Cómo hacer jabón casero de forma sencilla


Muchas personas jamás se plantearán cómo hacer jabón casero. Esto probablemente se deba a que piensan que es un gasto de tiempo y difícil de llevar a cabo, sin embargo, es todo lo contrario. Después de leer este artículo conocerás los beneficios, las herramientas necesarias y los diferentes tipos de jabón casero que puedes crear.

A la hora de responder al asunto de cómo hacer jabón casero, se usan ingredientes muy sencillos lejos de la química habitual como aceites y hierbas aromáticas, mejorando la salud, impidiendo el daño entorno y realmente asequible para nuestro bolsillo. Además, es una actividad que se puede compartir con los peques de la casa y un estupendo regalo. Hacer jabones caseros para regalar siempre será una idea fantástica que no pasa de moda.

Más remedios caseros: ¿Sabes para qué utilizar la pasta de dientes?

Jabón casero beneficios
El jabón casero cuenta con múltiples cualidades que lo hacen mucho mejor que cualquier otro jabón comercial.

¿Qué beneficios aporta el jabón casero? Procedimiento para hacer jabón casero

Cómo hacer jabón casero natural puede ser muy simple o algo más complicado, dependiendo de los procesos, ingredientes, materiales y elementos que se utilice. Una de las principales ventajas es que podemos crear un jabón casero con los ingredientes y fragancias que deseen. Esta elaboración nos permitirá obtener un jabón casero duro mucho más neutro que los que podemos adquirir en el supermercado. Las principales propiedades del jabón casero son:

  • Sus ingredientes. Normalmente, el jabón casero está hecho con aceites vegetales y mantecas, que son ricos en antioxidantes, vitaminas y nutrientes esenciales para mantener una piel sana. La piel es el órgano más grande del ser humano, así como la primera línea de defensa del cuerpo contra la deshidratación, la temperatura, las infecciones y sustancias nocivas; y mantenerla cuidada es imprescindible. Se dice que con su uso también aliviaremos la piel de los picazones, la sequedad y otras afecciones como eczema, psoriasis y acné. Si miramos los ingredientes de algún jabón líquido que tengamos por casa, veremos que superan los 20 componentes, algunos de ellos pueden resultar agresivos.
  • Aromaterapia. La aromaterapia forma parte de la medicina alternativa en la que se usa aceites de plantas para relajar la mente, músculos, calmar el estrés, reforzar el sistema inmonológico, etc. Al incluir estos aceites en el jabón, nos aprovechamos de sus cualidades.
  • Libre de pruebas. A diferencia de la cosmética más industrial, el jabón natural no necesita de un testeo en animales.
  • Más beneficioso para el medio ambiente. Al estar elaborado con productos naturales, su descomposición es mucho más sencilla y por tanto, menos perjudicial para la naturaleza. Reciclamos el aceite usado en vez de desecharlo, dándole un nuevo uso no culinario.
  • Permite retrasar el envejecimiento. Al usar aceites, se obtienen las propiedades nutritivas de vitaminas especialmente indicadas para cuidar la piel, evitando el deterioro celular e hidratando de la mejor manera posible la piel.
  • Un excelente pasatiempo que podemos compartir con otros miembros de la familia con ciertas precauciones, donde la creatividad es esencial a la hora de crear fragancias, colores y formas; mediante la mezcla de los diferentes aceites, esencias, etc. Además, es una fuente de negocio si se decide fabricar a más escala.
  • El jabón casero contiene glicerina. Se crea durante el proceso químico que ocurre durante el proceso de fabricación del jabón. La mayoría de los jabones comerciales extraen la glicerina del jabón y lo venden como un producto independiente, generalmente en cremas hidratantes o jabones líquidos hidratantes. De manera que el jabón comercial se queda en un mero detergente que deja la sensación de piel seca. Piensa en esa pastilla de jabón comercial agrietada por el paso del tiempo, se le ha extraído la glicerina.
  • Muy versátil. Puede usarse para lavar la ropa, la piel, cabello e incluso para mascotas. Se pueden agregar colorantes que permite jugar con los diseños de las pastillas, además si usamos moldes o creamos plantillas en relieve, se puede agregar palabras jabón. Una nueva propuesta para regalar, una manualidad llena de personalidad.

A continuación te enseñamos cómo hacer jabón casero en frío artesanal y también cómo fabricar jabón casero líquido o jabones naturales en caliente. Dos formas diferentes que te van a encantar: en cuanto le cojas el truco, verás lo fácil que es hacer tu propio jabón neutro. Te contaremos los ingredientes y materiales que vas a necesitar y por supuesto la receta del jabón casero.

Normalmente estos jabones naturales suelen ser mejor para las manos en concreto o la piel en general de todo el cuerpo, pero también podemos crear jabones naturales con aloe vera para el pelo, por ejemplo, o con aceite usado, otro de los ingredientes sanos y con muchísimos beneficios tanto para la piel como para el pelo.

¡Sigue leyendo y toma nota!

¿ Cómo hacer jabón casero ? Te contamos la receta de los jabones naturales. ¿Qué necesitamos?

Para el proceso de fabricación, es recomendable que el lugar donde se haga esté bien ventilado y libre de humedades. Se producen reacciones que liberan gases.

  • No se recomienda utilizar recipientes metálicos como el hierro o el aluminio, hay que optar por el plástico duro o el acero inoxidable.
  • Se precisa el uso de gafas y guantes de goma protectores, ya que la sosa caústica es corrosiva y debemos de evitar el contanto con la piel.
  • Cuchara de plástico duro y resistente al calor o de madera.
  • Un termómetro y batidora de mano que será de uso exclusivo.

¿Cómo hacer jabón casero en frío o en caliente, cómo lo preparamos?

Cómo hacer jabón casero en frío (jabón neutro casero): Medidas para hacer jabón casero en frío

  • 720 gramos de aceite de oliva, de coco y otros aceites si es para uso persona. En el caso de uso doméstico, utilizaremos el aceite usado.
  • 105 gramos de sosa cáustica, para el jabón de uso personal y 210 gramos si es para uso domestico.
  • 250 gramos de agua destilada. Antiguamente se utilizaba el aceite de lluvia.
  • De manera opcional se pueden agregar esencias aromáticas.
  • Entre un 5% y un 15% del peso del aceite usado, de hierbas aromáticas (menta, lavanda. romero, tomillo, etc.) u otros ingredientes tipo avena molida, miel, leche de cabra, aloe vera, etc.

¿Quieres saber cómo hacer jabón en frío? Te traemos la receta para hacer jabón casero en frío: Incluso en la cuestión de cómo hacer jabón casero en frío, por lo general se requiere un poco de calor; la temperatura se eleva por lo general a un punto suficiente para asegurar la fusión completa de la grasa que se utiliza. Las pastillas resultantes también pueden mantenerse en caliente durante un tiempo después de la mezcla para asegurar que el hidróxido se utiliza completamente.

Comenzamos nuestra receta del jabón artesanal en frío con la mezcla de la sosa con el agua, removiendo despacio evitando que se salga la mezcla y hasta que llegue a disolverse. Llegado a este punto, dejar enfriar durante unos 5 minutos. Mucho cuidado en este proceso, siempre será primero el agua y luego la sosa. Se liberarán algunos gases e incluso puede llegar a calentarse la mezcla, por lo que se hace imprescindible que el lugar esté bien ventilado y el suelo protegido.

Seguimos con el proceso para crear jabón artesanal en frío incorporando el aceite usado poco a poco, sin dejar de remover, sobre la mezcla que hemos obtenido anteriormente. En el caso de que el aceite esté muy frío o la temperatura ambiental es baja, será necesario calentar un poco el aceite pero que no llegue a quemar. Siempre hay que remover en el mismo sentido, si lo cambiamos, se puede cortar la mezcla. A los 30 minutos ya estará espesa la mezcla y puedes dejar que se termine de mezclar los componentes durante unas 8 o 12 horas, aunque habrá que batirlo brevemente unas 3 veces durante esas horas.

Mezcla jabón casero jabón natural
Obtenemos una mezcla que al endurecerse está lista para su uso. ¿Te gusta nuestra receta del jabón con aceite usado en frío?

Transcurrido este tiempo es hora de añadir flores, avena, aloe vera, miel, leche de cabra, esencias aromáticas, etc. Será necesario batirlo con una batidora de mano hasta crear una pasta homogénea, con todos los elementos de nuestro jabón bien mezclados y volcamos la mezcla en los moldes que tenemos asignados a tal fin. Si la superficie es porosa, deberemos cubrirla con algún film transparente.

A los 5 días, ya podremos cortarlo en trozos o sacarlo de los moldes, se cubre con un trapo y se deja madurar en un lugar bien ventilado durante un mes y medio, durante ese tiempo habrá que moverlo para favorecer el secado homogéneo. Así de fácil es conseguir nuestro jabón con aceite usado en frío.

Ya sabes cómo hacer jabón casero en frío artesanal, un método fácil y con un resultado espectacular. Personalmente, consideramos que el mejor ingrediente extra que le puedes a añadir a tu jabón casero artesanal en frío es el aloe vera, especialmente si tienes la piel castigada (seca, con quemaduras…)

Cómo hacer jabones caseros naturales: Método en caliente

Receta de cómo hacer jabón casero en caliente: Este método requiere menos tiempo de espera, ya que el proceso de saponificación termina cuando el jabón termina de cocerse. Con este método nos quedará un aspecto del jabón más rústico y artesano, no hay que esperar varias horas para que asiente la mezcla y el tiempo de curación dependerá de la cantidad de agua de la receta, y para la decoración es mucho mejor este método sobretodo si utilizamos ingredientes sólidos como pétalos de flores. Si tienes una Thermomix o similar por casa, puedes utilizarla para la mezcla. O puedes innovar y en lugar de hacer un jabón neutro, elaborar por ejemplo jabón casero de aloe vera en Thermomix. ¿Sabías que puedes usar tu máquina para hacer otras cosas aparte de comidas o bebidas?

Para este método, usaremos una olla y a fuego lento haremos el aceite con la manteca y la mezcla de sosa cáustica con el agua, con las precauciones del método anterior. Con la batidora en velocidad lenta vamos mezclando hasta conseguir una mezcla homogénea. Subimos un poco el fuego para cocinarlo y con la olla destapada durante media hora, se va moviendo la mezcla cada 10 minutos. Otros 30 minutos con el fuego bajado y tapado moviendo cada 10 minutos y la última media hora, con el fuego quitado y destapado removiendo cada 10 minutos.

Volcamos la mezcla en nuestro molde, dejando reposar unas 24 horas y ya estará listo. Esperamos que te hayan gustado nuestros métodos sobre cómo hacer jabón casero y los pongas en práctica. Te ayudarán a ahorrar dinero y a cuidarte de una forma sana y natural, además de potenciar tu imaginación y pasar un rato muy divertido.

proceso crear jabón casero
Una vez terminado todo el proceso, el aspecto es increíble por muy poco dinero y mucho más natural.

En casa podemos elaborar muchas de las cosas que compramos y por las que pagamos mucho más por ellas de lo que realmente vale. Además, al saber cómo hacer jabón casero en frío y en caliente lograremos mejorar también nuestra imaginación, las cualidades que fomentan las manualidades y creatividad y obtener piezas únicas. Cuando hayas hecho jabón neutro, si el resultado ha sido bueno atrévete con nuevos olores y texturas: aloe vera, limón, naranja o incluso fresa o chocolate. ¡Está en tus manos!

Pero además, te invitamos también a desarrollar tu imaginación no solo para crear la receta de los jabones caseros, también para pensar en qué más los puedes aprovechar aparte de para limpiar tu piel.

Y es que si miras a tu alrededor, no solo el jabón casero es algo a lo que le podemos sacar partido: también el champú para el pelo, el dentífrico para los dientes o incluso los ingredientes que habitualmente utilizas para tu cocina son otros de los elementos que puedes aprovechar para muchas otras cosas.

¿Te animarías a hacerlo todo en casa? Cuéntanos tus experiencias a la hora de hacer tu jabón artesanal en frío o en caliente o si has probado otros trucos para apostar más por lo natural y comprar menos productos ya elaborados de forma artificial. ¡Nos encanta compartir experiencias contigo!

Más trucos: Otros remedios caseros que te preguntarás por qué no conocías hasta ahora