Utiliza la calculadora de embarazo y descubre cómo actuar en cada etapa


El comienzo de todo embarazo es un momento precioso lleno de ilusión, alegría e incertidumbre. Todo esto se agudiza si es tu primer embarazo incluyendo los temores, la preparación y preferimos hacerlo todo con mayor cautela. Una de las formas con las que poder tener un mayor control es utilizando una calculadora de embarazo. Este método nos ayuda a poder actuar en consecuencia al tiempo de embarazo que llevemos o que lleve nuestra pareja.

Averigua cuándo quedaste embarazada
Es bueno saber en qué momento del proceso estamos y para eso es muy práctica la calculadora de embarazo

Descubre más: Primeros síntomas del embarazo

La calculadora de embarazo es el inicio de una nueva aventura

Todo embarazo da inicio con la fecundación del óvulo y acaba en el momento del parto del bebé. Desde que esto comienza nuestra mente empieza a querer ir preparando el nido para criar a nuestro bebé. Por ello es bueno saber en qué momento del proceso estamos y para eso es muy práctica la calculadora de embarazo. Querremos estar seguros de estar preparados para todo lo que nos va a venir.

Lo primero para tener un embarazo controlado es saber cómo era tu menstruación. Si ésta era regular o por el contrario te llegaba de forma inesperada. Haz memoria y recuerda cuándo fue el día de tu primera falta y el de tu última regla. Este paso será muy importante para el uso de la calculadora de embarazo. Pero tranquila, ahora te daremos todos los pasos para saber de cuántas semanas es tu embarazo estando en cualquier momento de la gestación.

Cómo utilizar la calculadora de embarazo y contar de cuánto estás

El método con el que los médicos suelen establecer cuándo se dio el inicio del embarazo es a partir del primer día de tu último ciclo de menstruación. En los ciclos regulares el momento más fértil se da a los 15 días después del primer día de regla. Gracias a esta generalidad podemos calcular sin equivocarnos mucho, cuándo será el día del parto. Aquí es donde tiene la base la calculadora de embarazo.

Para saber de cuántas semanas estás coge un calendario y anota tu último periodo. A partir del último día de éste, cuenta quince días. Ese sería el día en que te quedaste embarazada. Cuenta las semanas que han pasado desde ese día y esas son las semanas de las que estás.

La calculadora de embarazo es un método casero que te permite estimar de cuánto tiempo estás. Pero no lo sabrás de forma exacta hasta que vayas al ginecólogo y te realice la primera ecografía

Tu ginecólogo te informará que el tiempo normal de gestación de un bebé es de 40 semanas. Este tiempo es igual a los nueve meses que siempre se ha dicho que dura un embarazo. Normalmente se divide en trimestres:

  • Primer trimestre de embarazo dura desde la semana uno hasta la semana número trece.
  • Segundo trimestre de embarazo comprende desde la semana catorce hasta la veintisiete.
  • Tercer trimestre de embarazo comienza en la semana número veintiocho y finaliza con el parto del bebé. Esta semana suele coincidir con la número cuarenta.

Cuidados durante el embarazo

En todo momento de nuestra vida es importante que nos cuidemos. Pero durante el embarazo hay que añadir cuidados extras tanto para que la mamá como el bebé tengan una salud de hierro. Después de utilizar la calculadora de embarazo ya sabemos en qué período estamos y cómo actuar en cada uno. Tenemos que extremar el cuidado principalmente en la alimentación y en el ejercicio. A continuación os daré una pautas que podéis seguir las mamás que estéis embarazadas.

Cuida tu alimentación después de usar la calculadora de embarazo

Durante cualquier embarazo lo normal es engordar, este hecho no te ha de preocupar siempre que el médico no te indique lo contrario. Piensa que a tu peso normal has de añadirle el peso del bebé más los líquidos y todos los elementos nuevos que estás creciendo en tu interior para albergar una nueva vida. Tanto los padres como las madres sentimos la necesidad de incorporar hábitos saludables en este momento de nuestra vida. Una dieta de embarazada no dista demasiado de una dieta equilibrada normal. A pesar de esto debes evitar siempre:

  • Las bebidas alcohólicas
  • Carnes y pescados crudos
  • Leche o queso sin pasteurizar
  • Cafeína y teína
  • Tabaco
Cuida la alimentación
Durante el embarazo es muy importante que tengas una buena alimentación para que el bebé se desarrolle bien

Otros factores alimenticios a tener en cuenta

Es poco aconsejable, aunque no está prohibido, el consumo de:

  • Refrescos
  • Pescados azules como el atún
  • Embutidos y paté
  • Algas
  • Hígados
  • Bollería industrial o chucherías
  • Nueces de Brasil

Lo que siempre va a ser importante es tener una muy buena hidratación. Que no te importe llevar siempre una botellita de agua contigo para que nunca llegues a tener sed. Es recomendable beber mínimo ocho vasos diarios de agua. Incluso incrementarlos si estamos en épocas de mucho calor hasta doce vasos diarios.

Si nos cuesta mucho beber agua podemos combinarla con infusiones sin azúcar, agua de pepino o de limón. Podemos buscar alternativas como esas siempre que no tengan azúcares añadidos, cosa que en exceso os hará coger muchos más kilos de los debidos y ya bastante peso vais a cargar conforme el bebé vaya creciendo.

Alimentos grasos recomendados:

  • Carnes magras
  • Aceite de oliva
  • Frutos secos
  • Aguacate
  • Pescado blanco

Los alimentos ricos en fibra son muy recomendables ya que los episodios de estreñimiento son muy habituales entre las embarazadas. Por este motivo deberás añadir mucha fruta y verdura a tu dieta. Una muy buena opción son los batidos de frutas naturales ya que te aportan hidratación, fibra y una importante cantidad de vitaminas y nutrientes.

Es común durante los embarazos que te apetezca comer a deshoras y que a la hora propia de la comida no tengas mucha hambre. Lo mejor en estos casos es comer poca cantidad muchas veces al día. Y si te apetece algo de dulce siempre puedes hacer algún postre casero o comer un par de trozos de chocolate. Mientras no sea algo común en tu dieta incluso puedes comer algo de comida chatarra si el cuerpo te lo pide, pero no dejes que se haga costumbre. Procura encontrar alternativas saludables a tus antojos. Y siempre escucha lo que te pide tu cuerpo y tu bebé.

Vence la pereza y haz ejercicio

Si eres una persona muy activa en el mundo del deporte sabrás cuando tu embarazo empieza a limitarte en ciertos ejercicios. Lo recomendable si no eres una persona demasiado activa es que comiences con ejercicios de bajo impacto. Uno de los ejercicios más recomendables es el yoga, ya que ayuda a aumentar tu elasticidad y te ayuda a conocer y controlar cada parte de tu cuerpo, lo que te favorecerá en gran medida a la hora del parto.

Ejercicio para embarazadas
El yoga es de los ejercicios más recomendados para embarazadas por todos los beneficios que aporta a ti y a tu bebé. Además de prepararte para disfrutar más del parto

Un ejercicio muy bueno y muy sencillo son los ejercicios de Kegel que te ayudan a fortalecer tu suelo pélvico. Estos ejercicios los puedes realizar incluso estando sentada y son impresionantemente beneficiosos, incluso llegando a favorecer tus relaciones sexuales. De todos modos utilizando la calculadora de embarazo y conociendo en qué punto del embarazo estás podrás adecuar el ejercicio que vayas a realizar a cada fase de éste.

Necesitas descansar

Ahora tu cuerpo quema mucha más energía por lo tanto necesitarás descansar más tiempo y tener un sueño de calidad. Si tu ritmo de vida te lo permite duerme todo lo que te apetezca. Busca la posición que más se ajuste a tu descanso. Normalmente de lado es la mejor posición durante el embarazo, incluso puedes favorecer la posición con una almohada específica.

Si tienes sueños poco reparadores tendrás que buscar distintas alternativas como tomar una bebida caliente con miel antes de dormir, ponerte música relajante o incluso poner algún olor que te relaje en la habitación. Toda medida es poca si se trata del descanso que hará cargar las pilas de un cuerpo que estás creando una vida en su interior.

El estrés daña al bebé
Para que el embarazo transcurra con normalidad debes descansar cuando tu cuerpo te lo pida y evitar los momentos de estrés

Evita los momentos de estrés

Es normal querer tenerlo todo bajo control pero es imposible, siempre salen imprevistos y sólo te generará más estrés. Procura relajarte, ocuparte más y preocuparte menos. Infórmate en tu médico, a través de libros y pregunta a tus amigos y familiares para tener una visión más amplia de lo que debes saber. Apúntate a clases de embarazadas donde comprenderás que no estás sola, te solucionarás dudas y te tranquilarán tus temores. En estas clases también te preparan para el momento del parto, a ti y a la persona que te vaya a acompañar en ese momento.

Evita las situaciones que te desestabilicen y crea espacios de paz en tu casa, en el parque o donde tú estés relajada y feliz. Disfruta cada minuto de tu embarazo, solo dura nueve meses y debes aprovecharlo al máximo. No te exijas demasiado ni les exijas demasiado a los demás, todos somos personas.

Mímate

Piensa que todo lo que te pase a ti lo siente tu bebé, todo lo que ocurra durante el embarazo le ayudará a comenzar sus andanzas por este mundo. Por ello mímate y le estarás mimando a él. Si te apetece una tarde en el sofá o un paseo por la playa caminando hazlo y disfruta. Todas esas sensaciones se las transmites a tu bebé. Por esto debes evitar enojarte, eso también lo siente.

Haz lo que te apetezca
Escucha lo que tu cuerpo te pide a cada momento. Mímate y estarás mimando a tu bebé

Uno de los caprichos aconsejados para ti es una sesión de belleza facial y corporal. Una buena terapia de hidratación ya que con el embarazo cambia nuestra piel y su elasticidad.

Una nueva vida

No hay dos embarazos iguales, por eso aunque no sea el primero siempre vivirás cosas nuevas y maravillosas. No reglas escritas para todos los embarazos (exceptuando las comidas). Todo lo que te indicamos son recomendaciones generales importantes bajo nuestro punto de vista. Pero si utilizas la calculadora de embarazo podrás adaptar a cada etapa del bebé las pautas que creas conveniente seguir. Seguramente escuches o leas cosas que se contradigan, por ello ante la duda consulta a tu médico y utiliza tu sentido común. Muchas personas van a querer opinar sobre cómo lo estás haciendo o cómo deberías hacerlo, no te alteres y escucha solo lo que te interese. De cualquier modo tu experiencia va a ser única.

Aquí podrás saber cuáles son: Riesgos de un embarazo a los cuarenta