Berenjenas al horno: cuatro recetas tan fáciles que no lo creerás


No es la primera que vez que os traemos recetas con berenjenas, pero es que no podemos evitarlo, ¡nos encantan! Además de ser una hortaliza con unas propiedades increíbles, su sabor no deja indiferente a nadie ya te gusten o las odies hay que admitirlo: las berenjenas podemos prepararlas prácticamente como queramos, sólo hay que echarle imaginación. Hoy os queremos traer tres recetas muy fáciles y rápidas de berenjenas al horno, ideales para gastar esas berenjenas que no sabes cómo preparar, como acompañamiento de alguna de tus comidas, como cena o simplemente como plato principal porque te encantan como a nosotros.

También te interesará: ¿Conoces las propiedades de las berenjenas?

Beneficios de las berenjenas

Antes de ofrecerte nuestras cuatro mejores recetas con berenjenas al horno, te resumimos rápidamente los beneficios y propiedades de las berenjenas, un alimento exquisito que no debe faltar en tu mesa como verás a continuación.

Nos ayudan a reducir el colesterol: Son una alternativa ideal para aquellos a los que el doctor les ha recomendado vigilar su dieta para evitar que el colesterol cause estragos en su salud. Dos veces en semana es la cantidad recomendada para aprovecharlas con este propósito. Una idea para que no se hagan pesadas es tomarlas un día para cenar y otro día para comer como acompañamiento de un plato de carne o de pescado. Encajan perfectamente con todo, por lo que es muy fácil sacarles partido.

¿Buscas perder peso?: Evidentemente, depende el modo en que las cocinemos, pero las berenjenas por sí solas no tienen apenas calorías y mucho menos grasas, por lo que son ideales como ingrediente destacado en una dieta. Un poquito de pavo picado, sal y pimienta son una buena forma de acompañarlas sin sumar calorías al plato… ni a tu báscula.

Rica en Vitaminas: La berenjena, como casi todas las hortalizas/verduras, es muy rica en vitaminas. Entre ellas destaca la presencia de Vitamina E, con una alta concentración de antioxidantes.

Rica en ácido fólico: Como seguro que bien sabes, el ácido fólico resulta imprescindible no solo durante el embarazo, también en los meses previos a la gestación como un modo de aumentar las posibilidades de concepción y reforzar la calidad del embarazo. En este sentido, es recomendable que consuman berenjenas tanto hombres como mujeres.

Poder depurativo: Aunque no nos veamos por dentro, todos necesitamos desintoxicarnos, depurar y eliminar toxinas. No vamos a pedirte que lo hagas todos los días, pero al menos una vez al mes deberías darle un día de descanso a tu cuerpo. Eso no significa que tengas que comer mal: alguna carne a la plancha baja en grasas, berenjenas y agua con limón son los tres aliados perfectos para conseguir mantener tu cuerpo joven y limpio de impurezas.

¿Te has convencido ya de lo maravillosas que son las berenjenas? No te pierdas ahora sus mejores recetas.

Recetas con berenjenas al horno con miel y vinagre de módena

Este plato es muy sencillo y rápido de hacer y estamos seguros que se convertirá en uno de tus preferidos de tu libro de recetas particular. Acompáñalo con una ensalada durante el almuerzo o prepáralo para una cena ligera, ¡ve tomando nota! Las recetas con berenjenas al horno no solo están exquisitas, si no que nos aportan muchas propiedades y beneficios para la salud. En general, aunque depende de la forma de cocinarlas, son alimentos hipocalóricos, por lo que también puedes disfrutar de ellos incluso cuando estés a dieta.

Las berenjenas con miel al horno son una de las recetas más deseadas, ideales para ponerlas de entrante en cualquier ocasión, desde una comida de domingo hasta una cena de Navidad. ¿Quién puede resistirse a ellas? Nosotros no y tu familia seguro que tampoco. ¡Sin duda se chuparán los dedos!

Perfectas para cenas ligeras
Riquísimas berenjenas al horno con miel y vinagre de módena

Vamos a necesitar:

  • Una berenjena.
  • Miel.
  • Vinagre de módena.
  • Aceite y sal.

Cómo lo hacemos:

Lo primero que vamos a hacer es cortar las berenjenas en rodajas y meterlas en un cazo con agua y sal durante media hora. En este tiempo vamos a aprovechar para precalentar el horno a unos 180 grados. Es importante aprovechar siempre el tiempo de precalentamiento para hacer mientras otra parte de la receta: en la cocina, como en cualquier otro ámbito de tu vida, el tiempo es oro. ¡Apróvechalo al máximo!

Una vez trascurrido este tiempo, sacamos las berenjenas del agua y las lavamos muy bien bajo el grifo de agua fría por si han quedado restos de algo. A continuación las ponemos a secar en una fuente o un plato grande forrado con papel absorbente. Es importante que cuando las retiremos, nos fijemos que no se haya quedado pegado ningún trozo de papel, un pequeño despiste más común de lo que puede parecer que nos arruinaría nuestra receta de berenjenas al horno.

A continuación, cogemos una brocha y vamos pintando las berenjenas con aceite de oliva. Añadimos también una pizca de sal, pero ¡recuerda! Ya son saladas de po rsí, por lo que es mejor que te quedes corto a que te pases con ella.

Cuando las tengas preparadas, coloca las berenjenas sobre la bandeja del horno previamente cubierta con papel vegetal para cocinar. Así evitarás que se queden pegadas y además eliminarás el exceso de aceite. Programamos el horno a 180º durante 15-20 minutos y mientras tanto, continuamos con otra tarea.

Llega el momento de preparar la “salsa”. En un bol pequeño, mezclamos la miel y el vinagre, con una proporción de 2 cucharadas de miel por 1 de vinagre de módena. Mezclamos bien hasta que quede homogéneo y bien repartido.

Una vez que las berenjenas muestren un aspecto doradito, las sacamos del horno y las rociamos con esta mezcla. Si tienes un difusor mejor, pero si no también te puedes servir de una cucharita de café para que se reparta en igual cantidad por toda nuestra receta de berenjenas al horno.

¡Listo! Ya tenemos hechas nuestras berenjenas al horno con miel y vinagre de módena.

Berenjenas en el horno, recetas con tomate y queso.

Esta es una de esas recetas que es tan sencilla que te preguntas cómo no se te ha ocurrido antes. Ideal para los días que no tienes nada preparado, no tienes tiempo o simplemente no te apetece cocinar. Son perfectas para acompañar con una ración de patatas fritas. ¿No te apetecen unas berenjenas en el horno?.

Hay muchísimas recetas fáciles con berenjenas y esta es una prueba de ello. ¡Volverás a prepararla seguro!

Ideal para acompañar con una ración de patatas fritas
Deliciosa receta de berenjenas al horno con tomate y queso para los días que no tienes nada preparado

Vamos a necesitar:

  • Dos berenjenas.
  • Un bote de tomate natural triturado.
  • Queso rallado.
  • Orégano.
  • Aceite.
  • Sal.

Cómo lo hacemos:

En esta ocasión, comenzando cortando las berenjenas en rodajas para que se quite la parte amarga. Al partirlas y sumergirlas en agua aproximadamente durante media hora, las berenjenas pierden su toque amargo y se convierten en los ingredientes suaves y jugosos que conocemos. Es cierto que hay quienes se saltan este paso y simplemente las lavan bien a continuación, pero lo recomendable para que salga una receta redonda es prepararlas así. Igual que en la receta anterior, precalentamos mientras tanto el horno a 180 grados.

Una vez transcurrida la media hora, sacamos las berenjenas del agua, las lavamos y las dejamos secar sobre un plato o fuente con papel absorbente en la parte inferior. Recuerda evitar que se te quede papel pegado a las berenjenas. Cuanto más frescas están menos te costará quitarlo. ¡Vigila!

Con un pincel grueso, untamos las berenjenas en aceite de oliva y añadimos un poquito de sal (recuerda que son saladas de por sí, ¡no te pases!). Forramos la bandeja del horno con papel vegetal para cocinar y colocamos las berenjenas.

A continuació, volcamos poco a poco el bote de tomate natural sobre ellas.  La cantidad de tomate es al gusto, por lo que puedes echarle solo un poco o vaciar el bote completo, ¡tú eliges! Añadimos por encima especias (la pimienta, la albahaca y el orégano son las más recomendadas) y espolvoreamos una capa generosa de queso rallado por encima.

Las metemos en el horno y las dejamos hornear durante unos 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, ¡voilá! Ya tenemos nuestras berenjenas al horno con tomate y queso. Un plato sencillamente exquisito, muy barato, fácil de preparar y con un poder nutricional increíble. ¡Pruébalo y nos cuentas!

Tercera receta de berenjenas al horno: la prueba de que las recetas sencillas con berenjenas existen

Por último os traemos la sencillez hecha receta. Esta receta es tan simple que casi no se le puede llamar receta y a ti te parecerá que ni siquiera estás cocinando. Eso sí, te aseguramos que las berenjenas al horno de esta manera ¡están riquísimas! No hace falta complicarse la vida: a veces las recetas sencillas con berenjenas tienen más éxito que las que son más elaboradas.

Un plato muy sencillo de cocinar
Una manera muy simple de cocinar berenjenas al horno

Vamos a necesitar:

  1. Una berenjena por persona.
  2. Aceite.
  3. Sal.
  4. Orégano.

Cómo lo hacemos:

Todas las recetas de berenjenas al horno comienzan igual. Cortamos las berenjenas (en rodajas o en transversal, según cómo las vayamos a cocinar), las ponemos en agua y las mantenemos 30 minutos. Cuando las saquemos, ponemos a precalentar el horno 180º y mientras tanto lavamos las berenjenas y las dejamos escurrir sobre un plato con papel de cocina absorbente para que retire los restos de agua y no nos salgan las berenjenas aguadas.

Una vez estén listas, con un cuchillo realizamos pequeños cortes en cada mitad de la berenjena. Les añadimos un poquito de sal y aceite y orégano al gusto. Si te gusta la pimienta, también se la puedes añadir sin miedo. Las metemos en el horno durante 45 minutos y vamos vigilando que se queden doraditas sin llegar a quemarse. Si quieres, también puedes agregar queso rallado en la parte superior y terminar la receta con 5 minutos de gratinador.

Receta de berenjenas al horno fáciles: ¡añade carne a tu dieta!

La última receta de berenjenas al horno fáciles que te vamos a aconsejar que introduzcas en tu dieta por su gran valor nutritivo, es esta forma para aprender a cómo preparar berenjenas al horno con carne picada.

¿Quieres saber cómo hacer berenjenas al horno fáciles? Coge lápiz y papel (o la tablet, lo que más te guste :P) que comenzamos.

Vamos a necesitar:

  1. Dos berenjenas pequeñas
  2. 250 gramos de carne picada al gusto (puede ser ternera, pavo, pollo, cerdo, mixta…)
  3. 1 diente de ajo
  4. Nuez moscada
  5. Pimienta
  6. 3 cucharada de aceite
  7. 3 cucharada de vino blanco
  8. Queso rallado
  9. Nata
  10. Tomate frito
  11. Sal

Cómo lo hacemos:

¡Qué fáciles son las recetas de berenjenas al horno! Aquí te dejamos una cuarta prueba de ello con una receta deliciosa para tu dieta. Tiene más calorías que si tomas la berenjena sola cocida, eso es evidente, pero también te aportará un valor nutricional mayor al incluir la carne en esta receta fácil de berenjenas al horno.

Para prepararla, lo primero es lavar las berenjenas para eliminar posibles residuos que pudieran haber quedado tras su recolección. Ahora nos tocará cocerlas con un poco de agua con sal, en 10 minutos las tendrás listas.

Una vez que ya estén cocidas, las escurrimos y vaciamos su “carne” con una cuchara. Colócalas en una bandeja para horno… ¡y que empiece la fiesta!

Ahora nos toca preparar el relleno de nuestra receta fácil de berenjenas al horno. En una sartén, echamos la cebolla, el ajo y el pimiento (todo picadito muy fino) y la carne de la berenjena que hemos extraído anteriormente, junto con un chorrito de aceite. Dejamos que todo se sofría bien y cuando ya esté doradito, añadimos la carne picada y las especias junto con un toque de sal para salar la carne.

Mantenlo hasta que la carne cambie de color y ahora añade el vino blanco hasta que reduzca (sube el fuego para que se vaya el alcohol). Añade el tomate y la nata y mueve bien para que todo se integre.

Ahora, rellena las berenjenas, cúbrelas con queso rallado y hornea en un horno previamente precalentado, 15 minutos a 200º.

berenjenas con carne
Resultado de nuestra receta de berenjenas al horno con carne picada y queso. Así de ricas y fácil de hacer, lo mejor para tu dieta.

¡Y listo! Estas son las simples pero increíblemente buenas recetas de berenjenas al horno. Fáciles y deliciosas, lo mejor para tu dieta, tengas la edad que tengas. ¡Para chuparse los dedos y repetir!

Lo mejor de todo es que ahora sabes cómo hacer berenjenas al horno de forma fácil y tendrás en tu mano un menú muy completo nutricionalmente hablando y delicioso tanto si lo quieres hacer a diario para conseguir que los niños coman verdura sin protestar o incluso si planeas tener invitados en casa y quieres sorprenderlos sin ensuciar demasiado la cocina ni marearte con complicados platos que no sabes cómo van a salir.

Nosotros nos declaramos fans de las berenjenas, ¿y tú? ¿Has probado ya algunas de estas recetas o las cocinas de una forma diferente? ¡Nos encantaría que lo compartieras con nosotros!

Más recetas: Otras formas de hacer berenjenas en casa