¿Sabes por qué es bueno no hacer la cama por las mañanas?


Cada mañana seguimos el mismo ritual: apagamos el despertador, luchamos para que nuestros ojos no se vuelvan a cerrar y nos arrastramos a la cocina deseando que el café haga efecto rápido. Un poco más espabilados, nos vestimos y hacemos la cama… ¡Error! A nadie nos gusta salir de casa sin haber dejado la casa relativamente recogida, pero hacer la cama por las mañanas es un hábito perjudicial para la salud.

¿Quieres saber por qué? Te lo contamos a continuación.

Lee más curiosidades: ¿Sabes las diferencias entre los mellizos y los gemelos?

hacer la cama por las mañanas
Deja que las sábanas ventilen bien si no quieres dormir acompañado de más por las noches

Después de leer esto, no volverás a hacer la cama por las mañanas

Para elaborar este artículo, hemos tomado en consideración los resultados de un estudio publicado por la Universidad de Kingston, en Londres. En él, afirman que hacer la cama por las mañanas nada más levantarnos no es tan sano como creemos.

Por la noche, debido al calor, la humedad y el roce del cuerpo, las sábanas se llenan de pequeños organismos imperceptibles al ojo humano (como ácaros, arácnidos y otros seres). La falta de ventilación que propiciamos cuando hacemos la cama recién levantados, hacen que estos microorganismos encuentren un lugar perfecto para sobrevivir y reproducirse.

¿Qué consecuencias tiene esto para la salud?

Dormir en una cama poblada de ácaros y otros ‘bichitos’, evidentemente no es nada positivo para nuestra salud. Alergias, asma, dermatitis, enfermedades respiratorias o insomnio son algunos de los efectos secundarios.

acaros en la cama
Éste es uno de los «bichitos» más agradables que podrías encontrar en tus sábanas si pudieras verlos. Te aseguramos que no querrías ver la imagen de un ácaro real…

¿Cómo podríamos combatirlo?

El primer paso, es no hacer la cama por las mañanas. Abrir las ventanas de la casa para ventilar es mucho más beneficioso de lo que pensamos: no es solo una manía que tienen nuestras madres para que la casa huela «a limpio», si no que es un paso fundamental para eliminar ácaros y otros bichos que, aunque no podamos verlos, están ahí. El sol y el aire fresco pueden ser suficientes para eliminar los ácaros acumulados durante la noche o, al menos, evitar su propagación.

Por supuesto, cambiar las sábanas con frecuencia (lo recomendable suele ser una vez por semana) y secarlas siempre al sol y nunca en lavadora es otro paso imprescindible que no podemos saltarnos.

hacer la cama por las mañanas
No te decimos que duermas con la cama deshecha, pero sí es importante que la dejes ventilar bien

Aspirar las sábanas con una aspiradora eléctrica no está demostrado que ayude a la eliminación de ácaros, ni utilizar determinados productos de limpieza en seco. Los aromas o brumas para sábanas que están últimamente de moda en algunas tiendas de productos de hogar y belleza tampoco contribuyen a erradicar los ácaros, pero al menos sí nos dejan un agradable olor en nuestra manos.

En definitiva, si queremos evitar dormir entre microorganismos perjudiciales para la salud, debemos extremar el cuidado de nuestra cama: te aseguramos que es más higiénico hacer la cama cuando regreses del trabajo que antes de salir hacia él. Aunque parezca una contradicción, un poco de desorden en casa puede ayudarte a prevenir enfermedades.

Lee más: ¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para dormir mejor?