Extracción de la muela del juicio: ¿Qué puedes esperar?


Una de las intervenciones más sencillas pero que a la vez dan más miedo es la extracción de la muela del juicio. De hecho, tal vez estás leyendo este artículo porque tu dentista te ha comunicado la necesidad de retirarla y te genera algo de miedo, o al menos, incertidumbre. ¿Es así?

Bien, en este artículo queremos contar con todo lujo de detalles cuestiones muy importantes como cuáles son los motivos por los que se debe sacar la muela del juicio, si hay que hacer algo especial antes de la intervención, cómo será la extracción, cuánto tiempo durará el postoperatorio y, la pregunta del millón, ¿duele la extracción de la muela del juicio?

Todas estas son preguntas muy normales y comunes que se tienen siempre que una persona tiene que enfrentarse a este tipo de intervenciones. Antes que nada, queremos aclarar que en cuestiones de salud no hay nada universal y que siempre debes seguir al pie de la letra las indicaciones de tu médico. Una vez aclarado esto, ten en cuenta que lo que aquí se va a exponer son situaciones genéricas, “lo normal”, pero que en tu caso concreto puede diferir.

Otros artículos de interés: Cómo aliviar un dolor de muelas

¿Por qué hay que hacer la extracción de la muela del juicio?

Por supuesto, que quede siempre por delante, es tu dentista quien debe valorarlo. Si él te dice que hay que extraerlo, es porque es el mejor camino. De todas formas, para que te hagas una idea, las causas más habituales incluyen la rotura del diente, una caries avanzada o un mal crecimiento.

El objetivo siempre debe ser cuidar la salud bucal y proteger al resto de dientes. Por lo general, la muela del juicio se suele extraer si empieza a dar problemas, ya que existe la creencia de que “no sirve de nada”. No es exactamente así, o al menos no en todos los casos, pero, por supuesto, es mejor sacrificar esta muela que otras piezas dentales.

Confía en tu dentista y acude siempre a aquel que te dé confianza, aunque sea un poco más caro. Si no terminas de encontrar uno que te encaje, sigue buscando hasta que des con aquel que sí te dé confianza y haga bien su trabajo. En caso de dudas, puedes pedir una segunda opinión médica. Recuerda que en España en la Seguridad Social sí se incluye la extracción de la muela del juicio, por si valoras esta opción.

remedios caseros para el dolor de muelas

¿Tengo que hacer algo en los días previos a la extracción de la muela del juicio?

Lo cierto es que las recomendaciones para los días previos dependen un poco del dentista y siempre debes hacer lo que él te diga. Hay algunos que recetan un antibiótico para prevenir posibles infecciones y otros que simplemente te indican que no hagas ejercicio en las 24 horas anteriores.

Sigue al pie de la letra lo que te indique. De cualquier modo, para esta intervención no suele ser necesario guardar precauciones en los días previos.

Si estás tomando alguna medicación, tienes una enfermedad, te has operado recientemente o crees que hay algún dato de tu salud que tu dentista deba saber (desde alergias hasta medicamentos que estés tomando o incluso si estás con la menstruación), debes comunicárselo para que valore la situación. Existen ocasiones en las que se debe optar por otra vía o tomar cierto cuidado con los pacientes.

Cómo será la extracción

Y vamos ahora con el jugo más importante de este asunto. ¿Qué ocurrirá cuando llegues a la consulta el día de la extracción de la muela del juicio? Seguro que tu dentista ya te lo ha explicado bien, pero por si te quedas más tranquilo y quieres conocer más casos, te contamos lo que hemos vivido nosotros para que puedas hacerte una idea más general de cómo será el proceso.

En condiciones normales, si se trata de una extracción simple, desde que entres en la clínica hasta que vuelvas salir pasarán menos de treinta minutos. Como ves, un tiempo muy corto teniendo en cuenta que tendrás que rellenar la ficha de consentimiento, ponerte la anestesia, hacer la extracción, descansar unos minutos, pagar… Por supuesto, se puede complicar y hay casos en los que se ha tardado en torno a una hora, pero, insistimos, en condiciones normales y si la extracción se realiza a tiempo, lo normal es tardar media hora en todo el proceso.

Si no lo has hecho con anterioridad, tu dentista te realizará una radiografía para ver cómo es el crecimiento de los dientes y si puede surgir alguna complicación. Si está todo en orden, te pedirán que rellenes una ficha con tu historial médico y que firmes los consentimientos, insistimos, si no lo has hecho en alguna cita previa. Todo esto es normal, por lo que no te tienes que preocupar.

enfermedades periodentales

Ahora tendrás que tumbarte en la camilla y tu dentista pinchará tu encía, por fuera y por dentro, en la zona de la boca donde se ubica el diente. Este pinchazo es para aplicar la anestesia local. Te prometemos que la aguja es tan finita que, si es un buen profesional, apenas lo notarás. Pueden darte entre uno y cuatro pinchazos, según la dosis que considere que necesitas, pero solo notarás el primero y ni siquiera duele. Con el resto, ya tendrás la boca casi dormida y solo notarás un pequeño picor.

Ahora, tu dentista dejará pasar unos minutos hasta que la anestesia termine de hacer efecto. Puedes notar dormido también el labio y su piel cercana. Este efecto desaparecerá en dos o tres horas, según la cantidad de anestesia que te suministren, así que sin problema.

Cuando esté todo preparado, comenzará la extracción. Si la muela está fácil de sacar, puede que la extracción tarde solo 30 segundos. Depende de lo arraigada que esté, si está rota, si la raíz se resiente… Y por supuesto también de la maña de tu dentista. Tú no notarás nada.

Una vez extraída, te colocarán una pequeña gasa que tendrás que morder haciendo bien presión para que se tapone la herida. Pregúntale a tu dentista durante cuánto tiempo y con cuánta fuerza tienes que presionar, porque si nos pasamos puede ser peor.

Reposa unos minutos y ya está. Ya te puedes ir a casa.

¿Cómo es el postoperatorio?

Tendrás que comer líquidos fríos, como helados, gazpacho, salmorejo… Y tendrás que evitar masticar o alimentos que se puedan colar por la herida (lentejas, arroz, migas de pan…). No hagas movimientos bruscos, ni deporte. Guarda reposo relativo las primeras 24 horas, aunque puedes hacer tu vida con relativa normalidad.

Vigila que no tengas fiebre o algún síntoma de infección. Es posible que sangre un poco, es normal si la hemorragia no es muy grande. Presta mucha atención a todas las indicaciones que te dé tu dentista para el post-operatorio.

Si todo va bien, en 24 horas estarás bastante bien y en 72 horas totalmente recuperado.

¿Duele la extracción de la muela del juicio?

NO. De verdad. NO. Ni siquiera duele el pinchazo de la anestesia, solo molesta y pica. Pero no tendrás dolor como tal en ningún momento. Si te da miedo la sangre, tranquilo, porque no la verás ni sentirás tampoco en ningún momento. El momento de la extracción tampoco debe doler nada. Notarás la presión y que están “trasteando”, pero si notas dolor, levanta tu mano izquierda, porque significará que necesitas más anestesia.

El postoperatorio puede molestar y doler un poquito, pero puedes tomar calmantes que te recomiende tu dentista.

Tranquilo, porque aunque asuste, la extracción de la muela del juicio es mucho más liviana de lo que parece.

Sigue leyendo: Más remedios caseros para el dolor de muelas