Dormir mucho es tan malo como dormir poco


En estos días cuando podemos dormir mucho sin preocuparnos por alarmas y a cualquier hora del día, debemos prestar atención. En promedio se debe dormir al menos 6 u 8 horas durante la noche, si dormimos menos o más podría ser peligroso para nuestra salud mental y física.

Si no alcanzamos a tener un sueño de calidad en ese mínimo de horas tenemos problemas y si nos pasamos durmiendo más de 9 horas, también podemos sufrir algunos trastornos.

¿Y las horitas que dedicamos a la siesta? Dormir una siesta es saludables y hasta recomendables, con la condición de que no superen la hora y media.

dormir mucho

¿Qué consecuencias tiene dormir mucho?

Las horas que necesitamos dormir depende de la edad. Los recién nacidos, por ejemplo, pueden dormir más de 15 horas, mientras que los adolescentes hasta 10 horas y los adultos hasta 8.

Entonces, dormir mucho, significa descansar por más de diez horas por la noche y más de una hora y media en el día en promedio para los adolescentes y adultos. Hacer esto de manera frecuente puede ser riesgoso para nuestra salud física y mental. A continuación, te contamos cómo influyen negativamente estas horas extras de sueño en nuestro cuerpo.

Enfermedades cardiovasculares

Según la OMS, la principal causa de defunción en el mundo es la cardiopatía esquémica y el accidente cerebrovascular. Descansar bien es uno de los factores que ayudan a disminuir el riesgo de sufrir estas enfermedades.

Las mujeres tienen una mayor tendencia a dormir más, por lo tanto, es uno de los grupos más vulnerables.

Diabetes

Si dormimos más es probable que tengamos una vida sedentaria. La falta de actividad puede provocar el incremento del nivel de glucosa.

Trastornos cerebrales

La necesidad de dormir más tiempo hace que el cerebro funcione más lento. Mientras más horas extras duermes más se envejece el cerebro, generando dificultades para resolver las actividades diarias.

Las capacidades cognitivas, como la memoria, concentración y resolución de problemas son las más afectadas.

Otra consecuencia más grave, indica que un poco menos de la mitad de las personas tienen el riesgo de sufrir un infarto cerebral o ictus.

En el siguiente artículo encontrarás: consejos de qué hacer para prevenir el ictus

Niveles de colesterol

Depresión

Dormir muchas horas hace que disminuya la producción de serotonina, provocando que estemos de mal humor, depresivos y hasta con dolor de cabeza.

Tendencia al sobrepeso

Cuanto más tiempo estemos descansando menos tiempo nos quedará para estar activos. La falta de actividad generará un aumento del peso y un metabolismo más lento.

dormir mucho

Riesgo de envejecer prematuramente

No solamente el cerebro envejece sino todo nuestro cuerpo, corriendo el riesgo de morir de manera prematura. Especialmente si se tiene diabetes, un trastorno cardiovascular y obesidad.

Todas estas enfermedades están relacionadas con el exceso o déficit del sueño. Porque si no dormimos lo suficiente nuestro cuerpo sufre algunas modificaciones hormonales que nos obligan a comer demás, sentir irritabilidad y otros trastornos.

Por otro lado, si dormimos más horas de las que nuestro cuerpo necesita no puede generar las hormonas necesarias para mantener activo a nuestro cuerpo. Entonces todo lo que comamos se almacenará como reserva de energía en forma de grasa. Aumentando el nivel de colesterol, glucosa y disminuyendo la producción de serotonina, la hormona de la felicidad, permitiendo los estados depresivos.

¿Poner el despertador es la solución?

No, no es la solución. Dormir mucho en sí mismo, no es el problema, el responsable de los riesgos de salud es la razón por la que sentimos la necesidad de seguir durmiendo. La causa principal seguramente está relacionada con hábitos poco saludables.

Razones por las que necesitamos una siesta más prolongada

Una siesta de menos de una hora es suficiente para reponer energías. Si necesitamos más tiempo, puede significar que algo no está funcionando como debe ser.

Descanso nocturno insuficiente

Puede ocurrir que dormimos las horas recomendadas pero la calidad del descanso es mala a causa de un sueño muy fragmentado por apneas u otras razones.

Problemas hormonales o de nutrición

Algunos desequilibrios hormonales como la tiroides, puede provocar la necesidad de descansar más tiempo. Pero también la falta de algunos minerales como hierro, en el caso de anemia, o un nivel superior de calcio como es el caso de hipercalcemia.

Enfermedades

El exceso de sueño puede estar indicando la presencia de algunas enfermedades como diabetes tipo dos. Entre otras se encuentra los trastornos del sueño. Al no descansar bien durante la noche por la cantidad de veces que se despiertan necesita dormir más horas.

Depresión y dormir mucho

Al tener depresión no desea levantar de la cama, generando insomnio cuando debe dormir. Lo que puede generar un ciclo vicioso no saludable para la mente.

Medicamentos

Algunos remedios provocan un estado de somnolencia. Entre ellos se encuentran los antidepresivos, para evitar náuseas, analgésicos, antihistamínicos o pastillas para dormir.

Descansar bien nos mantiene alertas, de buen humor y concentrados durante todo el día. Además, reduce las posibilidades de sufrir obesidad y diabetes tipo 2 entre otras afecciones. Entonces, dormir el tiempo justo que nuestro cuerpo y nuestra mente necesita es la clave para sentirnos saludables.

En este artículo encontrarás algunos: consejos para dormir mejor.

: