limitaciones sociales.

Estos son los principales síntomas que nos puede hacer sospechar que la próstata esta agrandada. Ante la aparición de cualquiera de ellos, se debe acudir al médico.

¿Qué problemas puede traer la próstata aumentada de tamaño?

Ese agrandamiento de la próstata, si se mantiene en el tiempo sin tratamiento, al dificultar la salida de la orina, puede repercutir negativamente en los riñones, agrandándolos por el aumento de la presión y provocar una enfermedad llamada insuficiencia renal crónica.

Por otro lado, la retención de orina en la vejiga hace que sea más frecuente la aparición de infecciones urinarias, a veces difíciles de erradicar hasta que no se resuelve el problema de la próstata.

Esta misma retención de la orina puede llegar a un punto tal que su salida sea imposible, creándose lo que se conoce como retención urinaria, para lo cual se debe introducir una sonda por la uretra hasta la vejiga que permita la salida de orina.

Cuando esto ocurre, a veces con medicamentos se puede retirar la sonda en unos días, pero otras veces no se puede retirar hasta que se opere la persona.

¿Y qué hacer si la próstata esta agrandada?

Si aparece alguno de los síntomas descritos, o por otro motivo usted sospecha que su padre tiene la próstata agrandada, debe consultar al médico, que le hará un grupo de preguntas y le hará el tacto rectal. Esta prueba es sumamente importante realizarla en todos los hombres mayores de 45 o 50 años una vez al año. Quizás le indique algunas pruebas de laboratorio y ultrasonido, y le impondrá tratamiento.

Diagnostico de aumento de tamaño de la próstata mediante el tacto rectal
El tacto rectal se debe practicar cuando aparecen manifestaciones de aumento de tamaño de la próstata

En dependencia del tamaño de la próstata, la intensidad de sus síntomas y de sus preferencias, el tratamiento puede ser con medicamentos o quirúrgico.

Cáncer de próstata

Otros de los problemas frecuentes  es el cáncer. Los síntomas de cáncer pueden o no parecerse a los de la HBP, pero pueden aparecer sangramiento por la orina, molestias al eyacular o dolor en la parte baja de la espalda o en las caderas. Puede no dar síntomas tempranos hasta que la enfermedad está avanzada.

No se conoce como prevenirlo, pero se ha dicho que las comidas ricas en grasa pueden aumentar su frecuencia, y que la masturbación pudiera disminuirla, aunque no está demostrado.

Como vemos, todo esto es bastante inespecífico, por lo cual la mejor conducta es la realización anual del tacto rectal, que le ayudará al médico a saber las características de la próstata. La combinación de tacto rectal y realización de un PSA puede ayudar más.

El cáncer de próstata es uno de los problemas de salud más frecuente
Las manifestaciones del cáncer de próstata pueden o no parecerse a los de la Hipertrofia Benigna de la Próstata

No está claro aún con qué frecuencia se debe realizar el PSA, ni su importancia para disminuir la mortalidad por cáncer de próstata, hay múltiples estudios en marcha que intentan aclararlo en estos momentos. Mientras más precozmente se detecte un cáncer de próstata, mayor será la posibilidad tratarse de forma exitosa. Hasta ahora la mejor forma de detección temprana  es la combinación de tacto rectal y realización del PSA. Del resultado de estas dos pruebas pueden derivarse otras como biopsia de próstata, ecografías abdominales o realización más frecuente del PSA.

Hay varios tipos de tratamiento, desde la cirugía hasta el tratamiento con medicamentos, radiaciones o combinaciones de estos. Hay personas que con un cáncer de próstata de bajo grado de malignidad prefieren mantenerse vigilantes junto con su médico de la evolución. Se ha dicho que casi la mitad de los hombres de 80 años o más pueden tener cáncer de próstata sin haber tenido síntomas nunca.

La decisión de que es lo mejor si se detecta, dependerá de la edad, los síntomas, el grado de malignidad del cáncer  y la extensión que tiene. Se debe tomar en conjunto con su médico.

¡A tiempo todo es posible! Mantente al tanto de estas manifestaciones alrededor de la próstata.

Otros artículos relacionados: ¿Qué sabes sobre la prostatitis?