3 pequeños gestos que te salvarán de la temporada de resfriados


El frío ha llegado a la mayor parte del planeta. Y, con él, es habitual caer en resfriados y gripes, además de otras enfermedades víricas. Evidentemente, evitarlas es nuestra prioridad, ya que además del mal cuerpo que nos hacen tener, pueden entorpecernos nuestros planes: desde no poder ir a trabajar hasta chafarnos esa escapada de fin de semana que teníamos planeada.

Si quieres evitar los resfriados, hay tres pequeños gestos del día a día que puedes hacer y que te van a beneficiar mucho más de lo que te piensas. ¿No te lo crees? Ponlos a prueba y juzga por ti mismo.

Otros artículos de interés: ¿Qué tomo para el resfriado?

Pequeños trucos para evitar los resfriados

Enfócate en la Vitamina C

evitar los resfriados
La vitamina C la encontramos no solo la encontramos en las naranjas. Hay otros muchos alimentos con una gran proporción de ella

Retoma la sana costumbre de hacerte un zumo de naranja natural sin ningún tipo de añadido a mitad de mañana o para merendar. Además de ser saciante, te dará una buena dosis directa de Vitamina C. Eso sí, es muy importante que, como decimos, sea natural. Nada de zumo de bote: exprime tú mismo las naranjas y bébete toda tu salud.

El ajo, ese antibiótico natural que te ayuda a prevenir

evitar los resfriados
Si quieres saber cómo evitar los resfriados, el ajo será tu mejor amigo en esta temporada del año. Y, si mantienes su ingesta el resto de los meses, mejor que mejor

Por otro lado, ya sabes que dicen que es mejor prevenir que curar. Y, si hablamos de prevención, nada como el ajo. Sabemos que su sabor te puede resultar un poco desagradable, pero todas las propiedades casi milagrosas que tienen compensa ese minutito de esfuerzo. Toma un ajo cada mañana y verás los resultados. Si te resulta casi imposible tomarlo así, siempre puedes partirlo en trocitos pequeñitos y mezclarlo con alguna comida, por ejemplo, una tostada o una ensalada pequeña.

Cuidado con los cambios bruscos de temperatura

evitar los resfriados
No te olvides la bufanda en casa, será tu mejor aliada

Por último, pero no menos importante, este consejo no está relacionado con la alimentación, si no con tus hábitos del día a día. Cuídate y sobre todo cuida a tu cuerpo. Lleva siempre bufanda para proteger la garganta, que es la puerta de entrada de las enfermedades víricas y mantén tu cuerpo con calor, eso sí, evita los cambios bruscos de temperatura. Todos sabemos que cuando entramos a una tienda, la calefacción en esta época del año suele estar muy fuerte y al salir a la calle el impacto del frío es mayor. Por ello, cuando entres a un lugar con calefacción, quítate el abrigo y vuelve a ponértelo justo antes de salir para evitar ese choque. Si trabajas en un sitio donde la calefacción la puedes controlar tú, intenta no ponerla demasiado alta.

Y tú, ¿qué trucos sigues para evitar los resfriados? ¿Quieres compartirlos con nosotros y, entre todos, aprender a cuidarnos más y mejor?

Sigue leyendo: Remedios caseros para la tos seca