¿Se puede hacer amigos en la edad adulta con relativa facilidad?


Los amigos son una parte muy importante de nuestra vida. No son imprescindibles, nadie se muere por no tener amistades cerca (o al otro lado del teléfono), sin embargo, lo cierto es que son una tabla de salvación en muchos momentos. La mayoría de las personas desean tener amigos, buenos, en los que confiar cuando todo se caiga, o simplemente para “pasar el rato” y poder disfrutar de la vida en compañía de alguien agradable. Por eso, es muy frecuente querer hacer amigos incluso cuando somos adultos.

De pequeños (o en plena adolescencia) pensamos que los amigos que tenemos en ese momento van a durar para siempre y, aunque en algunos casos sucede así, la mayoría de ellos no van a continuar en nuestra vida. No quiere dejar que vayamos a pelearnos con ellos o que vaya a pasar algo grave en nuestra relación. Simplemente la vida se encarga de que cada uno de nosotros sigamos nuestro camino y, para bien o para mal, es complicado mantener ciertas relaciones, bien sea por distancia, por cambios personales, por rutinas diferentes…

Hacer amigos en la edad adulta es tan válido como hacerlos en el colegio e instituto. De hecho, las amistades que se forjan durante esta etapa suelen ser más estrechas ya que compartimos con ellos nuestro verdadero yo, que ya está formado.

¿Tienes dificultades para hacer amigos en la edad adulta? Sociabilizar no se acaba después del instituto, aquí te contamos cómo y dónde puedes conocer gente nueva para disfrutar del lujo de la amistad.

Otros artículos de interés: Momentos en los que apoyar a tu mejor amigo

La actitud es lo que cuenta

Antes que nada, quiero que revises un poco tu actitud y detectes en qué estás fallando si ya has intentado hacer amigos y no te suele salir bien la jugada. No quiero decir que si no haces amigos sea por ti, por supuesto que pueden ser los demás los que, por cualquier motivo, no permitan que otros entren en su vida, pero mirar hacia dentro siempre es una buena manera de entender un poco mejor cualquier situación que nos pase en la vida.

En este sentido, para hacer amigos, lo primero que tienes que mostrar es una actitud proactiva. Es decir, no esperes que la gente venga a ti si tú no participas de la vida social, si te quedas en un rincón… No funciona así. La gente tímida lo puede tener un poco más complicado en este sentido, sin duda, pero incluso aunque te ataque la timidez puedes hacer buenos amigos.

Solo tienes que saber en qué ambientes te mueves mejor. Tal vez no desees formar parte de un grupo grande de gente, pero sí puedas moverte bien entre dos o tres personas nuevas.

Por supuesto, una vez iniciado el contacto, tienes que aportar algo a la amistad, de nuevo, insisto en la idea de no esperar a que los demás vengan a ti. Ofrece tu simpatía, tu apoyo, cuenta cosas de tu vida igual que los demás cuentan de la suya… Al final, una relación de amistad no es tan diferente a una relación de pareja y ya sabes que consiste en una relación de dar y recibir a partes similares.

amigos

Dónde hacer amigos en la edad adulta

Muchas personas se enfrentan al “problema” de que no saben dónde pueden hacer amigos en la edad adulta y realmente esto es un error de base. No hace falta estar en un colegio para hacer amigos, créeme, las personas tienen muchas ganas de conocer gente y hacer nuevas amistades, igual que te pase a ti, solo tienes que salir a buscarlas y mostrar una actitud proactiva, como ya te hemos dicho en el punto anterior.

De hecho, una amistad puede surgir en cualquier lugar. En tu bloque de vecinos, en el gimnasio, en el trabajo, en actividades que hagas por ocio, en el parque (haciendo deporte, con los niños), entre amigos de amigos…

Te ayudará precisamente, si te cuesta un poco hacer amistades, que sean tus propios amigos los que te ayuden a conocer gente nueva, en su círculo.

¿Se puede hacer amigos en la edad adulta por internet?

Esta es otra de las preguntas que más nos hacéis y que sin duda más os preocupan. Internet se ha convertido en un sitio ideal para conocer gente. Gracias a estar detrás de una pantalla, se puede romper el hielo más fácilmente, “filtrar” entre personas que muestren gustos similares a los tuyos e ir cogiendo confianza sin tener que romper la barrera de la timidez.

Por supuesto, tiene sus desventajas y es que hay que tener muy claro que la otra persona también busque amistad y no otra cosa y tratar de saber, de alguna forma, si esa persona es quien realmente dice ser. Con el anonimato que ofrece internet a veces te podrías llevar una desagradable sorpresa si confías demasiado, ten cuidado y haz que todo sea fácil y seguro.

Otra desventaja de internet es que a veces no somos los mismos escribiendo que en persona y es posible que te hagas una idea equivocada de la otra persona y que, al conoceros físicamente, veáis que no fluye. Esto se puede solucionar haciendo videollamadas antes de quedar “en el mundo real”.

En definitiva, la respuesta a la pregunta es que sí, se pueden hacer amigos por internet, pero necesitas ciertas precauciones.

Reunión de amigas tomando té

¿De verdad los necesitamos?

Si llevas tiempo sin tener un círculo social sano o si te has llevado alguna decepción con ciertos amigos, es posible que pienses que los amigos no son necesarios en nuestra vida. Algo similar a lo que sucede con las relaciones después de un gran chasco.

Vale, de acuerdo, los amigos no son imprescindibles, pero hacen que la vida parezca más bonita. Un buen amigo ofrecerá un apoyo incondicional en los peores momentos y también te acompañará a disfrutar de la vida en los buenos. Te escuchará cuando quieras contarle cualquier cosa, buena o mala, importante o trivial, y te ofrecerá esos consejos que te ayudarán a tomar buenas decisiones. Con los amigos se ríe, se llora y se viven experiencias que hacen el día a día más bonito.

No te cierres solo porque con algunos te haya salido mal ni pienses que eres demasiado mayor para hacer nuevos amigos. La amistad no entiende de edades, solo necesitas encontrar almas bonitas como la tuya, afines a ti, con intereses en común y con un modo de ver la vida similar.

Y sobre todo recuerda que recibimos lo que damos, por lo que, si quieres encontrar un buen amigo, tú también te tienes que encargar de serlo.

Aprovecha las ventajas que ofrece la tecnología para descubrir nuevos amigos y cultivar a los que ya tienes y recuerda que en tu círculo social seguro que ya existe alguna persona que podría ser un gran amigo tuyo y al que realmente no estás mirando como deberías.

Por último, si crees que no lo hay, siempre puedes probar a cambiar de rutinas: apuntarte a alguna actividad, frecuentar sitios nuevos, conocer a amigos de amigos… Todo lo que te lleve a encontrar nuevas personas con las que disfrutar de la vida siempre será un tiempo muy bien invertido.

Sigue leyendo: ¿Se puede ser amigo de tu ex?