Evita los hongos en la piel siguiendo estas recomendaciones


Los hongos en la piel o infecciones fúngicas son muy comunes y se dan por diferentes razones. Se presentan en las personas cuando el hongo se instala en una zona del cuerpo. De esta manera, se aferra y evita que el sistema inmune lo maneje.

Generalmente, este tipo de infecciones se obtienen del aire, del suelo, del agua y de las plantas, espacios donde suelen vivir. Pero existe una serie de hongos que se producen naturalmente en el cuerpo humano. Unos son útiles, pero otros pueden ser nocivos y causar severos problemas en la piel.

Daño de los hongos en la piel.
Los hongos pueden provocar graves daños en la piel.

Por eso, nosotros nos encargaremos de explicarte cuáles son los riesgos de estas infecciones fúngicas  y cómo eliminarlos.

Por qué aparecen los hongos en la piel

Son infecciones obtenidas de esporas que habitan en casi todas partes. Por lo general, estas esporas son ingeridas mediante la respiración o exposición de la piel donde habita el hongo. Pero algunos se producen naturalmente en el cuerpo humano.

Algunos de estos hongos naturales como las levaduras, son inofensivos y pueden hasta ayudar a la digestión en el intestino. No obstante, una vez que su reproducción se sale de control o se da rápidamente puede generar problemas. ¿Cómo? Afectando la piel y el sistema inmunitario de las personas.

Esto pasa cuando las esporas de los hongos no crecen adecuadamente en la piel, reproduciendo una serie de infecciones dañinas. Los problemas generales que suelen causar este tipo de infecciones son:

  • El sobrepeso.
  • Mantener la piel mojada después del tomar una ducha.
  • Secarse la piel con toallas sucias.
  • El contacto directo con personas o animales que tienen una infección fúngica.
  • El contacto con objetos contaminados con hongos, como la ropa, sabanas o toallas.
  • Caminar descalzo sobre superficies húmedas como la ducha o piscinas.
  • La ropa ajustada bloquea la sudoración de la piel.
  • Tener enfermedades como la diabetes.
  • El embarazo.
  • Un sistema inmune bajo, como en el VIH.

Síntomas de los hongos en la piel y zonas más comunes

Existen diferentes tipos de hongos pero la mayoría presenta síntomas similares. Una de  las principales señales que se presentan cuando hay este tipo de infección es el enrojecimiento y la comezón. También se pueden distinguir algunas manchas, erupciones en la piel o descamación. Otros signos de hongos en la piel son:

  • Puntos o granos rojos.
  • Círculos o anillos con bordes rojos en la piel, con un centro claro.
  • Sensación de piel escamosa en algunas zonas.
  • Manchas rojas.
  • Piel irritada.
  • Cambios bruscos en el aspecto y olor de la piel.
  • Granos con pus.
  • Erupción en los brazos, piernas u otras zonas como la cara.
  • Manchas de diferentes tonos: rosadas, blancas u oscuras.
  • Picazón o comezón constante en la zona afectada.
  • Ampollas.

Con regularidad, estos síntomas varían ligeramente dependiendo de cada persona.

Alimentación y hongos, ¿cómo se relacionan?

Son muchos los alimentos que ayudan a prevenir enfermedades o problemas en la piel. Y, para las infecciones fúngicas, también existe una variedad de alimentos, hierbas y especias que lo combaten.

Son cada vez más las personas que usan alimentos anti-fúngicos para evitar padecer de estas infecciones y hongos. Aunque la mayoría no cuenta con una investigación científica que compruebe su efectividad, son seguros y no tóxicos. De manera que las personas no tienen que preocuparse si decide usar alguno de ellos como un método para eliminarlos.

A continuación, te presentamos una lista de los alimentos anti-fúngicos que puedes consumir para evitar y combatir el hongo de forma natural:

Canela

La canela es una especia antiinflamatoria y también fungicida, que funciona igual que el ácido caprílico. Con ella se pueden eliminar las células de levadura que afectan la piel y causan el hongo. Es recomendable para afecciones como la candida.

El té en sus presentaciones blanco, negro y verde, así como el té oolongm, cuentan con componente importantes. Entre ellos el tanino, que es una sustancia anti-fúngica. No obstante, se recomienda que estos se consuman acompañados de especias como la canela y los clavos de olor. Ya que son sustancias fungicidas que opacan los niveles de flúor que contiene el té.

Sigue leyendo: Té de jengibre y canela: receta, beneficios y contraindicaciones

Jengibre

El consumo de jengibre funciona como un excelente desintoxicante para el hígado y como acelerador del flujo sanguíneo. Asimismo, este ayuda a mejorar el sistema inmunológico y el sistema digestivo. Contiene propiedades que relajan y tratan las inflamaciones del tracto intestinal que se producen por hongos como la cándida.

elimina los hongos en la piel
El jengibre tiene propiedades que eliminan a los hongos.

El uso de este alimento para tratar o combatir los hongos en la piel o infecciones fúngicas pueden ser variadas. Pero, una forma simple de hacerlo, es agregando el jengibre en tu cocina. Se puede encontrar en presentaciones como mermeladas, polvos e incluso té.

Realizar infusiones con esta sustancia o mezclarlo con otros alimentos fungicidas como el limón, aumenta la efectividad.

Cebolla

La cebolla sirve como repelente para diversas infecciones como las parasitarias, bacterianas y las fúngicas. Este alimento ayuda a disminuir los líquidos excedentes en el cuerpo que tienen hongos en la piel como la cándida.

Ajo

Las propiedades anti fúngicas que contiene el ajo son recomendables para tratar y combatir la cándida. El ajo ayuda a incrementar las bacterias buenas en el sistema digestivo, mejorando la salud del colón y del hígado. Ofrece al organismo un excelente poder desintoxicante.

Solo basta con usarlo todos los días como aliño en tus alimentos. O, si te atreves, puedes triturar dos o tres dientes de ajo e  ingerirlos como jugo fresco. Mezcla tres dientes triturados con agua y tómalo por tres días para combatir los hongos en la piel. Ten cuidado al hacerlo en ayunas, ya que el ajo puede ser muy fuerte para tu estómago.

Tratamientos médicos y naturales para los hongos

Para erradicar los hongos en la piel hay diversos métodos y terapias tanto farmacológicas como naturales. Las terapias naturales incluyen:

Sal de mar

Aplica toques de sal de mar diariamente en la piel afectada, porque elimina los rastros del hongo. Para esto debes diluir una cucharada de sal del mar en un vaso de agua y usarlo varias veces al día.

Agua de playa

El agua de playa es efectiva para eliminar los problemas en la piel. No dudes en ir a la playa si estás cerca.

Sábila

Las propiedades de esta planta son perfectas para el cuidado de la piel. Aplica su baba directamente en el hongo y déjala secar.

Existen diversos anti fúngicos que se aplican tópicamente y son de fácil acceso en el mercado. Las terapias farmacológicas incluyen:

  • Cloridrato de butenafina.
  • Clioquinol.
  • Haloprogina.
  • Nitrato de miconazol.
  • Tolnaftato.
doctor para el hongos en la piel
Si el hongo no desaparece, consulta con un dermatólogo.

Como la mayoría, se recomienda su uso por dos o tres semanas para desaparecer rastros de hongos en la piel. Debes saber que dependiendo de la intensidad del hongo el tratamiento surtirá efecto en un periodo de tiempo determinado. De igual forma, si observas que no desaparece, consulta con un dermatólogo.