Bienestar garantizado con los masajes adyuvéricos


Para los amantes de las energías la adyuva seguramente es un término que conocen muy bien. Sin embargo, es importante destacar que se refiere a la filosofía hindú y tiene un aproximado de 5 mil años en práctica. Si eres de quienes abraza la vida, vibras de acuerdo con la esencia del ser y sus formas de sanación natural debes conocer los masajes adyuvéricos.

Cuando te realizas este tipo de masaje canalizas las energías negativas que se acumulan dentro de ti. Bien sea por estrés, exceso de trabajo o sentimientos encontrados, estos masajes desintoxicarán tu organismo. De esta manera se eliminarán o reducirán las dolencias o enfermedades.

masajes adyuvéricos en los pies
Libera las tensiones de tu cuerpo mediante masajes especializados en los pies.

En qué consisten los masajes adyuvéricos

Realizar masajes adyuvéricos se centra en favorecer el equilibrio entre los tres elementos principales que conforman al hombre. Según la corriente de adyurvera, estos elementos son el aire, la tierra y el fuego. Cada uno se reconoce por su influencia en el desarrollo de las personas, especialmente su bienestar.

Cuando te sientes mal o padeces alguna enfermedad, el equilibrio entre estos tres elementos se encuentra alterado. Mediante este tipo de masajes, las diversas energías que se encuentran en tu cuerpo son canalizadas hacia el equilibrio.

Masajes adyuvédicos para elegir

Existen diversos tipos de estos masajes. Su elección va a depender de las necesidades de cada persona. Para realizar estos masajes se utilizan aceites especiales cuyas esencias también van a depender de tu necesidad.

A grandes rasgos se han definido tres tipos de masajes principales:

Masaje abyanga

Consiste en el amasamiento de todas las partes del cuerpo de manera intensa y específica. Sirve para desintoxicar el organismo de las malas energías. Para ello, es preciso que te encuentres desnuda, de manera que el masajista pueda acceder a cada área con facilidad.

Masaje siro sara

Se concentra en la fricción de áreas de la cabeza. Generalmente se canalizan las energías desde la frente, masajeando suave pero profundamente esa área. En este caso se suelen evitar los aceites mentolados.

Masaje kansu

Los pies son la parte de tu cuerpo que soporta tu peso y a la que debes darle un mayor cuidado. Este tipo de masaje centra su atención en los pies, un punto energético clave de tu cuerpo. Al área que se le da mayor dedicación es a la planta de los pies.

Así puedes saber cuál es el masaje que más te conviene

Los masajes adyuvéricos están compuestos de dos fases. En la primera etapa, el especialista en adyurveda te realizará una serie de preguntas. Esto con el fin de conocer cuál es la fuente de tus dolencias y así determinar el tratamiento adecuado.

Posteriormente, en función de los resultados que obtenga el especialista en la primera fase, determinará el tipo masaje que te realizarán. Esto se debe a que dependiendo del elemento que presentes alterado se elegirá el masaje adecuado.

La elección de los aceites que emplearán en la realización de los masajes también va a estar sujeto a este criterio. Los aceites varían en su composición, su aspecto, textura y esencia en particular que posean.

masajes adyuvéricos y sus beneficios
Sigue las recomendaciones de tu masajista para elegir la terapia que más te conviene.

Criterios para elegir el masaje adyuvérdico correcto

Tratamiento personalizado

Como se ha visto, estos masajes son individuales para cada persona. Esto quiere decir que dependiendo de tus características será el tipo de masaje que te han de realizar. Primero debes pasar por una consulta exhaustiva con el especialista es adyurveda.

Honestidad en todo momento

En esta consulta te preguntarán a fondo diversos aspectos de tu vida, en los que debes dar detalles reales. Tanto tu estado físico como emocional va a depender directamente de la interrelación de los tres elementos principales. Los especialistas en adyurveda asocian cada enfermedad o patología con una clase de desequilibrio particular.

Aspecto físico

Tus características físicas también van a influir en el tipo de masaje que debes recibir. Por ejemplo en el caso de las personas que presentan mayor musculatura y peso se requieren masajes profundos. Por el contrario, los masajes superficiales y suaves van dirigidos más hacia aquellos individuos delgados.

Todos lo preguntan: cómo se realizan los masajes adyuvérdicos

Aplicar diversas técnicas para realizar estos masajes adyuvéricos va a depender de la persona que lo recibirá. Existen masajes suaves y superficiales en los que se ejerce poca presión sobre la piel y articulaciones. En cambio, hay otra modalidad en la que el masaje es más profundo. Con esto, se busca penetrar en los tejidos mediante la fricción liberando las energías acumuladas.

Otro tipo de masajes usualmente empleados son aquellos en los que se usa la flexología. Existen puntos energéticos claves en diversas áreas de tu cuerpo. Con la presión intensa sobre estos puntos las energías negativas acumuladas se disipan. Este tipo de masajes adyuvéricos se asocia mucho con los puntos de acupuntura considerados en la medicina china. Estos puntos energéticos son llamados marma y representan un elemento clave en estos masajes.

Deja a un lado las presiones con esta práctica milenaria

Representan una opción estupenda para liberar presiones. Se utilizan en la búsqueda del equilibrio como parte de los elementos que conforman el ser. Para la adyurveda, la tierra, el aire y el fuego son los ejes del individuo representando estos elementos en el alma, el cuerpo y el espíritu de cada persona.

Para alcanzar la plenitud, es preciso tener en perfecto equilibrio estos elementos. En caso contrario suelen aparecer las enfermedades y dolencias. Más allá de que el especialista se conecte contigo, es fundamental que seas tú quien tome la iniciativa y tenga la apertura para recibir los masajes adyuvéricos y despojarte de energías interferentes.

masajes adyuvéricos
Sentirse plena no es más que tener paz interior y con el entorno que te rodea.

Sigue leyendo: Aceite de aguacate, aliado de tu bienestar y belleza natural