Cómo dormir mejor si las preocupaciones no te dejan conciliar el sueño


Dormir bien es clave para una vida feliz y por supuesto para una vida saludable. Sin un buen descanso, largo y reparador, no conseguiremos enfrentarnos a nuestro día a día, a nuestra rutina, y esto causará estragos no solo en nuestra salud física, también en nuestra salud emocional. Por ello, cada vez más personas vienen a nosotros preguntándonos cómo dormir mejor.

Lo cierto es que este es un tema muy peliaguado, ya que no solo depende de temas del ambiente que nos rodea o de nuestras posibilidades físicas, también el factor emocional influye mucho. Por ejemplo, si durante el día estás preocupado por algo y te llevas ese tema a la cama, te va a resultar muy difícil conseguir dormir bien. Puede ser que tarde mucho en caer en los brazos de Morfeo o puede que te desveles varias veces o, incluso, que el sueño no sea nada reparador y te despiertes peor de lo que te acostaste, más cansado y con menos ánimo para enfrentar tu día.

¿Te sientes identificado con estas definiciones? No busques más: hoy te contamos cómo dormir mejor si son las preocupaciones las que no te dejan pegar ojo.

Otros artículos de interés: Triptófano para dormir

Cómo dormir mejor y alejar las preocupaciones

Crea el ambiente adecuado:

es malo dormir con el movil

A muchas personas les gusta ver la tele antes de dormir y por ello tienen un televisor en el cuarto. No es mala idea, de hecho, a muchos les ayuda a dormir y precisamente lo que les desvela es estar viendo una peli en el salón y levantarse para irse a la cama. En este sentido, eres tú el que debe determinar si te desvela más ver la tele en la habitación o en el salón.

De cualquier modo, lo que sí es importante es que en tu dormitorio tengas el ambiente adecuado para decirle al cuerpo que ya va tocando dormir. ¿Cómo? Luces tenues o totalmente apagadas, cama cómoda, calefacción puesta en invierno y ventilación en verano y, si ves la tele, un volumen bajito y un contenido que no haga cambios bruscos de sonido (tiros, gritos, etc., mejor lo dejamos para el día).

También te ayudará darte un baño caliente antes de dormir o tomarte un vaso de leche, son dos métodos que hacíamos de pequeños y que sin duda nos ayudan a dormir mejor.

Desconecta la mente antes de dormir:

alimentos dormir mejor dormir poco

Ya hemos preparado el cuerpo para dormir pero, ¿qué pasa con la mente? Esta es la más peligrosa, porque es la que es más difícil de desconectar. Si tienes algo que te preocupa o que te pone triste, te va a resultar bastante difícil poder olvidarte de ello y dormir.

Para esto, lo que necesitas es hacer ejercicios para desconectar. Te ayudará leer un libro que te entretenga pero que no te recuerde nada a tu fuente de preocupaciones, también practicar algún tipo de ejercicio de respiración profunda o incluso charlar con tu pareja o algún buen amigo, ya sea en persona si vives con él o mediante el móvil. Lo importante es que, en los minutos previos a tratar de dormir, trates de abstraer tu cabeza para que no caiga en el bucle de repasar todo aquello que te preocupa y que no te deja vivir tranquilo ni dormir como mereces.

No hay nada tan importante como para que no tengas el derecho de descansar, así que proponte que solo puedes pensar en ciertas cosas hasta llegada una hora. Después de eso, los fantasmas quedan fuera de tu mente.

Visualiza cosas bonitas:

Pasar una buena noche nos evitará problemas al día siguiente

Y al igual que te pedimos que visualices cómo los fantasmas quedan fuera, cuando poses tu cabeza sobre la almohada y apagues la luz para dormir, llega el momento de soñar despierto. Muchas veces, conseguirás llevar esos sueños de tu cabeza al mundo onírico y, ya te lo aseguramos, si consigues soñar con cosas bonitas, te despertarás con mejor estado anímico.

Para visualizar cosas bonitas solo tienes que imaginar una especie de película en la cabeza, donde tú eres el protagonista y donde te pasan solo cosas buenas, cosas que realmente deseas. ¿Tienes un sueño o un deseo muy profundo que te gustaría que se hiciera realidad? Visualízalo, piensa en ello, con detalle y poco a poco te irás quedando dormido con una sonrisa tan necesaria para afrontar el día siguiente.

Concéntrate, quizás al principio te cueste pensar en cosas bonitas si tienes preocupaciones que no se te van de la cabeza, pero ya verás cómo poco a poco consigues evitarlas y sustituirlas por algo que sí te hace feliz y te ayuda a dormir más contento y, por tanto, mejor.

Las preocupaciones se batallan con cosas bonitas, practícalo y hazte inmune a ellas.

La alimentación también te ayudará:

como dormir mejor ejercicios de relajación triptofano efectos secundarios

Otro punto que no solemos tener en cuenta pero que es incluso más importante que todo lo anterior, o al menos, igual, es la alimentación.

Una cena copiosa rica en grasas y precocinados o similares, es algo que a todos nos gusta. No hay mayor lujo que terminar el día de obligaciones dándonos el gustazo de comer lo que queramos. Sin embargo, a la hora de conciliar el sueño, esto nos va a pasar factura. En este sentido, si ya te cuesta dormir, rehúsa totalmente las cenas copiosas y opta por las ligeras.

Los alimentos ricos en triptófano te va a ayudar en tu propósito de cómo dormir mejor, incluso si tienes preocupaciones, las rutinas, el estilo de vida y la alimentación justo antes de irte a dormir te van a servir mucho para conseguir descansar y dormir. No te olvides que ambos factores son igual de importantes y que el sueño no se debería medir por la cantidad (que también) si no sobre todo por la calidad. Cuida lo que comes durante todo el día pero especialmente durante la noche y consigue dormir dormir.

No dejes temas pendientes para mañana:

6 pasos: Elige el colchón perfecto

Por último, si las preocupaciones de tu rutina son lo que te impiden tu propósito de cómo dormir mejor, deberías proponerte un cambio de rutinas y de hábitos. Si no tienes un problema grave reconocible, quizás tu problema está precisamente en una sobrecarga de tareas y obligaciones. La procastinación es un buen compañero cuando hablamos de cómo dormir mejor. ¿Qué significa esto? Nuestra frecuente manía de dejar cosas para mañana, para liberarnos hoy, produce precisamente el efecto contrario. No puedes vivir en un constante maratón, es cierto, pero si los días no te cunden, si siempre vas acumulando tareas para mañana a pesar de que hoy ya has tenido el día completo, quizás ha llegado el momento de empezar a liberarte de algunas de esas tareas.

Todos estos trucos te van a ayudar en tu objetivo de cómo dormir mejor. Recuerda: correcta alimentación antes de dormir, dejar fuera de la habitación los problemas, visualizar cosas bonitas, crear el ambiente adecuado y tratar de simplificar tu día y tu vida, dejando de lado aquellas tareas que no deberías hacer ni hoy ni mañana, simplemente, las que deberías eliminar de tu vida para poder vivir más tranquilo y más feliz. ¿Te apuntas al reto de volver a dormir bien de verdad y a descansar mejor para tener una mejor vida?

Sigue leyendo: Otros trucos para poder superar el insomnio