Dolor de cabeza: puede ser común pero a su vez complejo


En ocasiones el decir médico nos hace ver las cosas con una óptica desmedida pues las cosas simples adquieren nombres impresionantes. Y es el caso para el simple dolor de cabeza que también se conoce como cefalea, partiendo del latín y el griego.

Al padecer de dolores de cabeza las limitaciones afloran dejando una profunda huella de carácter síquico
El padecer de dolores de cabeza conduce a limitaciones sociales de hombres y mujeres

¿Que se considera como dolor de cabeza?

Como dolor de cabeza se define todo aquella manifestación de molestias y dolores confinada a alguna parte de la cabeza.

Ese común y molesto dolor de cabeza que de promedio afecta a 2 de cada 3 niños que en algún momento de su vida, antes de cumplir los 15 años, ha sufrido de dolor de cabeza. Pero más impresionante aún son las cifras para el adulto grupo poblacional donde se reporta que en el orden de 9 de cada 10 adultos habrán tenido un dolor de cabeza en cierto instante de su existencia.

De hecho el dolor de cabeza es la forma más frecuente y común como manifestación de dolor, convirtiéndolo en la afectación más importante de ausencias al trabajo o a la escuela.

¿Qué tipos de dolor de cabeza se conocen?

Entre los tipos de dolor de cabeza que con mayor frecuencia se presentan encontramos las migrañas y los dolores de cabeza por estrés o tensión. Otros son los dolores de cabeza en racimo. Estos son los llamados dolores de cabeza primarios, al no estar relacionados con otras enfermedades.

El estrés se acompaña, las más de las veces, de fuertes dolores de cabeza
El dolor de cabeza debido al estrés es altamente molesto

Otro acercamiento a tratar de clasificar los dolores de cabeza nos lleva a considerar si están relacionados o no con otras enfermedades. Y es que en muchas ocasiones debes considerar el dolor de cabeza como un síntoma que acompaña a otras expresiones que son parte del cuadro que nos da determinada enfermedad. Estos son los dolores de cabeza llamados secundarios.

Estos pueden acompañar a fiebre, estrés, infecciones, trastornos psiquiátricos, efecto secundario del abuso de algunos medicamentos, presión arterial alta, traumatismo craneal, accidente cerebrovascular, tumores y la llamada neuralgia del trigémino que se caracteriza por presentar dolor crónico en la mejilla o al lado de la mandíbula.

¿Que debes hacer si padeces de dolor de cabeza?

Existe un conjunto de medidas generales que debes cumplimentar para aliviar los dolores de cabeza. Entre estas se encuentran:

  • reposo
  • analgésicos de venta libre
  • medicamentos de venta bajo receta:
  • Antidepresivos tricíclicos, como son amitriptilina y nortriptilina.
  • Antiepilépticos, como gabapentina, ácido valproico y topiramato.
  • Betabloqueadores, del tipo del propranolol.
  • comer en horarios regulares y evitar los periodos de ayunos prolongados
  • aplicar compresas calientes o frías en la cabeza o en el cuello.
  • tomar una ducha caliente.
  • regularizar el horario del sueño al acostarse y despertarse a la misma hora
  • dormir y descansar el tiempo suficiente
  • evitar el estrés

De cualquier manera resulta aconsejable visitar a tu médico, sobre todo si…

  • el dolor de cabeza es repentino e intenso y puede acompañarse de rigidez en el cuello.
  • está acompañado de fiebre, náuseas o vómitos
  • se acompaña de pérdida del conocimiento, confusión, o visión doble
  • es un dolor de cabeza mantenido
  • es posterior a un trauma de cabeza
  • asociado con convulsiones
  • está mancomunado con dificultad para respirar
  • se presenta en dos o más ocasiones por semana

De cualquier manera el dolor de cabeza puede ser el simple y común malestar temporal pero no debes descuidarte, si este persiste acude a tu médico.