Estrés y dolor de estómago, ¿cómo se relacionan?


Exceso laboral, actitudes obsesivas por los detalles y mala alimentación son algunos de los hábitos no saludables que repercuten en el bienestar general. Varios de ellos juegan un papel importante en la relación entre el estrés y dolor de estómago.

Tal como en cualquier situación, para dar solución a un problema, hay que reconocer su raíz. Es propicio sincerarte con el tipo de rutina que llevas, a partir de entonces, podrás avanzar en búsqueda de un adecuado tratamiento.

Sea de tipo natural, alternativo o farmacológico, cualquiera de ellos puede proveerte de alivio, siempre y cuando sea el indicado para atacar la razón detrás de esa molesta relación entre el estrés y el dolor de estómago.

Cómo atender el estrés y dolor de estómago
El estrés es una alteración de alto riesgo porque puede afectar tu sistema por completo.

Emociones y alteraciones estomacales

El organismo humano es un sistema: desde el más mínimo elemento, tiene la capacidad de disparar una reacción que afecte el resto del conjunto músculo-esquelético. 

Dentro de la medicina oriental se reconoce el poder de las emociones en el bienestar. Específicamente, la influencia de los sentimientos de frustración sobre el funcionamiento de los órganos y de las vísceras.

No saber desconectarse del trabajo o dejarse llevar por preocupaciones financieras tendrá una sintomatología a nivel físico en menos de lo que esperas. De hecho, su principal reflejo es el dolor de estómago emocional.

No dejemos el estrés a un lado

Más que un estado emocional, el estrés es una alteración de alto riesgo porque puede afectar tu sistema por completo. Además de las afecciones estomacales, es posible que influencie el funcionamiento de otros órganos vitales, tales como:

  • Hígado.
  • Sistema nervioso.
  • Intestino delgado.
  • Riñones.
  • Vejiga.
  • Sistema cervical y lumbar.

Dolor de estómago y la espalda

Una molestia estomacal puede afectar la sanidad de todo el organismo, incluyendo el bienestar de la columna vertebral. El cuerpo humano es un sistema, así que la mínima incidencia genera un efecto dominó.

El dolor de estómago provoca también dolores en la zona dorsal, cervical y trapecio del lado izquierdo. 

Es por ello que resulta necesario encontrar tratamiento para la molestia inicial. Pero además para lidiar con el resto de las zonas, que posiblemente hayan sido afectadas de forma secundaria.

Hernias discales a causa del dolor de estómago por estrés

Cuando el estómago se inflama, produce una dolencia que altera el resto del sistema músculo-esquelético. La tensión muscular se eleva, comienzan los espasmos y los primeros propioceptores que reciben ese efecto son los de la columna vertebral.

Cuando se afecta la posición de una vértebra, tiene entre sus consecuencias una alta presión de los discos lumbares. Esto ocasiona su deshidratación y una consiguiente protrusión, mejor conocida como hernia discal.

Dolores ocasionados por afecciones estomacales

Las hernias ocasionadas por la relación entre el estrés y el dolor de estómago son solo el comienzo. Existe toda una gama de molestias que afectan tanto las articulaciones como grupos musculares de nuestro sistema. Recordemos que todo se conecta.

Esto se debe a que la disfunción en el punto inicial tiene una incidencia en el aumento de las toxinas y la nutrición de los tejidos. Asimismo en la alteración del tono muscular. Es de esperarse que junto a las hernias devengan:

  • Contracturas musculares.
  • Bloqueos articulares.
  • Lumbalgia.
  • Cervicalgia.
  • Dorsalgia.
Características del estrés y dolor de estómago
El dolor de estómago provoca también dolores en la zona dorsal, cervical y trapecio del lado izquierdo.

Plantas medicinales para disfunciones estomacales

Una de las alternativas para aliviar los efectos del estrés y dolor de estómago son las plantas medicinales. Ellas contribuyen en la desinflamación del órgano y alivian la flora estomacal.

Enmarcadas en la fitoterapia, las plantas medicinales se prestan para controlar el ardor y el nivel de acidez estomacal. Su efecto se potencia si se acompañan de una nutrición balanceada.

Estrés y dolor de estómago: mejora tu alimentación

Cuando comes saludablemente aumentas tu calidad y esperanza de vida. Te mantienes en condiciones óptimas tanto a nivel físico como mental, pues son innegables los efectos de la nutrición en el ánimo.

El cuerpo humano es sensible a cada alimento. Por ejemplo: el café, el picante o las carnes rojas repercuten de manera distinta en comparación con las frutas, carnes magras y los vegetales.

Así pues, es tan importante velar porque los alimentos que consumas sean de alta calidad nutricional. Además de eliminar los que ponen en riesgo tu bienestar estomacal y salud general.

Tres alimentos básicos contra el estrés y dolor de estómago

Contar con una alimentación balanceada es el primer factor que incide en tu estado de salud. Así como aportan un beneficio para tu sistema estomacal y tracto gastrointestinal, también colaboran a la armonía de la psique. Los tres alimentos básicos contra el dolor por estrés que te recomendamos consumir son:

  • Pescado graso.
  • Avena.
  • Yogur natural.

Las grasas omega – 3 del pescado controlan los efectos del estrés y dolor de estómago. Todo se debe al contenido de ácido eicosapentaenoico y docosanhexaenoico que se encuentran en el salmón, el arenque y las sardinas.

Por su parte, la avena es un cereal rico en fibra que regula la digestión y desacelera el poder de las reacciones intestinales rápidas. El yogur natural mejora la salud integral por su aporte de pro-bióticos, de los cuales hay evidencia de que también inciden en la psique.

Alimentación contra el estrés

Y si de atacar de raíz el problema se trata, entonces es propicio que cuentes con una dieta contra el estrés. Los tres alimentos anteriores tienen una importante acción. No obstante, podemos complementar su efecto con otros como:

  • Frutos secos.
  • Aguacate.

Lee también:DOLOR DE ESTÓMAGO Y GASES, ¿CUÁLES SON SUS CAUSAS Y CÓMO EVITARLOS?

Además de aportar ácidos grasos saludables como Omega – 3, los frutos secos y el aguacate son dos de los mejores aliados para mantener el estrés y dolor de estómago alejados.

Principalmente, aumentan la dopamina en el cerebro. Esta es la hormona conocida por hacernos sentir bien con nosotros mismos, la hormona de la felicidad. 

Infusiones para aliviar el estrés

Ahora bien, si ya estás en medio de un terrible episodio de dolor de estómago por estrés, ayúdate con otros aliados naturales. Ciertas infusiones que aportan rápido alivio. Algunas de ellas son:

  • Manzanilla.
  • Pasiflora.
  • Anís.
  • Clavo.

La manzanilla es muy reconocida por el alivio que ofrece ante la alteración del sistema nervioso. Sin embargo, también regula el sistema estomacal y controla la acidez. Esta planta es antiinflamatoria y antiespasmódica.

Otra más popular por su aporte gastrointestinal es la pasiflora. Relaja, desinflama y controla los nervios. Tomarla tras cada comida favorece su acción, pero también es posible usarla en comprimidos.

El anís es una infusión apropiada para calmar el dolor de estómago tanto en niños como adultos. Beneficia la digestión y elimina los gases, al igual que la infusión de clavo de olor. Si ya sufres de la dolencia, consúmelo media hora antes de comer.

Curas para el estrés y dolor de estómago
Una de las alternativas para aliviar los efectos del estrés y dolor de estómago son las plantas medicinales.

Meditación y ejercicio contra el estrés

La meditación ha traspasado la barrera de formar parte habitual de los hábitos de una religión. Se ha convertido en una disciplina con efectos positivos tanto a nivel mental como físico.

Con la meditación, se logra regular los efectos del estrés y dolor de estómago. Justo lo necesario para que te mantengas de buen humor. Así podrás evitar toda clase de dolencias, entre ellas, el dolor de estómago.

Por otra parte, con solo 20 minutos de ejercicio a diario, podrás obtener grandes beneficios en tu lucha contra la ansiedad. Cuando entrenas, liberas endorfinas que contrarrestan el poder de las emociones negativas.

Reír hasta más no poder

Dicen que la risa es medicina y esto es totalmente cierto. De hecho, es el remedio más eficaz para aliviar hasta los estados más graves de ansiedad. Muchas veces, simples medidas te ayudarán a disminuir esa relación entre el estrés y el dolor de estómago.

Comienza por elegir una buena serie o película. Hay servicios que cuentan con puntuaciones y comentarios de los usuarios. Tómate el tiempo para escoger la que mejor te parezca y te haga reír para decirle adiós al estrés.

Sientes estrés y dolor de estómago, ¡a dormir como un bebé!

El insomnio o cualquier otro problema que afecte el sueño inciden desfavorablemente en el bienestar de tu mente y cuerpo. No dormir bien por al menos 7 u 8 horas, tiene efectos a corto plazo en el bienestar.

Y es que no solo importa conciliar el sueño. Un buen descanso debe ser profundo y favorecedor para recuperarte de las actividades realizadas durante el día. 

Carbohidratos y estrés

Ya sabes la importancia de la alimentación en la relación entre el estrés y el dolor de estómago. Sin embargo, tenemos que hacer énfasis en la necesidad de que te alejes de esos alimentos nocivos.

De todos, los de mayor riesgo son los carbohidratos simples. Estos solo incrementan episodios de nervios, estrés y ansiedad.