Cómo hacer un jabón de aloe vera y miel casero y fácil


¿Te gusta el mundo de la jabonería? Hoy te traemos un tema que seguro que te va a gustar, de esos que incluyes directamente en tus marcadores o favoritos de tu navegador o que imprimes para guardarlo en tu carpeta de “cosas que quieres hacer”. Te vamos a contar cómo preparar de forma natural y casera un jabón de aloe vera y miel, dos ingredientes que, combinados entre sí, te darán un aporte fantástico a tu piel y tu higiene.

Toma nota que empezamos ya con esta receta que no se come, pero que te encantará preparar.

Otros artículos de interés: Beneficios del aloe vera para tu belleza

Receta para preparar jabón de aloe vera y miel casero

La pulpa del aloe vera tiene unas propiedades fantásticas

¿Por qué hemos seleccionado este tipo de jabón casero y no otro? Es decir, ¿por qué optamos por el aloe vera y la miel y no hemos elegido otros ingredientes interesantes como la lavanda, las rosas o el aceite de oliva?

El jabón de aloe vera y miel es uno de los más fácil de hacer, pero también de los más útiles. Nos ayudan a regenerar la piel, hidratarla y darle luz. Además, no conoce de edades y lo podremos usar toda la familia.

Ingredientes:

  • Cuatro cucharadas de miel
  • Cuatro ramas de aloe vera (solo su pulpa)
  • 500 gramos de glicerina
  • 100 ml de aceite de oliva
  • La cáscara de un limón

Preparación:

Además de los ingredientes anteriormente indicados, en esta receta tan especial necesitaremos una batidora, un bol de cristal, un molde de plástico y el microondas. Lo tienes todo en tu cocina, ¿verdad?

Jabón casero beneficios
El jabón casero cuenta con múltiples cualidades que lo hacen mucho mejor que cualquier otro jabón comercial.

Pues manos a la obra. En el bol de cristal, introducimos el medio kilo de glicerina y lo derretimos en el microondas. Prueba con tres minutos a máxima potencia, debería ser suficiente, de todas formas si se queda todavía un poco entero, vuélvele a dar caña.

Cuando ya esté listo, sacamos el bol del microondas y añadimos la pulpa del aloe vera, la miel y la cáscara del limón rallada. Reservamos mientras calentamos unos segundos el aceite de oliva para que esté templado.

Coge la batidora: añade toda la primera mezcla y mientras vas batiendo, añade el aceite. Una vez preparada la masa, viértela en un molde de plástico y consérvalo dentro de la nevera para que se endurezca al menos, durante un día. Lo ideal es utilizar un molde con formas o incluso varios chiquititos por ejemplo con forma de corazón, de algún motivo navideño, etc. Puede ser un estupendo regalo y como ves es realmente sencillo de preparar este jabón de aloe vera y miel.

Si quieres, puedes añadirle otros elementos para que coja otro olor, aunque con la ralladura de limón que le hemos echado ya olerá estupendamente nuestro jabón de aloe vera y miel casero.

formas de tomar miel otras de las propiedades es el efecto cicatrizante
La miel no solo es buena para nuestra salud, también para nuestra belleza

 

Sigue leyendo: Beneficios de preparar jabón casero


Advertisements