Qué pasa en nuestro cuerpo si optamos por no comer carbohidratos


Si dejas de lado las facturas y bizcochos es muy probable que comiences a notar una disminución importante en la balanza. Sin embargo, la opción de no comer carbohidratos puede traernos graves problemas de salud.

Sucede que los carbohidratos son un macronutriente esencial para nuestra vida y prescindir de él no nos lleva a buen puerto. En realidad, ninguna dieta que elimine a un tipo de nutriente determinado es saludable. Aquí te contamos en detalle todos los beneficios y contra de no comer carbohidratos.

Qué son los carbohidratos

Generalmente asociamos a los carbohidratos con la harina, especialmente la harina refinada de los productos de panadería. Pero en realidad los hidratos de carbono es un grupo de nutrientes que se encuentran en muchos otros alimentos que son saludables.

Químicamente, los hidratos de carbono pueden tener una estructura simple, llamada monosacáridos. También puede estar compuesta por dos estructuras simples recibiendo el nombre de disacáridos o por muchas estructuras simples recibiendo el nombre de polisacáridos.

Cuál es la función que cumplen los hidratos de carbono

Esta estructura no solo indica su composición química, sino que también nos ayuda a entender cómo se comporta en nuestro organismo al consumirlas. La función principal de los carbohidratos es brindarnos energía.

No comer carbohidratos

Por lo tanto, si consumimos demás, el organismo es muy inteligente y lo almacena para los tiempos de escases. Este almacenamiento lo hace convirtiéndose en grasa. De acuerdo al tipo de hidratos de carbono se almacena en diferentes partes de nuestro cuerpo.

Pero, ¿qué sucede cuando no comer carbohidratos y la energía no es suficiente para las necesidades del organismo? La energía que brindan los carbohidratos no sólo se utiliza para movernos, sino que también es utilizada por algunas estructuras importantes de nuestro cuerpo.

Así como el sistema nervioso central, la producción de glóbulos blancos y rojos que dependen de dicha energía. Es el único medio energético que utilizan para subsistir y funcionar adecuadamente.

Otra función muy importante que tiene este macronutriente es aportar volumen a la materia fecal. Se trata de los carbohidratos que no se digieren y pasan directamente a las heces ayudando a la regulación del tránsito intestinal.

Cómo actúan los carbohidratos nutricionalmente

Los alimentos que poseen carbohidratos monosacáridos y disacáridos se digieren rápidamente, es decir, pasan al torrente sanguíneo en muy poco tiempo. Lo que aporta energía casi instantáneamente.

Este tipo de carbohidratos se encuentran en las harinas refinadas y en los productos azucarados, especialmente las gaseosas. Por ello, es que al consumirlas sentimos que volvemos a despertar.

Los polisacáridos necesitan de un tiempo para ser procesados y brindan energía de a poco. Entre los alimentos que poseen este tipo de macronutriente se encuentra el arroz y los almidones de vegetales.

Qué pasa en nuestro cuerpo si optamos por no comer carbohidratos

Ahora que conocemos un poco más de los carbohidratos entendemos la necesidad de incorporarlos en nuestra dieta. No podemos vivir sin consumir carbohidratos, sólo tenemos que aprender a elegir los que más beneficios aportan.

La recomendación general es consumir carbohidratos en un 50 a 70% del total de calorías diarias que consumas.

Carbohidratos y los deportes

¿Qué pasa con nuestro rendimiento deportivo cuando dejamos de lado los carbohidratos? Lo hidratos de carbono es la primera fuente de energía para los músculos. Entonces, si comemos hidratos de carbono nuestro rendimiento va a ser mayor.

Sin embargo, no es ésta la única fuente de la cual obtienen energía para alimentar a los músculos. Para que se produzca una contracción muscular utiliza otros nutrientes, tales como las proteínas y la grasa corporal.

No comer carbohidratos

Por eso es tan efectivo realizar ejercicios para bajar de peso. Porque los músculos que vamos generando al realizar el ejercicio consumen energía y mientras descansas también siguen quemando grasa para convertirla en energía para subsistir.

Pero tampoco podemos abusar en tiempo, porque al no comer carbohidratos estamos obligando a los músculos a consumir otro tipo de energía. Lo que genera un aumento de la cantidad de residuos que se genera al quemar proteínas y grasas.

Esta situación se conoce con el nombre de cetosis metabólica y genera algunos síntomas como dolores fuertes de cabeza, mal aliento, mal humor y somnolencia. Para la combustión y eliminación de residuos se utiliza al hígado y riñón.

Los regímenes nutritivos deportivos poseen un período largo de dieta alta en carbohidratos y proteínas y baja en grasa y otro período de dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas y grasas.

De esta manera se busca enseñar a los músculos a buscar diferentes fuentes de energía, pero de una manera saludable.

La clave está en elegir los carbohidratos a consumir

Tal como explicamos anteriormente el almacenamiento de los carbohidratos excedentes se convierten en grasa visceral que no es saludable. Pero tampoco se trata de cantidad de carbohidratos a consumir.

Se busca conocer mejor a este macronutriente y consumir carbohidratos de calidad. Por ejemplo, entre los carbohidratos simples, una muy buena opción son las frutas. Consumiendo dos tazas y media de frutas, verduras y lácteos en el día conseguimos una ración suficiente de carbohidratos.

Entre los carbohidratos complejos se encuentran los alimentos elaborados con harina refinada, ese grupo de alimentos es el menos recomendable. Es mejor optar por el arroz integral y todos los productos elaborados con harina integral.

Como conclusión, podemos decir que no es saludable no comer carbohidratos. Hay que saber elegirlos de manera inteligente, estar atentos a las etiquetas de los productos que llevemos a la boca y tener alimentos saludables como frutas y frutos secos al alcance de la mano para salir de una situación de ansiedad.

Mira: Dieta de las 2000 calorías para bajar de peso saludablemente