Muela rota, ¿qué puedes hacer si se da esta circunstancia?


La salud bucal es extremadamente importante, sin embargo, en la otra cara de la moneda, a muchas personas se les hace cuesta arriba ir al dentista por el miedo que suele provocar este médico. Nada más lejos de la realidad, el dentista no tiene que doler tanto como se le ha achacado y en la gran mayoría de las ocasiones puede molestar menos la intervención que el propio dolor que genera tener algún tipo de problema en la boca. Uno de los más habituales es tener una muela rota.

¿Qué se debe hacer en este caso? ¿Hay que acudir al dentista de urgencia o podemos dejarlo pasar si desaparece el dolor? Si es tu caso, si crees que se te ha podido romper una muela, déjanos que te contemos qué puedes hacer, cómo aliviar el dolor (si existe), cómo reconocerlo y sobre todo si es necesario ir al dentista por posibles complicaciones que pueden surgir o si es mejor dejarlo para más adelante, en caso de que empiece a molestar.

Resolvemos todas tus dudas, a continuación. Si crees que tienes una muela rota (o ya lo has confirmado), este artículo te interesará. Mucho.

Otros artículos de interés: ¿Cómo se hace la extracción simple de la muela del juicio?

Cómo saber si tienes una muela rota

Puede sonar absurdo que alguien no tenga claro si tiene una muela rota (o cualquier otra pieza dental), pero lo cierto es que no es tan tonto como puede parecer. La mayoría de los dientes están perfectamente visibles, pero otros no. Por ejemplo, si la rotura se produce en una muela del juicio, es probable que no alcances a verlo.

El primer paso para saber si tienes una muela rota es hacer una inspección ocular. Es decir, tratar de verlo a través de un espejo. Si tú no puedes, pídele ayuda a alguien, que mire por si le alcanza la vista. Si tuvierais un espejito de los que usan los dentistas, aún mejor, ya que os facilitaría mucho la tarea en caso de piezas dentales “escondidas”.

Además de la inspección ocular, también te puedes ayudar con la lengua. ¿Cómo? Pasa la lengua por todos tus dientes, tanto en la parte delantera como en la parte trasera y trata de detectar algún pico o formación anómala. Si tienes dudas, prueba a tocar ese mismo diente en la parte contraria, para poder comprender mejor si su forma es normal.

Además, hay otros indicadores que pueden indicar que tienes una muela rota, como dolor, olor muy intenso en los trozos que caen al lavabo si utilizas irrigador, llagas en el interior de la boca…

Cómo preparar remedios caseros para el dolor de muelas

¿Hay que ir al dentista?

Rotundamente: . Esta es la explicación rápida, pero como sabemos que muchos de vosotros os quedáis con dudas y necesitáis que alguien os conciencie de la importancia de hacerlo, vamos a explicaros bien por qué es imprescindible que vayas al dentista si piensas que puedes tener una muela rota.

Llegarás allí y, mediante una inspección y una radiografía, el dentista podrá ver perfectamente si existe una muela rota. Ambos procesos son totalmente indoloros, por lo que no te tienes que preocupar en esta primera cita si ningún tipo de dolor.

Además, te dirá si existe algún problema añadido y si se puede salvar de alguna forma o si es mejor la extracción.

Si no tienes nada, ¡perfecto! Te irás a casa mucho más tranquilo. Pero si lo tienes, necesitas saberlo, ya que una muela rota no tiene ninguna complicación si se trata a tiempo, pero si se deja pasar los resultados pueden ser catastróficos. No merece la pena jugársela en este caso, incluso si no duele.

Por qué no se puede tener una muela rota

Será el dentista quien valore qué se debe hacer, ya que en algunos casos se puede hacer la reconstrucción y en otros será mejor extraerla. Por ejemplo, en el caso de la muela del juicio, lo más habitual es que se termine sacando, ya que a medio plazo da menos problemas.

De todos modos, te explicamos por qué nunca deberías quedarte con una muela rota, aunque no te duela.

Lo primero es precisamente esto. Una muela que no está entera puede no doler normalmente, pero dar un dolor insoportable de un día para otro, algo que, seguro, no quieres que te pase. Además, también puede afectar a otros dientes cercanos, perjudicando al resto de piezas dentales.

Otra de las consecuencias de tener una muela rota es el mal aliento que provoca este hecho, ya que se es más propenso a tener trozos de comida incrustados en ella y que sea mucho más difícil extraerlos, incluso usando irrigador o manteniendo una limpieza correcta diaria.

También se presenta una mayor predisposición a tener caries y otros problemas médicos.

Por último, lo más importante de todo, es que tengas en cuenta que una muela rota es una fuente de infecciones. Y esto, como seguro que bien sabes, te puede afectar a muchísimas otras cosas en tu salud, por lo que hay que evitarlas a toda costa.

remedios naturales para el dolor de muelas

Cómo aliviar el dolor de una muela rota

Como ves, es muy importante que, tanto si duele como si no, te conciencies de que tienes que ir al dentista y seguir todas sus recomendaciones. No puedes quedarte con una muela rota simplemente porque no te duela, ya que, te lo aseguramos, con el tiempo todo será mucho peor. Este es uno de esos problemas que si los solucionas ahora será algo muy sencillo, pero que si lo dejas pasar se va a complicar mucho, seguro.

En el caso de que ya te duela, si estás esperando tu cita para el dentista, te recomendamos que le preguntes vía teléfono qué puedes tomar para aliviar el dolor. Sigue una buena limpieza dental para evitar que se queden trozos de comida en los dientes que podrían agravar el dolor o favorecer la aparición temprana de infecciones. Intenta masticar por el otro lado y evitar que caigan trozos aquí, ya que agravará el dolor.

Por supuesto, seguro que ya sabes que, salvo contraindicación médica, los analgésicos y antiinflamatorios suelen ser buenos calmantes para el dolor, pero mejor no optes por la automedicación y pregúntale a tu dentista qué puedes tomar para que te alivie.

Entre los remedios caseros, las gárgaras con agua y sal suelen ser beneficiosas. También tomar alimentos fríos, ya que el calor, en este caso, te puede empeorar los síntomas.

No lo dejes para mañana

Pasar la cita de un día a otro solo es una excusa que te estás poniendo para no ir al dentista y mirar qué le sucede a tu muela. Debes ser responsable y saber que este tipo de problemas tienen muy fácil solución si mantienes unas visitas rutinarias y si acudes al dentista al detectar algún problema como este.

Por eso, coge el toro por los cuernos y llama ahora mismo, sin pensarlo, antes de que sea peor. Tener una muela rota es algo con lo que no te debes conformar porque, te lo aseguramos, te va a dar problemas más pronto que tarde. Da igual que tarde una semana o seis meses, pronto va a empeorar y la extracción se complicará más, por lo que, si no quieres sufrir en balde, ponle solución cuanto antes.

Sigue leyendo: Todo lo que debes saber de la muela del juicio