Lo que NO debes hacer si te ha tocado la Lotería de Navidad


Cada 22 de diciembre, España se levanta con una sonoridad especial. La Lotería de Navidad marca el inicio de estas fechas festivas y es que, a tan solo dos días de la Nochebuena, cae una lluvia de millones, normalmente bastante repartida, en todo el país. Este año, la ilusión por la Lotería de Navidad es aún mayor. Después de un 2020 muy complicado, en el que hemos valorado más que nunca la salud, pero en el que muchas personas han visto cómo se perdían sus empleos y quebraban sus negocios, esta lluvia de millones ha sido aún más esperada.

¿Te ha tocado la Lotería de Navidad? ¡Enhorabuena! Ojalá estés leyendo este artículo porque esto ha sido así. Sin embargo, queremos darte una serie de recomendaciones para que sepas aquello que NO debes hacer para que este premio no se vuelva en tu contra o te dé más disgustos que alegrías. Toma nota que empezamos con nuestras recomendaciones. ¡No te las pierdas!

Sigue leyendo: Qué debes hacer si te toca la Lotería de Navidad

El décimo es dinero, no lo trates como si fuera un papel más

Este punto es muy importante y aunque siempre deberíamos tenerlo en cuenta, cuando esté premiado aún más. Tu décimo, ese papelito pequeño, ahora mismo vale millones, por lo que es crucial que lo trates como si tuvieras un gran lingote de oro ante tus ojos o un maletín lleno de dinero. No lo dejarías en cualquier sitio, ¿verdad? Pues con el boleto de lotería tampoco.

Ve cuanto antes a depositarlo en el banco, pero si lo dejas en casa guárdalo a buen recaudo, nada de tenerlo a la vista y mucho menos nada de llevarlo contigo a la calle para enseñarlo en la puerta de las Administraciones. Sabemos que es muy tentador buscar las cámaras de televisión y brindar por esa lluvia de millones, pero no es muy recomendable gritarle al mundo a los cuatro vientos que tienes ese ansiado trofeo. Sé precavido y no te lleves una irritación por no haber tenido todas las medidas de seguridad necesarias para proteger ese décimo que ayer tan solo valía 20 euros y ahora vale una auténtica barbaridad de dinero.

Sin prisa, pero sin pausa: la Lotería de Navidad caduca a los tres meses

En el otro lado de la moneda están aquellos que incluso se “olvidan” de cobrar el décimo o lo van dejando para más adelante, buscando qué banco le va a dar un mejor rendimiento de su dinero. Esto está muy bien y sin duda es una de las decisiones más inteligentes, pero también debes recordar una cosa: la Lotería de Navidad caduca. ¿Te imaginas que fueses a cobrarlo, creyendo que eres millonario, y te encontrases con que tu premio ya ha expirado? No te creas que nadie te va a hacer el favor de cobrarlo fuera de plazo, así que, por favor, sé prudente y no tardes demasiado en depositarlo o ir a por tu dinero.

El plazo es de tres meses, pero te recomendamos que contactes con un gestor de loterías para que te indiquen si existe alguna limitación más según cantidad de dinero, lugar donde se vaya a cobrar, si hay plazos ocultos, etc. Cualquier precaución es buena para que no te quedes sin cobrar tu premio. Imagínate qué papelón sería y qué cara se te quedaría si te crees millonario y de repente descubres que, por despiste, no lo eres.

compartir loteria de navidad

No te quedes con la primera opción

Lo más normal es ir al banco de toda la vida, al de confianza o a aquel donde tienes tu dinero y tus cuentas principales y depositar el décimo allí. Pues déjame decirte que hay más opciones y que precisamente esta es una de las cosas que no deberías hacer. Si vas a usarlo para eliminar tu hipoteca o algún préstamo grande que tengas, esta parece la mejor opción, pero si solo piensas ingresarlo en tu cuenta bancaria y dejarlo ahí, lo más recomendable es que mires otras opciones para elegir ese banco que te dé mejores condiciones.

Un décimo premiado de la Lotería de Navidad (premiado con el Premio Gordo) es mucho dinero, por lo que podrá haber bastantes diferencias entre lo que te ofrezca un banco y lo que te ofrezca otro. Alucinarías si vieras cómo puede cambiar el rendimiento de tu dinero en un lugar o en otro. Si no entiendes mucho de estas cosas, puedes acudir con alguien de confianza que sí esté más familiarizado con el mundo financiero o bancario, o incluso podrías contratar de forma temporal a un gestor que te pueda asesorar, siempre que tengas plena confianza en él, para buscar dónde sacar mejor partido a tu dinero, y cuyas comisiones no vayan a ser más elevadas que el beneficio que vas a obtener.

Endeudarte por encima de tus posibilidades tras ganar la Lotería de Navidad

¿Sabes que la mayoría de los ganadores de la Lotería de Navidad, al cabo de diez años tienen menos dinero del que tenían cuando les tocó? Este dato es alucinante y sin duda deja en evidencia un problema latente, que deberíamos evitar. ¿Cómo es posible que, tras caerte una lluvia de millones, tengas menos dinero del que tenías cuando tu sueldo era mucho más modesto? Lo primero, por desconocimiento financiero (por eso te recalcábamos la importancia de tener un asesor que te ayude a tomar decisiones inteligentes), pero también porque es habitual que, al ver mucho dinero, se caiga en el error de tratar de llevar un tren de vida que no corresponde.

Por ejemplo, gastar todo el dinero en una casa increíble que tiene un mantenimiento muy elevado, cuando unos años después no se va a poder mantener con el sueldo normal, es un gran error. Por supuesto hay que disfrutar del premio y tratar de mejorarse la vida, pero con cabeza.

loteria de navidad ahorrar en navidad
Hacienda no somos todos…

No compartir

Compartir es vivir. Es cierto que si te toca el Premio de la Lotería de Navidad lo primero que tienes que hacer es quitarte tus deudas o tratar de mejorarte la vida. Pero no te olvides de quienes están a tu alrededor y también les vendría muy bien un pequeño pellizquito. Tus padres, tus hijos, tus hermanos o ese gran amigo que ha estado siempre a tu lado y que sabes que tiene ciertas dificultades.

No te decimos que te gastes todo el premio en otros, ni mucho menos, pero sí que tengas un pequeño gesto con las personas a las que quieres y que te va a hacer ser mucho más feliz, aunque ahora no lo veas. Incluso, también sería un gesto muy bonito que buscaras una causa social o un colectivo que lo necesite y que tengas tu pequeño gesto de generosidad compartiendo un poquito de tu premio con ellos. Quienes más lo necesitan son quienes más te lo van a agradecer, por poco que sea, te sentirás muy feliz cuando veas que tu generosidad puede ayudar y hacerle la vida mucho más bonita a otras personas que están en una situación mucho más desfavorecida que la tuya.

Otros artículos de interés: Lotería de Navidad, cómo compartirla