Manchas en la cara de causas genéticas u hormonales: cómo tratarlas


En algunos artículos ya hemos hablado acerca de manchas en la cara.  En realidad tienen muy distintas razones: genética, enfermedades o simplemente el paso del tiempo… ya que su aparición es bastante frecuente después de los 40 años de edad.  Algunas son temporarias, pero otras son permanentes y cuando aparecen, ya no se van.  Sin embargo, es posible prevenirlas y mitigarlas.  ¿Quieres saberlo todo acerca de las manchas en la cara? ¡Sigue leyendo!

Lee más: ¿Sabes lo que puede significar la presencia de manchas rojas en la cara? 

Las pecas
Las pecas son un tipo de manchas en la cara

Manchas en la cara por causas genéticas

Esta categoría incluye manchas de nacimiento y manchas y puntos oscuros debidos a la edad.  Analicemos los distintos tipos de manchas de nacimiento, pero antes digamos que este tipo de manchas en la cara no representa ningún problema ni es síntoma de ninguna enfermedad.  En algunos casos pueden tratarse con láser, pero estos tratamientos no son muy recomendables.  De todas formas no te preocupes: su frecuencia es de 3 casos cada 1000 nacimientos.

  • “Besos de ángel”: propios de los recién nacidos, son manchas rojas entre las cejas, deben desaparecer al poco tiempo del nacimiento.
  • Hemangioma en fresa: Los hemangiomas son agrupamientos de pequeños vasos sanguíneos en un área específica de la piel del rostro, en las capas superficiales de la piel o en las más profundas.  El hemangioma en fresa es una mancha superficial, en forma de fresa, sobresaliente, de color rojo vivo.  Debe desaparecer alrededor de los 5 años de edad.  Todos los hemangiomas superficiales habrán desaparecido después de los 9 años de edad.
  • Hemangioma cavernoso: es un hemangioma a mayor profundidad que el superficial, es más sobresaliente que el hemangioma en fresa y de color azulado.
  • Manchas “vino de Oporto”: se deben a vasos sanguíneos más anchos.   Suelen aparecer en el rostro y cuello, de color granate a rojo oscuro.
  • Lunares y pecas: son manchitas marrones, azules o negras.  En realidad son grupos de células pigmentarias.

Ahora nos dedicaremos a las manchas en la piel debidas a la edad.  Técnicamente se denominan “lentigos solares” y pueden aparecer también en brazos, dorso de las manos, cuello y parte superior del pecho.  Pueden aparecer alrededor de los 30 años de edad y son muy frecuentes después de los 40.  Se describen como manchas planas de color marrón oscuro, de forma ovalada o redonda y de 2 a 20 mm de diámetro.

Deben su nombre a que se producen como consecuencia de la exposición a las radiaciones solares a lo largo de la vida.  Para evitar estas manchas deberías protegerte del sol desde la juventud, utilizando cremas con filtros solares; evitar la exposición al sol en los horarios de mayor incidencia de los rayos ultravioletas (entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde) y evitar tomar sol en grandes cantidades a medida que pasan los años.

Manchas en la piel por causas hormonales

Entre estas manchas encontramos el melasma o cloasma, una alteración de la piel de color marrón o café, simétricas, más frecuente en las mejillas, frente, labio superior y nariz.

Las típicas manchas en la cara, mejillas, el puente de la nariz, frente, barbilla, y por encima de su labio superior que van de color café a grisáceos son expresión del melasma o cloasma, desorden común de la piel.
El melasma o cloasma ocasiona el color moreno y las manchas en la cara, en las mejillas, el puente de la nariz, frente, barbilla, y por encima de su labio superior que van de color café a grisáceos.

El melasma está asociado a hormonas como el estrógeno y la progesterona, por eso se presenta mayormente en mujeres que reciben anticonceptivos orales, mujeres embarazadas (en este caso el problema se llama cloasma) y mujeres menopáusicas que reciben terapia de reemplazo hormonal.  Las manchas se van desvaneciendo en los meses posteriores al cese de la causa, como por ejemplo el parto o dejar de tomar los medicamentos que las causaron, pero la exposición al sol puede hacerlas reaparecer.  Por esta razón las mujeres que padecieron melasma deben utilizar protección solar.

Manchas en la cara por enfermedades

Una de las enfermedades que se manifiestan como manchas en la piel es el vitíligo.  No se conoce muy bien su causa; se la considera dentro de las enfermedades autoinmunes y se debe a la destrucción de los melanocitos, que son las células portadoras de los pigmentos que dan color a la piel, cabello y ojos.

Su principal síntoma son manchas blancas que, en el caso del rostro, aparecen más frecuentemente alrededor de la boca, ojos y nariz.    En algunos casos las manchas blancas se extienden en sí mismas o a otras partes del cuerpo.  Hay varios tratamientos para el vitíligo, desde cremas y medicamentos orales hasta tratamientos láser  e injertos de piel pigmentada en las áreas despigmentadas.  En general las personas con vitíligo deben buscar consejería ya que tiene consecuencias psicológicas.  Sin embargo el vitíligo no ha sido un obstáculo para muchas personalidades destacadas del arte, la ciencia o la música…

Prevención y tratamiento de las manchas en la cara

Las manchas en la cara tienen diferentes tratamientos según sea su origen o causa como bien lo explica esta cartilla de la NIHNo hay forma de prevenir algunos tipos de manchas, pero en general se recomienda cuidarse de la exposición al sol.    En realidad necesitamos la luz solar porque a través de ella nuestro organismo sintetiza la muy necesaria vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio.  No es necesaria una gran exposición al sol; con la luz solar que naturalmente recibimos durante el día es suficiente para que el organismo produzca toda la vitamina D que necesita.  Por otra parte la melanina contribuye a proteger la piel ya que es la sustancia encargada de absorber las peligrosas radiaciones ultravioletas que logran atravesar la capa de ozono y llegan a nuestra piel, antes de que provoquen lesiones.

Sin embargo, en las últimas décadas se ha observado un adelgazamiento de la capa de ozono.  Esto se debe a la proliferación en el uso de elementos que contienen gases fluorocarbonados, como los aerosoles o los equipos de aire acondicionado.  Estos gases destruyen el ozono de la atmósfera y así pasa una mayor cantidad de radiación ultravioleta.  Esta es la razón por la que hay que evitar exponerse al sol en las horas de mayor radiación y utilizar protectores solares.

Los retinoides
Las cremas con retinoides deben utilizarse bajo receta médica

Los tratamientos para las manchas en la cara consisten en medicamentos tópicos como lociones o cremas para quitar las manchas; estos medicamentos se basan en la hidroquinona, una sustancia que permite aclarar zonas oscuras de la piel pero deben utilizarse bajo prescripción y supervisión médica.  También hay tratamientos de láser, luz pulsada o crioterapia.

Los tratamientos naturales para las manchas en la cara se basan en preparados con plantas de efecto blanqueador y mascarillas para remover células superficiales pigmentadas o decoloradas.  Las plantas más comúnmente utilizadas son el perejil, limón, diente de león, zanahoria y pepino entre otras.

Conoce aquí más: Propiedades del pepino