Alergia al gluten: Un problema poco conocido


Para comprender en todo aspecto al gluten, es indispensable conocerlo a fondo y saber en qué nos beneficia y en que nos perjudica. El gluten es un conjunto de proteínas de tamaño pequeño, que vienen exclusivamente en alimentos como la harina. También, en distintos cereales como el trigo, el arroz, la cebada, la cerveza, el centeno y la avena. Sin embargo, algunas personas desarrollan un tipo de alergia al gluten sin percatarse de ello.

La alergia al gluten, así como otras alergias, se desarrollan cuando el sistema inmunológico del cuerpo se sensibiliza y reacciona excesivamente a algo en el medio ambiente. En este caso el trigo o gluten, que normalmente no causa ningún problema en la mayoría de las personas puede contrariamente en otras, sí hacerlo.

Gluten
La alergia al gluten se desarrollan cuando el sistema inmunológico se sensibiliza y reacciona excesivamente a este componente. El trigo o gluten, por lo general no causa ningún problema en la mayoría de las personas en otras puede hacerlo.

Ver también: Intolerancia al gluten: nuevos criterios

¿Qué es realmente el gluten?

El gluten está compuesto por prolamina, este grupo de proteínas vegetales, se encuentran en la mayoría de los cereales. En otros alimentos, recibe el nombre de gliadinas cuando se trata de derivados del trigo, por ejemplo. Otro de los componentes es la glutelina, la cual es derivada de las proteínas ramificadas de nombre esferoproteinas que se encuentran presentes en la cebada, la avena y el trigo.

De igual forma estas no se desprenden del grano en sí, sino que dependen de hasta un 80% de su composición. Todos estos componentes permiten la elasticidad del trigo. Nos permite manipularlo como masa a nuestro antojo para realizar pan y toda la gama de cereales y avena que conocemos en la actualidad.

En realidad, este alimento no es indispensable para el ser humano, ya que su valor nutricional de fibras y minerales es menor al que el cuerpo humano necesita. Este alimento o sus derivados antes mencionados, solo son usados por médicos nutricionistas para reducir los niveles de grasa. Ya que, de esta forma, podemos disminuir de peso. Como todos saben los cereales y todos los compuestos del pan se inflan dentro del cuerpo. Por consiguiente, sentir la sensación de llenura. Aun así, cuando no aporte los nutrientes adecuados. El consumo excesivo de trigo, tiende en algunas personas a desarrollar la alergia al gluten.

Por esta razón, puede traernos consecuencias que pueden empeorar nuestra salud en un futuro no muy lejano. Sobre todo, algunas personas que suelen seguir dietas estrictas sin basamento nutricional. Lo que se busca más bien, es apoyarse en un médico profesional. El uso de estos alimentos para dietas o para disminuir de peso, puede ser catastrófico para quien esté acostumbrado a ingerir otros tipos de minerales.

Compuestos del gluten
El gluten está compuesto por prolamina y la glutelina. La prolamina se encuentra en la mayoría de los cereales. Por otro lado la glutelina se encuentra en la cebada, la avena y el trigo.

Estudios médicos sobre la alergia al gluten

El neurólogo Marios Hadjivassiliou, descubrió en la década de los 90 que el gluten tenía efectos perjudiciales para la salud en aspecto neuronal. Recientes estudios médicos realizados por él mismo, explican que las personas que consumen en exceso este ingrediente tienden a perder control del equilibrio, coordinación de movimientos y eficiencia cerebral. Aunque no es una enfermedad como tal, se conoce como carencia de sensibilidad y respuesta motora.

El experto indica, que esta enfermedad o cuadro creado por la ingesta del gluten es regida por el organismo de cada ser humano. Por lo tanto, genéticamente existen individuos que pueden ser afectados en mayor manera más que otros por la alergia al gluten.

Síntomas generales del consumo excesivo de gluten

Ente los síntomas del consumo excesivo del gluten podemos encontrar los siguientes:

  • Dificultad para caminar en distancias largas. Al caminar grandes distancias se siente un cansancio como si en realidad se estuviese a toda prisa.
  • Caídas frecuentes debido a que perdemos sensibilidad en las articulaciones y músculos de las piernas, así como tensión de músculos y calambres.
  • Dificultad visual para determinar puntos lejanos, debido a temblores en la vista.
  • Trastornos visuales que nos conllevan a confundir colores y en un porcentaje reducido hasta en los sabores de los alimentos.
  • Movimientos en contra de nuestra voluntad de manos, piernas, hombros y de los ojos.

Todos estos síntomas son atribuidos a nuestro cerebro. El cual posee como todos sabemos neuronas, que a través de impulsos nerviosos o pequeños destellos de luz aplican energía y generamos movimiento de acción. Como el de nuestros ojos cuando lees este artículo.

Alergia al gluten
Entre los síntomas más frecuentes de la alergia al gluten están el dolor de cabeza, dolor de articulaciones, dificultad visual, entre otros.

Síntomas de intolerancia al gluten acorde a la edad

En los niños:

  • Diarrea crónica y estreñimiento que causa mala digestión.
  • Gases o pedos de malos olores.
  • Calambres comunes.
  • Adormecimiento de manos piernas, pies y dedos.
  • Distensión y dolor abdominal.
  • Dolores de cabeza.

En los adolecentes:

  • Diarrea continua.
  • Imposibilidad de crecimiento.
  • Ataques de epilepsia.
  • Dolor de articulaciones.
  • Ausencia de periodo menstrual y en adolescentes ya desarrolladas descontrol hormonal y crecimiento de partes como senos.
  • Dolor de cabeza.

En los adultos:

  • Flatulencias.
  • Pérdida de peso.
  • Osteoporosis.
  • Depresión y ansiedad.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Dolor de cabeza.
  • Migraña.

Todos estos cuadros son comunes en los periodos o edades antes categorizados. Pero, existen casos donde los niños experimentan dolores musculares y articulares aun sin actividad física excesiva. Las niñas que antes de su primer periodo menstrual presentan dolores y retraso del desarrollo, pueden desarrollar alergia al gluten.

Tratamiento para la alergia al gluten

El manejo de la alergia al gluten incluye evitar de forma estricta los ingredientes del trigo. Tanto en forma natural, como en los productos procesados. Se recomienda entonces la ingesta de productos libres de gluten. Una opción segura, para aquellas personas alérgicas. Sin embargo, debido este tipo de productos comercializados como “sin gluten”, también deben estar libres de centeno y cebada. Ya que además del trigo, también se deben evitar estos derivados. Cualquier persona con este tipo de alergia alimentaria, no debe confiar en una etiqueta “libre de” como un sustituto. Es imprescindible, la lectura completa de la etiqueta para verificar todos sus ingredientes.

Pan sin gluten
Las personas que sufren alergia al gluten deben ingerir alimentos libres de este componente.

Como mencionamos antes el gluten no es un alimento que nos mejora la calidad de vida. Solo nos beneficia en ciertos aspectos. Como, por ejemplo, para sustituir por otros alimentos con altos contenidos en grasa. Pero que, a la larga, debe ser bajo estricta supervisión médica. Así que, si padeces estos síntomas no dudes en hacerte un examen y ver si eres totalmente alérgico al gluten y sus derivados.

Te recomendamos leer: Galletas sin gluten, las mejores recetas