Mareos cervicales, ¿cuáles son sus causas y soluciones?


¿Tienes mareos cervicales? Si ya los has padecido en algún momento de tu vida, sabrás el importante impacto que puede tener en tu vida. No solo son molestos, si no que pueden llegar a poner todo en standby porque lo único que nos apetecerá será estar tumbado y descansar el cuello. Los mareos cervicales son muy incómodos y no solo incluyen mareos propiamente dicho.

Es por esto que hoy hemos decidido hablarte de ellos. Sus síntomas, sus causas y sus soluciones. ¡Qué no te pasen más factura!

Otros artículos de interés: ¿Qué hacer contra los dolores de cabeza?

Cuando el estrés es elevado da origen a síntomas muy diversos
Entre los síntomas de un nivel de estrés mantenido esta el dolor de cabeza y de cuello

Síntomas de los mareos cervicales

Aunque se llamen “mareos cervicales”, incluyen hormigueos, frío, rigidez en la nuca, calambres y desorientación. Por lo que es más que evidente que seguir un ritmo de vida normal se nos hará cuesta arriba.

Estos problemas parten de las vértebras o lo que solemos conocer como “cervicales”. Y las causas asociadas a ellas desembocan en estos mareos cervicales.

Causas de los mareos cervicales:

Son varias las causas de los mareos cervicales, aunque por supuesto todas ellas están relacionadas con las vértebras del cuello. Una mala postura o incluso el estrés pueden incidir negativamente en ellas. La rigidez del cuello es otro de los males relacionadas, bien sea por un mal movimiento o por cambios degenerativos. Por último, el oído y la vista también aumentarán esta sensación de inestabilidad que nos producen estos mareos.

Hay que prestar atención al resto de díntomas
Cuando los dolores son mayores por las mañanas y por las noches lo atribuimos a algo normal, pero pueden ser indicativos de algo más serio

Soluciones para los mareos cervicales

Hay diferentes tratamientos o remedios caseros para acabar con ellos. Por supuesto, siempre será un doctor quien te ayudará mejor con este problema, según su origen y tus necesidades personales.

El más fácil y popular es combinar frío y calor en la zona. ¿Cómo? Por ejemplo, poniendo en la zona una bolsa de hielo durante 3 minutos y a continuación cambiándola el mismo tiempo por una de agua caliente.

Haz baños con agua de romero, te servirán como antiinflamatorios y te relajarán todo el cuerpo.

Evita la actividad física intensa escoge bien tu almohada, no solo te ayudará a dormir mejor y a respetar un patrón de sueño adecuado, si no que también descansarás mejor el cuello.

Las plantas también son tus aliadas. Por ejemplo, la manzanilla, la menta, el jengibre y el ginko biloba. Haz infusiones con ellos o toma los comprimidos que seguro encontrarás en tu herbolario de confianza.

Por último, si necesitas ayuda externa, será un fisioterapeuta el profesional que mejor te puede ayudar y no solo durante las sesiones que lleves a cabo en su consulta, también te dará pequeños trucos o indicaciones para que sigas cuidándote en casa, tanto para curar tus mareos cervicales como para prevención su nueva aparición.

las cervicales son una zona muy sensible
a menudo cuando sufrimos dolor de cervicales no le damos importancia, pero puede ser indicativo de algo más

Esto te va a interesar: ¿Sabes cómo aliviar el dolor de cabeza en 30 segundos?


Advertisements