Estatinas y ateroesclerosis, una relación que te va a cambiar la vida


Quizás hayas oído hablar de un grupo de medicamentos denominados estatinas, aunque además es posible que lo consideres como un tema muy alejado de tu interés o necesidades. Sin embargo, puede que no sea así. Si no lo crees, presta atención a este relato, que puede ser el de cualquier persona.

También te interesará: Dieta contra el colesterol, ¡tú puedes con él!

…si aparece un aumento del colesterol en la sangre…

Y este es el caso de Pedro, por llamar a la persona de alguna manera, que no podía creer que posiblemente necesitara recibir un tratamiento a largo plazo con estatinas.

Era muy reacio a consumir medicamentos. A sus 43 años se consideraba una persona fuerte y sana. Llevaba una vida que consideraba saludable; consumía una dieta rica en frutas y vegetales, y escasa en grasas. No hacía ejercicios regularmente, pero tampoco creía que llevara una vida sedentaria, por lo ajetreado de su devenir diario.

Sin embargo, un examen médico riguroso, al que se había sometido para optar por un nuevo empleo, había revelado un aumento del colesterol en la sangre, a lo que se denomina hipercolesterolemia.

Comida chatarra y el colesterol
El colesterol malo se incrementa con el consumo de determinados alimentos que se consideran en el grupo de las comidas chatarra

El médico le informaba que la administración de las estatinas podría ser de gran ayuda en su caso, si los cambios en su estilo de vida fracasaban.

Sin embargo, todavía Pedro tenía dudas: ¿por qué el aumento de colesterol en la sangre era peligroso?, ¿por qué su aumento de colesterol en la sangre?, ¿por qué las estatinas podían ayudarlo?, ¿no habría otras opciones además de la estatinas?

Al continuar leyendo, encontrarás la respuesta a estas interesantes interrogantes. ¿Puede ser peligroso el aumento del colesterol en la sangre?

El colesterol es una sustancia lipídica o grasosa que desempeña diferentes e importantes funciones en nuestro cuerpo. Pertenece al grupo de los llamados lípidos esteroideos.

Como el resto de los lípidos o grasas, el colesterol no se disuelve en el agua, que resulta ser el compuesto más abundante de nuestro organismo. Por ello, el colesterol y los demás lípidos son transportados en la sangre, unidos a otras sustancias, fundamentalmente proteínas, formando estructuras denominadas lipoproteínas.

Las lipoproteínas pueden ser de diferentes tipos y cada una de ellas se diferencia ensu composicion quimica por los diferentes tipos de lípidos y proteínas que las componen.

Cuando el aumento del colesterol en la sangre se debe a un incremento de una lipoproteína denominada lipoproteína de baja densidad o LDL, la persona puede estar en riesgo de padecer de aterosclerosis y sus nefastas consecuencias. Debido a esto, al colesterol contenido en esta lipoproteína se le reconoce como “colesterol malo”.

Estatinas y arterioesclerosis
Las enfermedades cardiovasculares son consecuencia, entre otros factores, del desarrollo de la ateroesclerosis

La aterosclerosis puede provocar la obstrucción o cierre de las arterias.

Esto impedirá el paso de la sangre por las mismas y por lo tanto, su llegada a los órganos que alimentan, y que se dañarán por esta causa.

Si la obstrucción afecta a las arterias que alimentan el corazón, puede producirse un infarto cardiaco. También las arterias del cerebro pueden afectarse originando el infarto cerebral. Estas dos enfermedades están entre las primeras causas de muerte y de discapacidad en muchos países.

La dieta puede ser la causa del aumento del colesterol en la sangre.

Ante un aumento del colesterol en la sangre, primeramente se deberá imponer un tratamiento dietético.

¨Te motiva conocer el apoyo de dietas que posibilitan el control del colesterol¨
Cuando en la dieta ingerimos alimentos que contienen abundante colesterol, llega el momento en que se superan las necesidades que tienen las células del mismo. Entonces estas cierran las compuertas que les permiten captar el colesterol contenido en las lipoproteínas LDL, las cuales se acumulan así en la sangre. Por ello ocurre un aumento del colesterol en la sangre a expensas del “colesterol malo”.

¿Cuáles son los alimentosque pueden provocar aumento del colesterol en la sangre?

El colesterol es un lípido presente solo en alimentos provenientes de los animales. No lo contienen ni las frutas, ni los vegetales en su estado natural, es decir, si no le agregamos grasa animal al cocinarlos o servirlos.
Ejemplos de alimentos que se han relacionado con el aumento del colesterol en la sangre son:

la piel y grasa del pollo
las vísceras de los animales
la manteca
la mantequilla

¿Cuáles cambios en la dieta pueden disminuir el colesterol en la sangre?

Los cambios dietéticos fundamentales incluyen:

Disminuir la ingestión de grasas saturadas y colesterol
Aumentar la ingestión de grasas llamadas monosaturadas
Consumir pescados azules de 2 a 4 veces a la semana, o cápsulas de aceite omega-3
Ingerir fibra dietética
Ingerir carbohidratos complejos
Llevar una dieta que permita alcanzar y mantener el peso adecuado

Estatinas y dieta adecuada
Con una dieta adecuada se potencializa el uso terapéutico de las estatinas

Las estatinas pueden ayudar a combatir el aumento del colesterol en la sangre

En ocasiones ocurre como en el caso de nuestro hipotetico amigo Pedro, que a pesar de que llevaba una dieta saludable, con bajo contenido en colesterol y grasas saturadas, tenía un aumento del colesterol en la sangre.

Esto se debe a que la única fuente de colesterol en nuestro cuerpo no es la dieta. Si las células no disponen de colesterol, ellas son capaces de fabricarlo. Esto lo hacen a partir de una serie de reacciones químicas reguladas por la HMGCoA-reductasa, una enzima clave para la obtención del colesterol.

De esta manera, cuando la HMG-CoA reductasa está activada, ocurre la síntesis o fabricación del colesterol, pero si está inhibida no ocurre dicha síntesis.

En algunas personas, aunque se disminuya el contenido de colesterol aportado por la dieta, los niveles de colesterol continúan aumentados, a expensas de su fabricación por parte de las células.

De ahi que aunque se siga una dieta con bajo contenido en colesterol, los niveles de esta sustancia, pueden aun estar aumentados en su sangre. Y entonces puede ser conveniente inhibir la fabricación endógena del colesterol o propia de la persona.

Las estatinas tienen la capacidad de inhibir a la enzima que regula la fabricación del colesterol, y por ello son aliadas efectivas en el combate contra el aumento del colesterol en la sangre.

Ante la presencia de las estatinas, las células no pueden fabricar el colesterol. Entonces, abren sus compuertas para captar desde la sangre las LDL cargadas de colesterol. Así, las estatinas consiguen la disminución del “colesterol malo” en la sangre.

Las estatinas pueden provocar en la sangre disminuciones de más del 50% del “colesterol malo”. Un efecto importante adicional, es que estimulan el incremento en la sangre de una lipoproteína denominada HDL a partir de sus siglas en inglés, o lipoproteína de alta densidad.

La función de la HDL parece estar relacionada con la limpieza o eliminación del exceso de colesterol presente en los tejidos, y teniendo esto en cuenta ha recibido el nombre de “colesterol bueno”.

Es importante tener en cuenta también otros efectos beneficiosos de las estatinas que favorecen su acción contra la aterosclerosis, aun en presencia de un aumento del colesterol en la sangre. Ejemplo de ello son sus acciones antinflamatorias.

En personas que ya presentan la aterosclerosis, las estatinas también producen una disminución del volumen de la placa aterosclerótica.
Otro beneficio de interés que se encuentra bajo estudio, es el posible efecto de las estatinas en la disminución del riesgo de diferentes tipos de cáncer como el de próstata y el de páncreas. También se investiga su influencia beneficiosa sobre el desarrollo de enfermedades de la visión como la degeneración macular.

En el mercado se ofertan diferentes estatinas para combatir el aumento del colesterol en la sangre

Se han desarrollado numerosos medicamentos pertenecientes al grupo de las estatinas. Entre ellos tenemos:

Atorvastatina
Simvastatina
Pitavastatina
Rosuvastatina
Pravastatina

Las estatinas y el colesterol en sangre
Las estatinas inhiben la síntesis del colesterol por las células, las cuales se ven obligadas a captar las LDL desde la sangre, provocando su disminución.

Las estatinas pueden tener efectos adversos

A pesar de sus numerosos beneficios, la ingestión de estatinas tiene también sus efectos adversos, aunque estos no son comunes. Entre las reacciones adversas se encuentran:

Daño en el hígado
Miositis, o inflamación de los músculos
Rabdomiolisis, o ruptura de las células musculares

Estos efectos aparecen con más frecuencia en las personas ancianas, o en personas que sufren de varias enfermedades o ingieren diferentes medicamentos.

Existen otras opciones terapéuticas en lugar de las estatinas o en combinación con estas

Por los efectos antes mencionados y debido al hecho de que el tratamiento debe ser por toda la vida de la persona, la indicación de las estatinas en personas que no han presentado ninguna enfermedad relacionada con la aterosclerosis, es controvertida.

Existen diferentes opciones terapéuticas en dependencia de la presencia o no de otros factores de riesgo de aterosclerosis. También son útiles en personas que no han respondido adecuadamente a la ingestión de estatinas.

seguro te interesa conocer: como puedes bajar el colesterol sin hacer uso de medicamentos

Además de los cambios dietéticos mencionados, entre las opciones se encuentran:

Ejercicios. Ayudan a recuperar o mantener el peso corporal adecuado. En algunos casos producen aumento en la sangre del “colesterol bueno” mientras reducen el “colesterol malo”.

Otros medicamentos.

Entre ellos:
los secuestradores de ácidos biliares, como por ejemplo colestipol y colestiramina. Los ácidos biliares, sustancias importantes para la digestión de las grasas, se forman a partir del colesterol. Por ello el secuestro y eliminación de los ácidos biliares fuerza al organismo a gastar más colesterol para sintetizarlos y con ello disminuyen los niveles de este último en la sangre. Se pueden usar en combinación con las estatinas.

el ácido nicotínico. Se usa en personas que no toleran las estatinas o también conjuntamente con ellas cuando solas no logran disminuir el colesterol en la sangre.

el policosanol. Disminuye los niveles de colesterol en sangre y es antiagregante plaquetario, inhibiendo así la formación de trombos que obstruyen las arterias.

Complementos dietéticos. Incluye el uso de la fibra dietética ya mencionada y las margarinas comerciales con esteroles vegetales, entre otros.

Intervenciones. Para casos graves, que no resuelven con los cambios en el estilo de vida y los medicamentos, se utilizan tratamientos más invasivos como por ejemplo la eliminación de la LDL de la sangre a través de un procedimiento denominado aféresis de LDL. Otro ejemplo es el trasplante de hígado.

De todo lo planteado puedes suponer que aunque es posible que a Pedro le suministren estatinas para combatir su aumento del colesterol en la sangre, primero deberá ser sometido a un riguroso y detallado estudio por parte del médico. Será este quien deberá decidir cuál es el tratamiento más correcto, de acuerdo a sus características clínicas y de laboratorio particulares.

También habrás comprendido la importancia de que conozcas si tus niveles de colesterol en la sangre son normales o si debes someterte a exámenes para tomar medidas al respecto, entre las que ocupa un lugar destacado el uso de las estatinas.

Otros temas relacionados: Estilo de vida para bajar el colesterol