5 enseñanzas de Marie Kondo que no te van a gustar


Si hablamos de best sellers mundiales, el libro La magia del orden es uno de los que mejores cifras está cosechando actualmente. Escrito por la gurú del orden, Marie Kondo, nos expone el Método KonMari para conseguir ordenar tu vida en una sola vez y mantenerlo para siempre. Una especie de filosofía de orden y de vida que aplica las enseñanzas de Marie Kondo para cambiar nuestro entorno y a nosotros mismos.

Si no has leído el libro, probablemente pienses que es solo una serie de pautas y consejos para aprender a ordenar. Pero ya te adelantamos que el Método KonMari es mucho más que eso. Basado en la filosofía japonesa, país de procedencia de la autora, esta corriente se nota mucho si leemos entre líneas. Pero hay más y te lo queremos desvelar en este artículo.

Aunque en general te va a gustar bastante y los consejos que aplicamos son muy buenos, ya que van más allá del orden y entran en el terreno de lo espiritual y lo psicológico, también hay una serie de enseñanzas de Marie Kondo que pueden no gustarte.

¿Quieres conocerlas? Te las contamos.

Otros artículos de interés: Cómo ordenar tu casa 

5 enseñanzas de Marie Kondo que no dejan indiferente

Primero el caos, luego el orden:

marie kondo

Normalmente solemos ir ordenando por armarios, estantes o habitaciones. De ese modo, no crearemos el caos mientras vamos devolviendo cada cosa a su sitio. Sin embargo, el Método KonMari es más radical en este sentido.

Imagínate algo: comenzamos organizando la ropa, que es por donde empieza el Método. Lo que debes hacer es reunir TODA la ropa que tengas en casa en el suelo de una sola habitación y a partir de ahí volver a colocarlo, desechando primero lo que ya no quieras.

De este modo, dice Marie Kondo, que el acto de coger la ropa con las manos y decidir si la volvemos a colgar o nos deshacemos de ella hará que veamos realmente si la queremos con nosotros o no, mientras que si la tenemos en el armario y el proceso es a la inversa nos costará más tirarla.

Sin duda esto es una técnica muy buena y efectiva, pero cuando comienzas y ves toda tu ropa por el suelo sin duda es fácil pensar que te has equivocado. Ahora te toca poner en orden el caos…

Además, para rizar el rizo, dice el Método KonMari que debes desechar y volver a ordenar toda la casa en un solo día, de una sola vez, levantándote temprano y terminando antes de que finalice el día, algo que, según el volumen de cosas y de tu casa, te puede parecer misión imposible pero que es uno de los pilares del Método que debes cumplir sí o sí si quieres hacerlo bien.

Habla con los objetos:

Como te decíamos, la filosofía japonesa está muy presente en este libro. Aunque no se trata de una guía de feng shui ni nada parecido (aunque se le menciona ligeramente de pasada), la forma de Marie Kondo de relacionarse con los objetos nos recuerda mucho a lo que desde Occidente conocemos de aquellas lejanas tierras.

Cuando desechamos un objeto, debemos tocarlo, sentirlo, darle las gracias por su función en nuestra vida y dejarlo ir. Tanto si es una camiseta que te has puesto mucho como si es un bolso que no has estrenado. Todo ha tenido un paso por nuestra vida y debemos agradecérselo.

Pero también debemos agradecer a cada objeto que utilicemos a diario. Cuando lleguemos a casa, además de saludar a la propia casa, debemos darle gracias a nuestros zapatos, a nuestro reloj, a nuestra ropa, etc, por los servicios que nos han prestado a lo largo del día.

Te parece raro, ¿verdad? Es parte del Método KonMari…

Vacía el bolso todos los días:

metodo konmari ropa

Otro aspecto de las enseñanzas de Marie Kondo que no te va a gustar por una cuestión práctica es que nos «obliga» a vaciar todos los días el bolso al llegar a casa. La idea no es mala: de este modo, si hemos ido acumulando tickets que ya no sirven o cualquier otra cosa que no necesitamos, la reconoceremos al instante y la tiraremos directamente o dejaremos en su lugar aquello que no tenemos que llevar con nosotros a diario.

Sin embargo, esto tiene su parte negativa y es que si usas siempre el mismo bolso y necesitas los mismos objetos, por ejemplo el bono transporte, la tarjeta para fichar en el trabajo, las llaves del coche…, corres el riesgo de que se te olvide algo si todos los días debes cogerlo de nuevo. La solución puede ser tener un pequeño vuelcabolsillos o cajita donde metas todo cada día y así solo debes volver a cogerlo, pero debes tener en cuenta que la clave de todo esto es el orden, por lo que no puedes convertirlo en el sitio para todo.

Desechar más que reciclar:

Otra cuestión que se repite mucho dentro de las enseñanzas de Marie Kondo es que debes desechar. Casi se convierte en una obsesión: desechar, desechar y desechar.

No sirve que lo que tires se lo ofrezcas a otra persona, porque así no estarías desechando, si no que estarías pasando tu desorden a otro que, en cierto modo, se vería casi obligado a aceptarlo por «pena» (¿cómo vas a tirar eso que está nuevo? Trae, ya me lo quedo yo…). La experiencia dice que cuando nos quedamos con algo para evitar que otro lo tire, al final no lo usamos o no nos sirve, pero lo almacenamos ahí… Evita esto.

Marie Kondo nos dice que si queremos darle algo a alguien, primero le preguntemos, antes de empezar con nuestra limpieza / orden si necesita algo, si se va a comprar algo próximamente. Si nos dice que no, entonces nada. Si nos menciona algo en concreto y da la casualidad que entre las cosas que vamos a desechar tenemos algo de esto, entonces sí se lo ofrecemos.

Otro punto es que no tiene muy en cuenta el tema del reciclaje. Una variante que podemos hacer es donar todas las bolsas que generemos en lugar de llevarlas directamente al cubo de la basura.

¿Todo doblado?

enseñanzas de Marie Kondo

Por último, entre las enseñanzas de Marie Kondo básicas se encuentra la de doblar prácticamente todo, excepto aquello que por su composición deba estar colgado. Si no tienes espacio, es práctico, pero si lo tienes, en mi opinión, todo se va a arrugar más doblado que colgado, aunque el Método KonMari diga lo contrario, es una de las cosas que menos gusta entre los lectores que sí tienes espacio suficiente para colgar su ropa.

Todo doblado, desde camisetas hasta medias o toallas… Algo práctico que finalmente puede ser un poco engorroso.

Y tú, ¿has leído ya La magia del orden? ¿Has aplicado algo del Método KonMari? ¿Crees realmente que es un método que se puede llevar a cabo una sola vez y mantenerlo de por vida? ¿Cuáles son las enseñanzas de Marie Kondo que más te han gustado y las que menos? Queremos conocer tu opinión y saber si eres uno de esos millones de personas a los que Marie Kondo les ha cambiado la vida… ¡Cuéntanos tus experiencias y compártelas con la comunidad de nuestra web!

Sigue leyendo: Más artículos sobre orden