Funciones del hígado: Descubre por qué es tan importante cuidarlo


El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, eso lo sabemos. Pero no muchas personas saben cuáles son las funciones del hígado siendo vitales para nuestro cuerpo. Y es por este motivo que en este artículo te hablaremos todo acerca de este órgano.

¿Qué es el hígado?

El hígado, es uno de los órganos más importantes que componen nuestro cuerpo. Este, se encuentra desde nuestra gestación y cumple múltiples funciones que nos garantizan una vida sana y estable. Con un peso de alrededor de kilo y medio, el hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo. Entre las funciones del hígado, están las relacionadas con la digestión, el metabolismo, la inmunidad y el almacenamiento de nutrientes dentro del cuerpo.

Funciones del hígado
El hígado es uno de los órganos más importantes que componen nuestro cuerpo.
Este, se encuentra desde nuestra gestación y cumple múltiples funciones que nos garantizan una vida sana y estable, como la producción de colesterol bueno y eliminación de toxinas en la sangre.

Estas funciones, hacen que o sea un órgano vital sin el cual los tejidos del cuerpo mueren rápidamente por falta de energía y nutrientes.Afortunadamente, el hígado tiene una capacidad increíble para la regeneración de tejidos muertos o dañados. Lo que lo hace, tener la capacidad de crecer rápidamente.

Para su correcta función, es indispensable mantener una ingesta estable de alimentos que le proporcionen los nutrientes y antioxidantes adecuados que garanticen su correcto desempeño. Entre los alimentos que lo benefician, están las verduras frescas y las frutas. Sin embargo, existen otros que lo perjudican tales como los que traen excesivos niveles de grasas que aumentan el colesterol.

Otro de los factores que obstaculizan el desempeño de nuestro hígado, son la vida sedentaria, alta en consumo de cigarrillos y alcohol. Estos nos traen días amargos si son muy frecuentes y pueden causarnos hasta la muerte.

Ubicación

El hígado es un órgano casi triangular, que se extiende a través de toda la cavidad abdominal justo inferior al diafragma. La mayor parte de la masa del hígado, se encuentra en el lado derecho del cuerpo, donde desciende hacia abajo, cerca del riñón derecho.

Es de textura muy suave, color marrón con tendencia a rosado. Está hecho de tejido conectivo. Esta cubierta está reforzada por el peritoneo de la cavidad abdominal, que lo protege y mantiene en su lugar dentro del abdomen.

Donde está el hígado
El hígado es un órgano muy parecido a un triángulo, el cual se extiende por toda la cavidad abdominal justo inferior al diafragma.
Este órgano se encuentra en el lado derecho del cuerpo, donde desciende hacia abajo, cerca del riñón derecho.

Principales funciones del hígado

¿Por qué este órgano se aloja en nuestro cuerpo? Y ¿Cuál es su verdadera función? Además de recibir la sangre de la arteria hepática que llega desde el corazón, transportada por la vena aorta la cual le proporciona el oxígeno para su correcto desempeño, este se encarga de diversos procesos metabólicos en la conversión de los aminoácidos no esenciales, para que estos sean utilizables y absorbidos por todo nuestro cuerpo. También, es el encargado de dar durante el ayuno los procesos de gluconeogénesis y citogénesis para el aprovechamiento de nutrientes almacenados y su perfecto uso.

La producción de la bilis, se encuentra entre las funciones del hígado más importantes. Ya que este líquido, es el encargado de llevar los desechos sólidos en forma de heces ya descompuestos durante el proceso de digestión. El mismo, separa los nutrientes aprovechables de nuestro cuerpo. Asimismo, repone y almacena los que necesitamos o los que están de sobra. El hígado, también participa en el desarrollo de ciertas proteínas que viajan a través del torrente sanguíneo en forma de plasma. Dando así, más nutrientes a otros órganos.

Si alguna vez has escuchado hablar del colesterol bueno, este órgano es vital en esa producción. Puesto que, les da a otros órganos energía en forma de grasa y les proporciona mayor contextura. La conversión cíclica del glucógeno en glucosa, es otro de los factores que nuestro cuerpo necesita para aprovechar los azucares y convertirlos en energía pura que da vida.

El procesamiento de la hemoglobina, es mayor en este órgano ya que es el principal órgano que lo almacena. El hierro que nos proporcionan los alimentos, es el elemento natural que este aprovecha. La depuración de fármacos y toxinas, es una de las más esenciales funciones del hígado. Al consumir altos contenidos en grasas u otros elementos como el alcohol y tabaco, contaminamos a todos los órganos. Es entonces, cuando el hígado se encarga de eliminar los agentes tóxicos que nos enferman de distintas maneras.

Consejos para proteger nuestro hígado

En primera instancia, ingerir alimentos que regulen las funciones del hígado son necesarios para su buen funcionamiento. Los alimentos que benefician al hígado son las verduras y frutas frescas que lo ayudan a mantenerse limpio y saludable. Entre ellos están los nabos, las ortigas, el diente de león, las alcachofas, el ajo y el perejil. Entre las frutas las manzanas, las zanahorias en jugo o zumo y combinadas en y ensaladas respectivamente, lo depuran de la oxidación y envejecimiento.

Alimentos para el hígado
Es importante consumir alimentos que regulen las funciones del hígado. Los alimentos que benefician al hígado son las verduras y frutas frescas que lo ayudan a mantenerse limpio y saludable. Entre ellos están los nabos, las ortigas, el diente de león, las alcachofas, el ajo y el perejil y entre las frutas las manzanas, las zanahorias en jugo o zumo y combinadas en y ensaladas.

Consejos para mantener tu hígado saludable

  • No bebas mucho alcohol. Puede dañar las células del hígado, y producirle hinchazón lo que se convierte en cirrosis. Una enfermedad que puede ser mortal. Esto incluye un máximo de 2 bebidas al día los hombres y 1 las mujeres.
  • Mantén una dieta saludable y haz ejercicio regularmente. Tu hígado te lo agradecerá. Mantén tu peso bajo control. Esto te ayuda a prevenir la enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD), una condición que conduce a la cirrosis.
  • Ten cuidado con ciertos medicamentos. Algunas medicinas de control del colesterol, pueden ocasionalmente tener un efecto secundario que cause problemas del hígado. Los analgésicos que contienen acetaminofén, pueden dañar tu hígado si los toma en exceso.
  • Aprende cómo prevenir la hepatitis viral. Esta es una enfermedad grave que daña considerablemente el hígado. Existen varios tipos. Puedes contagiarte con hepatitis A, por comer o beber agua en un plato o vaso de alguien que tiene el virus. También, puedes vacunarte si viajas a una parte del mundo donde haya brotes. Las hepatitis B y C se propagan a través de la sangre y fluidos corporales. Para reducir el riesgo, no compartas artículos personales como cepillos de dientes, afeitadoras o agujas.

QUIZÁs te interese leer también: Limpiar el hígado, una cuestión básica para adelgazar