¿Es una estafa la dieta del grupo sanguíneo?


Aunque todos sepamos que para perder peso la mejor dieta es la que nos personaliza un nutricionista en función de nuestras necesidades y características personales, es innegable que la mayoría de nosotros hemos acudido alguna vez a Internet para buscar alguna dieta milagro que nos haga perder peso de forma rápida. Dietas monoingredientes o potencialmente peligrosas por la carencia de su valor nutricional están, sin embargo, entre las más seguidas.

Los peligros de las dietas monoingredientes

Una de las más antiguas pero que aún así no pasa de moda es la dieta del grupo sanguíneo. Criticada por muchos y alabada por otros cuantos, lo cierto es que no deja indiferente a nadie. ¿El grupo sanguíneo de una persona puede determinar su alimentación?

dieta del grupo sanguineo
¿Puede ser el grupo sanguíneo un factor suficiente para definir una dieta?

¿Qué es la dieta del grupo sanguíneo?

La dieta del grupo sanguíneo consiste en planificar un plan nutricional con alimentos permitidos, neutros y prohibidos en función del tipo de sangre de la persona. Ya solo con esta premisa podemos notar que habrá desajustes importantes. Dos personas de un mismo grupo sanguíneo pueden no compartir más similitudes que ésta y sin embargo, según esta dieta deberían seguir el mismo tipo de alimentación.

Así pues, hay cuatro variantes de esta dieta del grupo sanguíneo: Grupo A, Grupo AB, Grupo B y Grupo 0.

dieta del grupo sanguineo
Según tu grupo sanguíneo, podrías tomar unos alimentos u otros

Para conocer sus orígenes, debemos remontarnos a los años 50, cuando James D’Adamo argumentó que los grupos sanguíneos están basados en la evolución y que en base a ellos existen diferentes necesidades nutricionales. Médicos y nutricionistas de todo el mundo han descartado la teoría y han tratado de desmontar la dieta del grupo sanguíneo de la familia D’Adamo y sin embargo, 60 años después se sigue hablando sobre ella.

Las cuatro variantes de la dieta del grupo sanguíneo

Grupo A:

Entre los alimentos permitidos del Grupo A encontramos el bacalao, el salmón, las sardinas, el tofu, el aceite de oliva, los cacahuetes, las lentejas, las acelgas, el ajo, el brócoli, las uvas, las zanahorias, la piña, el café y el té verde. Por su parte, son catalogados como alimentos neutros (aquellos que podemos tomar pero de los que no debemos abusar) el pollo, el pavo, los yogures, el queso de oveja, las avellanas, las almendras, las nueces, los guisantes, las judías verdes, el arroz, el apio, el aguacate, la manzana, la pera, la albahaca y el vino blanco.

Entre los prohibidos, encontramos alimentos tan necesarios como las naranjas, el plátano, los garbanzos, la leche de vaca o la carne de ternera.

Grupo B:

Por su parte, el Grupo B cuenta con alimentos permitidos como la carne de cordero, de conejo, el lenguado, el queso de cabra, la leche de vaca desnatada, el arroz,la cebolla, la calabaza, el perejil o el té verde. Son neutros en este caso el chocolate, las pasas, los higos, las naranjas, el mango, la remolacha, las aceitunas, las patatas, los guisantes, las almendras, los quesos grasos, la mantequilla, los calamares o la carne de ternera.

Están prohibidos la carne de cerdo, las pipas de girasol, el pan, los tomates, el coco, la canela o las bebidas gaseosas.

Grupo AB:

En este grupo «mixto» entran como alimentos permitidos la carne de cordero, la carne de pavo, la merluza, las sardinas, los yogures, el queso mozzarella, las lentejas, las judías pintas, el arroz, la avena, el ajo, la berenjena, las uvas, la piña, el plátano, la mostaza y el té verde. Como neutrales, cataloga al café, el vino tinto, el chocolate, el azúcar, el brócoli, la col, el trigo, la quinoa, los guisantes, el aceite de linaza o los mejillones, entre otros.

Son alimentos prohibidos el pavo, la ternera, la mantequilla, la leche, los garbanzos, el maíz, la canela o el coco.

Grupo 0:

En la dieta del grupo sanguíneo, las personas con Grupo 0 deben consumir como alimentos permitidos principalmente carnes rojas, caballa, trucha, aceite de linaza, nueces, cebolla, puerro, calabaza, ciruelas, higos y agua mineral. Son neutros la cerveza, el té verde, el chocolate, la albahaca, los espárragos, los tomates, el conejo, el pollo, los guisantes y los garbanzos.

Están prohibidos todo tipo de lácteos, los pistachos, las lentejas, los cacahuetes, las naranjas, las mandarinas, el vinagre o el salmón.

dieta del grupo sanguineo
¿Conoces tu grupo sanguíneo?

Conclusiones sobre la Dieta del Grupo Sanguíneo

Queda en evidencia que la dieta del grupo sanguíneo es una dieta muy descompensada, sin ninguna evidencia científica y que prohíbe alimentos tan básicos como los lácteos, la carne o algunas frutas y verduras, mientras que aconseja el consumo de alimentos calóricos como el chocolate o el azúcar. De hecho, los expertos aseguran que llevar a cabo esta dieta durante mucho tiempo sería insostenible.

Las conclusiones son por tanto lógicas: la dieta del grupo sanguíneo es una estafa más dentro de las dietas milagro, que no solo no nos ayudará a adelgazar, si no que pondrá en riesgo nuestra salud al privarle de alimentos esenciales ricos en vitaminas y minerales que todo cuerpo necesita, independientemente de su grupo sanguíneo.

dieta del grupo sanguineo
La mejor dieta es aquella equilibrada que prohibe alimentos

La alimentación es salud: no te la juegues acudiendo a dietas de dudosa reputación con evidentes desequilibrios nutricionales. Acude a un especialista que te recomiende la mejor opción según tus características personales y con el mejor balance de nutrientes. Olvida dietas milagro como la dieta del grupo sanguíneo y comienza tu propósito de adelgazar con buen pie.

Tu salud a corto, medio y largo plazo te lo agradecerá y tu báscula también notará los efectos.