Organizar el menú semanal: nuestra prueba de fuego


La casa puede ser muy esclava. A nadie le gusta hacer las tareas del hogar, sin embargo, es algo imprescindible en nuestra rutina. Y si nos organizamos bien entre todos los que vivimos en ella, no tiene que ser caótico ni suponer un problema dentro de nuestro estilo de vida. La mayoría de las tareas se pueden hacer solo una vez a la semana y, el resto, aquello que necesitamos ir “controlando” entre semana, basta con media horita al día para tenerlo resuelto. Sin embargo, hay algo que no aplica normalmente dentro de esto: hablo de organizar el menú semanal, nuestro verdadero caos.

Si identificas qué tareas te roban más tiempo en casa, seguramente me dirás que la cocina. Y es que no solo consiste en comprar lo que necesitas, planificar, cocinar, si no que además también tienes que fregar lo que ensucias al cocinar y lo que ensucias al comer. El resultado es que la cocina roba muchísimo tiempo.

Y claro, cuanto peor te organices más tiempo te robará, esto es una secuencia lógica. ¿No sabes qué puedes hacer ya con este tema? Sigue leyendo, porque he preparado para ti algunos truquitos que a mí me están yendo bien y que quiero compartirlos para ver si te puedo ayudar en este latazo que es cocinar para todos los días.

Otros artículos de interés: Recetas con pasta para chuparse los dedos

Comprar una vez al mes

Los supermercados online suelen ser un gran aliado para aquellos que quieren perder el mínimo tiempo posible en las tareas del hogar. Es cierto que la primera vez cuesta un poco más hacer el pedido porque tendrás que “navegar” por las estanterías del super de forma virtual y, claro, como cuando vas a un supermercado nuevo, todo es una novedad y no sabes bien qué buscar ni dónde. Sin embargo, en el momento en que ya guardes tus favoritos o hagas un primer pedido, la mayoría de estas tiendas guardan tus listas para que las próximas veces lo tengas hecho en un par de clics.

Te sorprendería lo rápido que se puede hacer una compra online y, además, para organizarte mejor, puedes elegir cuándo te lo llevarán a casa. Ahora solo te queda colocarlo en la nevera y en la despensa y listo.

¿Por qué comprar una vez al mes y no una vez a la semana? De esta forma no tendrás que repetir el proceso cada semana, ahorrarás en gastos de envío y, además, al tener más ingredientes en casa podrás organizar mejor la comida por contar con más variedad.

platos sanos

El congelador es tu aliado para organizar el menú semanal

Tal vez estás pensando: ¿y si no pone mala la comida si compro una vez al mes? Para nada. De hecho, tienes un gran aliado en casa que te recomiendo que explotes más de lo que probablemente ya estás haciendo: el congelador. El congelador sirve para mucho más que para guardar la comida ya preparada, puedes almacenar ingredientes frescos que durarán más tiempo gracias al proceso de congelación. Carnes, pescados, verduras… Compra todo lo que te quepa (dejando espacio para los tupppers) y ve sacando conforme vayas usándolo.

Al congelar los alimentos suelen mantener bien sus propiedades y su sabor. Si puedes, congela por raciones que vayas a utilizar, por ejemplo, la carne fileteada guárdala en bolsitas de plástico por unidades, las verduras también organízalas por cada vez que vayas a consumirlo, etc.

Verás como así te resulta mucho más sencillo organizarte las comidas.

Planifica para organizar el menú semanal

Te recomendaría que destinaras quince minutos a la semana en organizar el menú semanal de la próxima. Así podrás ver qué te falta, si tienes todos los ingredientes, cuándo debes descongelar cada cosa y tratar de hacer una dieta equilibrada.

Esto te ahorrará tiempo de pensar durante la semana y evitará que tengas muchas fugas de tiempo que se te va no sabes dónde, pero que posiblemente se te escape pensando y organizando el menú si lo haces cada día.

En las tareas de casa, si puedes trabajarlas por volúmenes temporales más grandes, mejor.

¿Te suena el batchcooking?

No es otra cosa que preparar mucha comida a la vez y organizarla en tuppers. Tendrás tu nevera o tu congelador lleno de comida casera preparada, que habrás cocinado en un solo día y que te salvará toda la semana.

Cada vez más personas apuestan por este método y es que te permite ahorrar mucho tiempo. Dedica una tarde a cocinar, con todos los fogones a pleno rendimiento y déjate solucionadas todas las comidas de una sola vez. Luego solo te queda congelar o meter al frigo y listo.

Aprende a cocinar

Echa imaginación a la hora de organizar el menú semanal

Ni puedes comer pasta todos los días, ni una preparación super elaborada y cara. En el equilibrio está el quid de la cuestión. Lo que sí te recomiendo es que aprendas a ser versátil en la cocina. Por ejemplo, si has planeado hacer una ensaladilla rusa, puedes cocer algún huevo de más y guardarlo para preparar, por ejemplo, un guiso de cuchara o un salmorejo con huevo y jamón.

Esto se puede extrapolar a casi cualquier cosa que prepares. Retomando el tema de la pasta, si vas a hacer macarrones a la boloñesa, puedes reservar unos pocos sin nada y preparar para ellos una carbonara. Como te decía, los mismos alimentos te pueden servir para diferentes platos que te darán nutrientes distintos y un sabor totalmente opuestos.

Ahora, por tu lado solo queda saber cuándo comerlos para que no vayan seguidos unos de otros.

Preparaciones rápidas en el momento

Existen otros platos que ni siquiera hace falta que planifiques o que prepares con antelación porque realmente no cuesta nada hacerlos. Por ejemplo, un par de filetes de pollo a la plancha no te llevará más de cinco minutos y, mientras tanto, puedes cocer unas patatas al microondas. En total, en diez o quince minutos como mucho tendrás una comida sana y recién hecha, lista para comer.

Hazte una lista y busca este tipo de elaboraciones que te van a salvar tanto si llegas tarde de trabajar y se te echa la hora encima para comer como si un día estás algo más vago o vaga y no te apetece meterte entre fogones, con estos platos tendrás tu comida lista en un momento.

Además, también sería interesante que tuvieses algún plato preparado “para emergencias”. Es cierto que son algo más caros que cocinarlos tú, pero deberías quitarles la mala fama ya que no siempre tienen que ser alimentos poco saludables. Obviamente, depende de lo que elijas, pero si echas un visto verás platos que basta con calentar cinco minutos en el microondas y que te van a salvar a la vez que comes rico y sano. Por ejemplo, hay preparaciones de ensaladas, de merluza con espinacas, etc.

Y tú, ¿qué trucos sigues para organizar tu menú semanal y que comer bien, rico y variado deje de ser tu mayor ladrón de tiempo? Puedes compartirlo con nuestra comunidad para, entre todos, hacernos la vida un poquito más fácil… que ya nos va tocando.

Sigue leyendo: Todo lo que debes saber sobre el real fooding y no te atreves a preguntar