5 trucos para la colada que te ayudarán a organizar mejor tu casa


Si estás buscando trucos para la colada, es posible que seas de esa mayoría de personas que se lleva fatal con las lavadoras. Seguro que si nuestros antepasados levantaran la cabeza y vieran que con solo pulsar un par de botones nuestra ropa se podría lavar sola, dirían que somos unos quejicas. Y tal vez no les faltaría razón. Pero el caso es que el tema de organizar lavadoras suele ser un problema para la mayoría de hogares, pero se trata de una falta de organización, sin más, que, por supuesto, tiene solución.

No te vamos a decir que debes hacer las cosas de un modo muy estricto, porque en estos trucos para la colada influye cuál sea tu rutina diaria. Lo que sí te pedimos es que los leas con atención y que trates de incorporarlos a tu vida de la manera más óptima, como mejor cuadre dentro de tu organización diaria / semanal y que te olvides de una vez por todas del tema de la colada, porque, sinceramente, cuando le coges el truco verás que no es para tanto. Solo necesitas un poco de control y lo tendrás hecho.

Sigue leyendo: Más trucos para la lavadora

¿Varias lavadoras o una sola?

Depende. Y, además de depender de tu tiempo disponible, depende también de la máquina que tengas, cuál sea su capacidad (ojo, no solo de lavado, también de secado) y cuánta rotación de ropa necesites o cuántos seáis en casa. Hay quienes prefieren cargar el tambor al máximo y quienes optan por dejarlo a medias, aunque sea menos eficiente para el medio ambiente, pero de este modo aprovechan mejor la función de secado, la ropa también puede salir más limpia e invierten menos tiempo en recogerla.

Como te decíamos, deberías tener en cuenta cuánta gente estáis en casa y las características de tu máquina, pero, por lo general, suele ser algo más interesante (a nivel de tiempo), poner varias lavadoras en lugar de cargar una sola en más espacio de tiempo. La clave está en que el acto de poner la lavadora en sí no cuesta nada (si vas echando dentro la ropa sucia solo es echar el detergente y darle a un botón), pero lo que cuesta es recoger la ropa, tenderla (si es necesario), plancharla (si es necesario), colocarla… Por eso, si tienes poca ropa, puedes tener esto listo en unos minutos y no sentirás que te cuesta trabajo ni te das el “atracón”.

trucos para el mantenimiento de la lavadora

Tu lavadora puede ayudarte: elige bien el modo

Muchas veces solo tenemos en cuenta la temperatura y poco más. Sin embargo, las lavadoras de hoy en día son muy inteligentes y pueden ayudarte bastante a la hora de que tu ropa salga perfecta. Y no nos referimos solo a que salga limpia (algo que damos por hecho que así será), si no que algo aún más importante es que salga libre de arrugas. Y para esto, entran en juego dos factores que debes tener en cuenta para conseguir olvidarte de la plancha por un tiempo.

Sí, exacto, existen algunos modos que lo que hacen es sacarte la ropa sin arrugas y por tanto te puede evitar planchar. Si además, lava y seca, ya está, ya tendrás tu colada hecha y lista solamente para meter en el armario. Investiga bien los modos que tenga tu máquina lavadora y no dudes en ir probando diferentes configuraciones hasta que des con la que realmente te sirve para hacerte la vida un poquito más fácil… Que al final consiste en eso, ¿no crees?

Si tiendes bien, plancharás menos: el más conocido de los trucos para la colada

Para ahorrar tiempo, ya te hemos comentado que una secadora es lo más, pero hay muchas personas a las que no les gusta utilizarlas porque dicen que a la larga puede estropear la ropa o bien porque tienen un patio o una terraza generosa en casa y prefieren aprovechar para secarlo al sol, de un modo más natural. Si es tu caso, la ventaja es que te puedes ahorrar planchar simplemente con tender bien.

Para ello, te recomendamos que sigas estos pasos. Lo primero que tienes que hacer es sacar la ropa inmediatamente de la lavadora en cuanto termine el lavado y/o secado. Si la dejas dentro se van a hacer muchas arrugas que te va a ser casi imposible quitar, así que, ¡ten cuidado! Una vez sacada, coge prenda por prenda y sacúdela. Si tiene alguna arruga, puedes tratar de quitarla con la mano. En este punto y según qué tejidos lo admiten. Por último, tiéndelo de manera que la arruga caiga hacia abajo por su propio peso y colocando las piezas en lugares extremos (nunca en mitad de un jersey, por ejemplo), para evitar que se queden marcadas. Poco a poco irás cogiendo el truco, pero te aseguramos que esta es una de las bases cuando te independizas para ahorrar un poco de tiempo en las tareas del hogar.

trucos para la colada como limpiar la lavadora

Organizar las lavadoras por tipo de ropa

Tenemos que hacer un inciso y es que hay personas que no se apañan bien poniendo por un lado ropa de deporte, por otra ropa de trabajo, ropa informal de paseo, toallas… Por eso, te proponemos tres categorías básicas de tipo de prendas para la lavadora: sábanas, toallas y ropa. Ve metiendo cada día la ropa que necesites lavar dentro de la lavadora y, antes de irte a dormir, cada noche mira cómo va de volumen. En el momento en que ya haya alcanzado la cantidad que desees, ponte una alarma para ponerla al día siguiente a la hora que más te guste, sin esperar más.

Para el resto de lavadoras (toallas y sábanas), déjalas para un día en el que no tengas una lavadora programada. Normalmente la gente se suele apañar bien poniéndolas en fin de semana, porque pueden dejarla puesta cuando salen a la calle y recogerlas al volver, pero depende de ti y de tu tipo de rutina. El caso es que organizando en estas tres categorías y sabiendo cuál es la siguiente te va a costar mucho menos organizar las lavadoras. Parece uno de los trucos para la colada más básicos, pero es de los más sencillos también.

El agua fría es tu mejor amiga: el mejor de los trucos para la colada

Y sabemos que en este punto nos van a salir algunos haters o detractores, pero es que, siendo sinceros, es así. Si lo que estás buscando es una colada perfecta, tal vez no sea lo mejor, pero si lo que quieres es que las cosas salgan bien, rápidas y fáciles, sin más, es tu mejor aliado. Poner las lavadoras a 30ºC te van a evitar muchos, pero que muchos, quebraderos de cabeza. Por un lado, es más difícil que haya transferencia de colores, algo que, sinceramente, nadie quiere.

Por otro lado, tampoco correrás el riesgo de que te encoja la ropa por el uso del agua caliente. ¿Te parecen dos motivos de peso? A nosotros, sin ninguna duda, sí. Por lo que si quieres acertar seguro a la hora de poner la lavadora y no quieres tener la posibilidad de que se te estropee la ropa, ¡nunca pases de 30 grados en tu colada y tendrás éxito seguro!

Otros artículos de interés: ¿Sabes cómo oler bien durante todo el día?